Persecución a comunicadores mapuche: Criminalizando la palabra del Wallmapu

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Hace poco menos de una semana el Centro de Investigación Periodística CIPER, publicó un reportajecon una lista de nombres de periodistas y medios de comunicación que fueron investigados en el marco de la fallida operación Huracán, operativo policial realizado el año pasado por Carabineros de Chile, donde se detuvo a lideres y dirigentes mapuche.  Dos medios de comunicación ligados a dicho pueblo fueron mencionados en la investigación: Mapuexpress y Werken, ambos portales web con amplia trayectoria en el ejercicio informativo y en la construcción de opinión pública de las comunidades.

Por Juan Ortega Fuentes

Agencia Medio a Medio

Uno de los comunicadores mapuche mencionados en la investigación policial es Patricio Igor Melillanca, señalado como titular del servidor web de Mapuexpress, portal informativo mapuche que se sostiene desde el año 2000, con un extenso trabajo colaborativo desde diversos puntos del país, haciendo una cobertura seria y responsable de los temas que circulan en la opinión pública mapuche: medioambiente, derechos humanos, recuperación de tierras y sabiduría ancestral originaria. Melillanca no se sorprende de la investigación y las falsas pruebas de carabineros: “La policía chilena se ha acostumbrado a montar falsas realidades para incriminar a los mapuche”.

Richard Curinao -Werken.cl

Otro comunicador mapuche nombrado en las carpetas de la investigación presentada en el marco de la Operación Huracán es Richard Curinao Pallaleo. El director de Werken.cl sufrió el hackeo de su correo electrónico y además se le sindicó como organizador de actividades en contra de la visita del papa Francisco. Curinao señala que  “el objetivo de Werken siempre ha sido recoger las informaciones que provienen de las comunidades y acompañar sus reivindicaciones territoriales y culturales, ya con 7 años de trabajo hemos cumplido el rol de mostrar las reales noticias del wallmapu, con las voces de sus actores directos.”

Como es sabido, en enero pasado salió a la luz que las pruebas presentadas por la policía a la Fiscalía eran falsas, que el famoso software “antorcha” desarrollado por el cuestionado “especialista” civil Alex Smith, no cumplía lo ofrecido en materia de espionaje, y que los informes recibidos personalmente por el hoy ex capitán Leonardo Osses eran completamente inventados, evidenciando que se trataba de un burdo montaje policial para producir acciones judiciales afines a intereses de las policías, grupos de poder y empresas con profundas inversiones en la zona.

Se desestimaban así las violentas y mediáticas acciones policiales efectuadas sobre 8 líderes mapuches en septiembre del 2017, echando también por tierra la sospecha sobre la labor de los comunicadores mapuche. No obstante la relación establecida sobre pruebas falsas no es antojadiza y da cuenta de un patrón ya usado. La posibilidad de criminalizar a los comunicadores ligados a una demanda socio cultural, a base de mentiras y engaños, está presente siempre. La sensación de vulnerabilidad es total, aún cuando hace días se hayan producido las renuncias tanto del  ex General Director de Carabineros, Bruno Villalobos y el ex director nacional de inteligencia  Gonzalo Blu, la posibilidad de que se espíe ilegalmente a periodistas en el marco de una investigación y que más aún se ocupen sus nombres para inventar acciones terroristas.

Reportaje Ciper

Esta vinculación de reivindicaciones mapuche y comunicadores no es nueva, ya se había producido anteriormente en la detención del fotógrafo Felipe Durán  en el año 2015, y el acoso a varios comunicadores populares que han visibilizado diversas causas sociales, denunciando violencia y malas prácticas policiales.

Para profundizar sobre la persecución al ejercicio informativo del pueblo mapuche, JGM Radio conversó por separado con ambos comunicadores involucrados, respecto de este burdo intento de criminalización de la actividad periodística hecha desde un pueblo originario.

Patricio Melillanca – Mapuexpress

“Tanto Carabineros de Chile como las fuerzas armadas hoy se rigen por una institucionalidad dictatorial, no han tenido cambios en su estructura ni gestión, por lo tanto no es nuevo que usen este tipo de estrategias para deslegitimar a los que ellos consideras sus “enemigos”, es necesario investigar a estas instituciones para ver hasta que punto continúan permeados con estas prácticas de violación sistemática de DDHH”, señaló Patricio Melillanca, miembro de Mapuexpress.

Sobre los efectos de la llamada “operación Huracán” Melillanca enfatiza que “Estas investigaciones suceden sólo cuando quienes investigan tienen ordenes racistas, que sólo buscan criminalizar a un pueblo, no establecer la verdad”.

Richard Curinao, comunicador con vasta trayectoria y director de Werken.cl cuenta como fue hackeado su correo por parte de Carabineros de Chile implantando mensajes falsos, ligados a actividades terroristas, señalando el peligro de que la justicia se base en pruebas falsas:

Curinao además confirmó que ayer miércoles 13 de marzo interpuso una querella por daños y perjuicios contra quienes resulten responsables de la falsa acusación hecha en su contra: “Criminalizar el derecho a la comunicación mapuche no puede quedar impune, más cuando hay hermanos y hermanas que han pagado con cárcel estos falsos montajes”

Para Patricio Melillanca, lo complejo es que “estas situaciones queden impunes y no salgan a la luz los verdaderos responsables, generando una sensación de impunidad frente a un estado que usa las estrategias más bajas para conseguir resultados”.

Cabe destacar que la operación Huracán contó con la complicidad de extensas coberturas mediáticas por parte de canales de TV y medios comerciales, haciendo eco de pruebas judiciales construidas  en torno a mentiras. Medios que hoy han callado la verdad y la injusticia institucionalizada en contra del pueblo mapuche y sus plataformas de comunicación.