Proyecto de juegos Mapuche de kurarewe: K.A.ITUN, KIMÜN AUKANTUN: (Aprender jugando), Awkantun mew, amuli kimün (En el juego se llega al conocimiento)

En la comuna de Curarrehue, a 30 kilómetros de Pucón en dirección a la cordillera, desde hace algunos años se viene realizando un trabajo de difusión de la práctica de juegos ancestrales mapuche, donde destacan los juegos de mesa y de estrategia como el Awarkuzen, Komikan y Kechukawe; los juegos infantiles como el Ñürü-kuram y el Maw-millan; los juegos deportivos de equipo como el Palin, Inao y el Pillmatun; el juego social del Lonkotun; los juegos de puntería como el Witxuetun y Lükaitun;  los juegos de combate y esgrima como el Llighkan, Makanatun y el Waikitun.

La práctica y recuperación de estos juegos son producto del trabajo de miembros de la Agrupación Lof Kumikir y su proyecto K.A.ITUN, (Kimün Aukantun/Aprender Jugando), encabezado por el profesor Williams Caamaño Cumiquir, el que desde el año 2013 trabaja con escuelas de la comuna donde destaca la Eco-Escuela Antu Mawida, y que usando de base el orden dado por Manuel Manquilef (1910), ha adaptado la práctica de juegos ancestrales para ser trabajados con estudiantes de Nivel Básico, llegando a recuperar la practica de 25 juegos (según el orden de Manquilef) y 11 técnicas de Kollellaulliñ (arte marcial mapuche), además desde el año 2015 junto a Fiestóforo y Victor Carilaf equipo de la página Kimeltuwe, han empezado a crear fichas y esquemas explicativos de los juegos, para masificar su práctica.

Se han realizado también dos “Aukantutxawün”, encuentros deportivos u olimpiadas escolares de juegos mapuche (2015 y 2016) y se acaban de adjudicar un proyecto FONDART para la realización del  “Külalelu Aukantutxawün” o tercer encuentro deportivo de juegos mapuche para el 2017.

Sobre este trabajo el kimelfe del lof kumikir comenta “consideramos que el juego es la primera instancia de aprendizaje, ya que en él se adquieren normas de comportamiento y formas de entender el mundo. Los antiguos mapuche tenían muchos juegos y al no tener reglas escritas, cada territorio tenía variantes de estos juegos, que lamentablemente fueron desapareciendo cuando Chile construye su identidad mirando a Europa, por lo que veían a los juegos indígenas como cosa de salvajes, y se imponen sin contrapesos los juegos y deportes extranjeros que aún conservan nombres en otro idiomas como; futbol, básquetbol, etc., mientras los juegos originarios que se practicaron por miles de años en este territorio desaparecen”.

A ello agrega: “Producto del proceso traumático de la pacificación y reducción, el pueblo mapuche comienza perder la alegría del ocio, ya no hay riqueza para solventar las reuniones deportivas antiguas, y en tres generaciones, como le ocurre a un niño que se enferma, la nación mapuche deja de jugar”.

Recuperación:

La recuperación de juegos que no se han practicado en más de 100 años y que ya nadie conoce, parte por un proceso de investigación sobre esta el kimelfe comenta: “la memoria oral conserva el palin y el awarkuzen, al ser juegos muy populares y que aún se practican, pero existía una gran vacío en otros juegos, como el pillmatun y el kechukawe que dejaron de jugarse a mediados del 1800 por la influencia extranjera y en el caso de los juegos de combate, el desconocimiento era total, yo pase por una larga etapa de lectura de fuentes bibliográficas, visitando diversos territorios, kimelfes y profesores, en el caso de los juegos de combate la historia mapuche recuerda los testimonios antiguos que hablan del viaje a puelmapu (argentina) para aprender las artes de la guerra liderada por el ñizol lonko Kalfukura y el paso por el “kura malal” lugar sagrado donde los guerreros fortalecían su cuerpo,.. de tanto buscar fui conociendo gente que estaba en la misma y me ayudo como la lamien Carolina Kurruf Poblete con los juegos deportivos y en puelmapu conocí al maestro Jorge Prina de Esgrima Criolla, cuyo trabajo es recuperar las prácticas de combate antiguas, mestizas como el pueblo, que mesclan armas de ambos bandos; lanza, boleadora, manta, rebenque, laso, cuchillo, facon y espada……

A ello agrega: “Un problema que se presentó fue que los materiales para practicar ciertos juegos, estaban mal descritos y no se mencionaba la forma de fabricarlos, en este punto los artesanos del Lof Kumikir fueron claves en la creación de prototipos de materiales como las boleadoras, las “pelotas de viento” de pillmatun y otros más que gracias al ensayo y error hemos podido mejorar”.

Práctica

Aunque la práctica de los juegos se dio inicialmente entre miembros del Lof Kumikir, una vez evidenciando la funcionalidad de estos se pasó a practicar con estudiantes de escuelas de Curarrehue, según el decir del kimelfe: “el apoyo de los miembros del Lof Kumikir fue clave y también de parte del alcalde de Curarrehue Abel Painefilo, quien apoyo desde el inicio el trabajo con escuelas municipales, también el trabajo en los ILM internados Lingüísticos de Mapuzugun organizados por la FEMAE, ha permitido difundir la práctica de estos juegos, cabe mencionar también el trabajo en las actividades de juegos mapuche realizadas por el IND, y la capacitación de juegos mapuche realizada por el MINDEP a finales de 2016, han sido diversos los lazos creados con organizaciones e instituciones para difundir la práctica de los juegos”.

 

Proyección

Al consultar sobre las proyecciones de este proyecto, el kimelfe declaró: “actualmente estamos trabajando en sistematizar los 12 juegos más representativos de cada etapa, para crear un texto a corto plazo que permita consolidar y valorar el trabajo realizado, ya que hay juegos que se han difundido rápidamente como el Maw-millan y el kechukawe, pero la gente no valora el trabajo de investigación que hay detrás del juego, tomemos como ejemplo el kechukawe, es un juego mapuche, el primer registro histórico es de 1650 y se dice que se jugó hasta mediados de 1800, yo conozco 4 variantes históricas, en estos últimos 2 años se crearon 4 variantes modernas, yo como kimelfe adapte dos variantes históricas y cree un tablero con forma de kultxun (2014), aumentado el número de jugadores de dos a cuatro para hacerlo más dinámico, tarde cerca de 4 años en reunir la información y adaptar el juego, hoy puedo enseñar el juego en 30 minutos o menos, he enseñado el juego y se ha difundido pero muchos no saben de dónde viene algunos creen que el juego siempre fue así”.

El proyecto K.A.ITUN se estructura en base a la idea de que la alegría de jugar puede ayudar a  sanar, aprender y crecer, permitiendo revalorar la cultura mapuche e incentivando el aprendizaje del mapuzugun.

La Agrupación Lof Kumikir, por medio de la Agencia Turismo Kir, ofrecen programas personalizados para grupos o colegios para la realización de talleres de los ancestrales juegos mapuche y actividades relacionadas con la cultura, senderismo histórico, la cosmovisión y la gastronomía mapuche.

 

Contacto:

https://www.facebook.com/groups/204892909542242/

Correo: kalfutraru@gmail.com

Cel +569 74797946