Calentamiento global afecta fuertemente al sector pesquero

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Tras el lanzamiento del proyecto “Fortalecimiento de la Capacidad de Adaptación en el Sector Pesquero y Acuícola Chileno al Cambio Climático”, se dio a conocer la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la pesca artesanal en Chile debido a la influencia del cambio climático.

Chile es uno de los principales países productores pesqueros del mundo. Pero en los últimos años, esta actividad se ha deteriorado por este fenómeno climático, lo que ha afectado la producción de sardinas y anchovetas. Pero este no es el único problema. También hay menos ingresos en las comunidades pesqueras. Con la disminución de los recursos pelágicos, los pescadores han tenido que ajustarse a esta difícil realidad.

Por eso, este proyecto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) -recientemente lanzado- buscará desarrollar experiencias piloto en cuatro caletas del país e implementar un sistema de manejo de pesca y acuicultura con capacidades de adaptación al cambio climático. De esta forma, poder ayudar a estos trabajadores con nuevas tecnologías y buenas prácticas en la extracción pesquera.

La licenciada en antropología y representante de la FAO en Chile, Eve Crowley, explicó que este es un plan que les permite a los países poder enfrentar de forma planificada las amenazas que estos cambios ambientales están ejerciendo sobre la pesca.

“Este recurso constituye un elemento clave para la seguridad alimentaria, nutricional y socioeconómica, especialmente de los sectores más vulnerables que dependen directamente de los océanos, como la pesca artesanal”, afirmó la académica.

El presidente de Federación de Pescadores Artesanales del Bío Bío (Fedepes), Rosendo Arroyo señaló que les inquieta que se decretan vedas o restricciones para cuidar las especies. Además, criticó que anteriormente la variable del clima no había sido considerada por las autoridades a la hora de tomar medidas.

“Contra la naturaleza no se puede luchar y ha estado hace rato jugándonos malas pasadas. Vienen momentos en que nos cambia la temperatura de agua. Eso modifica el ciclo de vida que tienen las especies pelágicas, que viven menos”, indicó Arroyo.

Por eso, planteó que las autoridades debieran tomarse este problema en serio. “No sólo tienen que escuchar las recomendaciones de la FAO, que indican que hay que cambiar las bodegas y la clasificación de las embarcaciones. Más allá de eso, tienen que tomar en cuenta la presencia de los peces en sí”, apuntó el presidente de Fedepes.

Muchos de los recursos pesqueros del país, están bajo niveles de explotación que superan la capacidad biológica de los ecosistemas para recuperarse. Ante este complejo escenario, la dirigenta de Fedepes, Sara Garrido, afirmó que las organizaciones pelágicas están muy preocupadas y piden mayor atención.

“Se dice que los próximos años, incluso en el 2050 Chile se podría ver muy perjudicado con el cambio climático, pues las pesquerías pelágicas son muy sensibles, pueden sufrir desplazamiento, varazones y desove en otras fechas”, manifestó Garrido.

Según el Informe de Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura (SOFIA), se prevé que el fenómeno de El Niño dé lugar a una disminución del 2% en la pesca de captura mundial y que tenga repercusiones más intensas en la pesca de anchoveta en el Perú y Chile.

La idea de que este recurso pueda desaparecer de las costas del país alarma a los dirigentes de la Fedepes. Ellos solicitan un trabajo comprometido del gobierno para enfrentar esta situación, que podría traer graves consecuencias en el futuro.

  FUENTE: Constanza Romero, Radio Juan Gómez Millas.