Trabajadores de la salud manifiestan preocupación por conflicto estatal contra Pueblo Mapuche

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

“No podemos hablar de salud, no podemos hablar de metas sanitarias, no podemos hablar de sistema comunitario o familiar de salud, y finalmente no podemos hablar de modelos de salud intercultural, sin que antes resolvamos los conflictos de fondo que tiene nuestro país”.

   

DECLARACIÓN TRABAJADORES DE LA SALUD, TIRUA.

La Agrupación de Funcionarios de Salud Municipal que se desempeña en el territorio de Tirúa, queremos visibilizar y manifestar nuestra preocupación por la situación derivada del conflicto que el estado chileno mantiene contra el Pueblo Mapuche y que afecta directamente a gran parte de la población que hace uso del sistema de salud de la comuna.

Como trabajadores/as de salud Mapuche y chilenos que nos desarrollamos en Tirúa, queremos expresar nuestro sentir, en el contexto de represión que se está viviendo contra el pueblo Mapuche, ya que entendemos que para hablar de salud también debemos comprender que las injusticias y la violencia tienen una relación directa con el proceso salud enfermedad para niños, adultos y adultos mayores, afectando la sana convivencia de todos los que cohabitamos en el territorio.

Criticamos la falta de diálogo entre el estado y las comunidades, lo que se traduce en un constante clima de tensión, allanamientos a las comunidades, militarización de la zona, afectando el normal desempeño y funcionamiento de nuestro CESFAM y postas de salud, limitando el normal desplazamiento de los vehículos de urgencia, del traslado de pacientes con diálisis y el desplazamiento seguro de funcionarios y usuarios. Somos conscientes que esta situación se reproduce en un amplio territorio a lo largo de nuestro país.

Nos preocupa el grave estado de salud en que se encuentran nuestros hermanos mapuche, presos políticos, que llevan una extensa huelga de hambre de ya 114 días y que pone en riesgo sus vidas. Ellos exigen un debido proceso, juicio justo y la no aplicación de la ley anti terrorista.

No podemos hablar de salud, no podemos hablar de metas sanitarias, no podemos hablar de sistema comunitario o familiar de salud, y finalmente no podemos hablar de modelos de salud intercultural, sin que antes resolvamos los conflictos de fondo que tiene nuestro país.

Por último hacemos un llamado a las autoridades de gobierno para que se hagan cargo desde el punto de vista de la salud.

Tírua, 28 de Septiembre de 2017