Wallmapuwen ante la reforma al sistema electoral binominal

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

 

El Congreso ha aprobado la sustitución del sistema electoral binominal, por un sistema electoral proporcional moderado, a la vez que ha rebajado los requisitos para constituir partidos políticos, lo que permitirá crearlos en una sola región y con la mitad de las firmas que eran necesarias hasta ahora.

Como bien es sabido, el sistema electoral binominal fue concebido en la dictadura militar y tuvo por propósito construir un duopolio político que favoreció especialmente a la derecha, la cual simplemente obteniendo el 30% de los votos, lograba hacerse de la mitad del parlamento. Por su parte, la Concertación de Partidos Políticos tampoco manifestó una clara voluntad de cambio, impidiendo en los hechos la constitución de nuevas fuerzas políticas que renovaran el sistema. El binominalismo, sostenido por más dos décadas por ambas coaliciones ha marginado a las terceras fuerzas políticas y ha sido una de las causas más importantes en la exclusión de la representación mapuche en el parlamento.

Los elevados requisitos que el sistema político exigía para conformar partidos políticos, impedían que éstos se crearan a nivel regional, obligando a las fuerzas sociales representativas de intereses regionales o temáticos, a presentar candidaturas de manera independiente, limitando dramáticamente sus posibilidades de ganar elecciones contra listas binominales que sumaban sus votos internamente. La representación de fuerzas independientes en el parlamento continúa siendo marginal y con escasa incidencia, favoreciendo aún al centralismo.

En el mismo sentido, cabe recordar que una propuesta de autonomía regional y de un sistema de representación especial de los mapuche en el consejo regional de La Araucanía, ha sido presentando recientemente por la Comisión Presidencial para la Descentralización, lo que reafirma la necesidad de integrar a los mapuche en la vida política del país, centrando el ejercicio de sus derechos políticos en el territorio histórico: el Wallmapu, esto último no reflejado en la discusión de la reforma al sistema binominal.

Wallmapuwen estima que las reformas políticas aprobadas, sin ser las óptimas, representan una oportunidad para avanzar en la descentralización y en el proyecto de autonomía territorial para el Wallmapu que forma parte de sus objetivos políticos. Por lo mismo, anunciamos nuestro interés en iniciar un pronto proceso de legalización de Wallmapuwen como partido político, en vías de consolidar una alternativa de participación electoral que represente los intereses del territorio y de sus habitantes tanto mapuche como chilenos.

 

 

 

 

WALLMAPUWEN

Kizugunetuafiyiñ taiñ Wallmapu