Melipeuco: Nuevamente Alerta Roja por incendio en parque nacional y reservas de bosque nativo

Este miércoles 14 de febrero, de acuerdo con la información proporcionada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y difundido por ONEMI, se decretó  Alerta Roja en Melipeuco por incendio forestal denominado “La Baita, Parque Nacional Conguillío”, que consumía  menos de una hectárea de superficie dentro del Parque Nacional Conguillío según último reporte, sin embargo también existen afectaciones en predios particulares en zonas adyacentes.

“Con la declaración de la Alerta Roja, se movilizarán todos los recursos necesarios y disponibles, en apoyo adicional a lo ya desplegado por CONAF, Bomberos y el Sistema Nacional de Protección Civil. De esta forma, se actuará para controlar la situación, dada la extensión y severidad del evento”, indicaba la ONEMI  a las 21:28 horas del miércoles 14 de febrero de 2017.

La situación hizo recordar la devastación causada el 2015 a las reservas Tolhuaca, China Muerta, Conguillio, Malleco, Vilucura, Tracura en la Araucanía, donde se consumieron por voraces incendios miles de hectáreas de bosque nativo.

Según los datos entregados por Conaf en marzo del 2015, el incendio más agresivo fue el que afectó a China Muerta, el que involucró una superficie de 6.599 hectáreas de un total de 12.825, o sea, más del 50% de la reserva. Imágenes satelitales proporcionadas por el Laboratorio de Teledetección Satelital del departamento de Ciencias Físicas de la Universidad de la Frontera (UFRO) revelaron el punto exacto donde se iniciaron las llamas el 14 de marzo de dicho año, determinándose que fue intencional, sin embargo, aún se desconocen los resultados de la investigación por parte del Ministerio Público.

En el caso de las araucarias de China Muerta y Conguillío, de las 22 mil hectáreas posibles de dañar, el fuego afectó a unas 4.500, que equivalen a cerca del 25% de ellas

La araucaria o pehuén – pewen (Araucaria araucana) —es una especie arbórea perteneciente al género de coníferas Araucaria de la familia Araucariaceae. Es una especie arbórea endémica del distrito del Pehuén de los bosques subantárticos, en el extremo noroeste de la Patagonia argentina y en el centro-sur de Chile, estando distribuida en zonas muy restringidas de la cordillera de los Andes y, en menor grado, en la cordillera de la Costa de Chile, la que crece en terrenos arcillosos, rocosos y arenosos con buen drenaje, por lo común de origen volcánico, en alturas donde la nieve permanece sobre el suelo buena parte del invierno, y generalmente en lugares de bajas temperaturas estivales, asociada a bosques nativos mixtos o puros, especie que se encuentra protegida por Decreto Supremo y que fue declarada monumento nacional.

Cabe considerar que existe una mayoría de la población de Araucaria o Pewen que presenta una grave enfermedad que está causando grave daño y un gran número de muerte, razón por la cual se están realizando diversos exámenes, incluso en un laboratorio de Corea.

Sin embrago, en estos últimos años, considerando la intencionalidad de los incendios a este tipo de extensiones, se ha generado una serie de preguntas relacionadas a su verdadero nivel de protección, ya que en zonas donde existe alto interés minero, como Lonco Tiuque (Melipeuco camino a Icalma), con oro y cobre descubierto por la Minera “Lonco”, la Araucaria aparece como un impedimento para posibles explotaciones al no existir una real protección de los territorios y las reservas naturales más allá de los administrados por Conaf. Asimismo, aparecen las sospechas ante los asedios de latifundistas y empresarios en atención a sus proyectos de inversión, siendo indispensable que se redoblen los esfuerzos de vigilancia, control y la generación de nuevas políticas que posibiliten una real protección, considerando que se tratan de reservas y ecosistemas indispensables para la existencia.