Lejano cumplirles a indígenas en la ONU

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

01/05/2017.- Por Genaro Bautista / AIPIN

 

Naciones Unidas, NY.- Medidas especiales que garanticen en los países del orbe la aplicación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, es la recomendación de delegaciones indias en el Foro Permanente para Cuestiones Indígenas.

 

Tanto en la inauguración, durante los trabajos y en la misma sesión especial de la Asamblea General en honor a los 10 años de la adopción de la Declaración de septiembre de 2007, los asistentes recalcaron que la brecha para el cumplimiento de los países con los pueblos indígenas, se percibe aún muy lejano.

 

El dirigente indígena Luis Macas del Ecuador, a nombre de los caucus de México, Centro y Sudamérica, expresó que para las sociedades originarias es impostergable el reconocimiento del derecho territorial: “o somos firmes en la defensa de nuestras tierras, aguas, recursos naturales, o nos extinguimos”, sentenció.

 

Ante un auditorio semivacío por desdén de gobiernos a la celebración, el líder ecuatoriano, exhortó a sus pares a seguir defendiendo su territorio, sus bosques, fortalecer su oposición a la explotación minera, a pesar de que sean criminalizados más fuertemente.

 

La batalla de los pueblos indígenas, no es de ahora en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), data de más de cincuenta años, según testimonios de nativos norteamericanos, australianos e incluso mexicanos.

 

Representantes de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AG), del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas (FPCI), del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (MEDPI), la Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (RE), coincidieron en alertar de la creciente criminalización contra los pueblos indígenas de parte de distintos países.

 

Tan solo, afirmaron, se tiene documentado el asesinato en 2016 de 281 hombres y mujeres en su mayoría indígenas de 25 países que cayeron por defender sus derechos y territorios.

 

Esto no se puede tolerar indicaron indignados, debe pararse la persecución, la criminalización, el encarcelamiento y asesinato de dirigentes y lideresas indígenas que se oponen al despojo y exterminio de sus pueblos.

 

En este sentido se pronunció el grupo de países amigos de los Pueblos Indígenas, encabezado por México, entre los que se encuentran, Guatemala, Colombia, Uruguay, Bolivia, Australia, Dinamarca, Finlandia, Nueva Zelanda y Noruega.

 

Nuvia Mayorga, Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) de México, a nombre de estos países, expuso que es importante un acuerdo integral para el reconocimiento de los derechos colectivos.

 

Indicó que los pueblos indígenas registran mayores desventajas en desarrollo en particular las mujeres y niñas.

 

Nuvia Mayorga Delgado, llamó a renovar compromisos incorporados en la Declaración de Naciones Unidas para una plena participación de los pueblos indígenas dentro de la ONU.

 

Uno de los desafíos de la aplicación de la declaración expresaría el MEDPI, es que los países incorporen en sus legislaciones el reconocimiento de los derechos indígenas.

 

La Declaración- asentaron distintos oradores de las siete regiones del mundo- es la culminación de esfuerzos de liderazgos indígenas para terminar con las injusticias históricas: es la hoja de ruta para la reconciliación.

 

Subrayaron que es comprensible la férrea resistencia de los pueblos indios de su hábitat, porque sin territorios los derechos de las sociedades originarias no existen.

 

De ahí la alarma por la creciente criminalización de las dirigencias indígenas, quienes además exigen que cualquier proyecto que los involucre debe pasar por la consulta con consentimiento, libre, previo e informado.

 

Dado que es evidente la vulnerabilidad en que coexisten y a fin de una efectiva aplicación de la Declaración, debe asegurarse la asignación de recursos, voluntad política de los Estados, así como garantizar la representación política de los pueblos indígenas, dijeron.