Villarrica y controversia por Centro cultural Liquén: Entre “aguas libres” y observaciones de “aguas limpias” por salmoneras

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Recientemente la organización Aguas Libres de Villarrica  emitió un comunicado público rechazando el término de comodato entre la Municipalidad de Villarrica y la Corporación Cultural Liquén, con respecto a la administración del Centro Cultural en dicha comuna. Frente a este pronunciamiento, también reaccionaron de manera crítica pero hacia la Corporación Liquén, personas naturales de esta localidad y especialmente la organización defensora del territorio de Chesque – Hualapulli, ya que identifican a  directivo dedicado a la acuicultura, en particular a empresas de pisciculturas vinculadas a la  industria salmonera, manteniendo conflictos con comunidades al considerarse que esta actividad genera focos de contaminación en diferentes cuerpos de agua e impactos territoriales, incluyendo el Lago Villarrica.

El Movimiento Ciudadano AGUAS LIBRES LAGO VILLARRICA emitió un comunicado público el 8 de junio de este 2018 con  su enérgico rechazo al término de Contrato de Comodato entre el Municipio de Villarrica y la Corporación Cultural Liquen, valorando y destacando la administración efectuada por la Corporación, indicada de excelente nivel profesional, agregando: “nos oponemos a que el Municipio desmantele el trabajo profesional de la Corporación Cultural Liquen y deje a los ciudadanos de Villarrica privados de su centro cultural”.

Frente a este pronunciamiento, fueron extendidas dos cartas de personas naturales habitantes de la ciudad de Villarrica y una organizacional rural. Las primeras planteando, respetuosamente,  observaciones críticas a la administración del Centro Cultural indicándose que estiman que no ha existido una participación activa hacia la ciudadanía con respecto a los criterios, propósitos y tipos de actividades a desarrollar. Una de ellas, manteniendo la reserva,  reconoce que ha habido diversas actividades culturales pero que siente que la administración fue bastante privada, con pocos criterios abiertos y democráticos a expresiones comunitarias y populares.

Sin embargo, la mayor polémica generada, atendiendo la misión del Movimiento Aguas Libres y su rol en las denuncias de contaminación y saturación del Lago Villarrica, es hacia la composición del directorio en dicho Centro Cultural y equipo de trabajo, en particular el del tesorero Germán Malig Lantz, quien ha cumplido anteriormente otros cargos directivos, quien es empresario acuícola, en particular de pisciculturas de la industria salmonera, aspecto que es resaltado por la defensa del territorio de Hualapulli, donde existen familias y comunidades opositoras a proyectos de estas características, quienes destacan que uno de los elementos principales de contaminación en las aguas es por este tipo de actividades. “hay un contrasentido”, indican.

El sector de Hualapulli mantiene un conflicto latente por un proyecto de piscicultura  salmonero, en el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), denominado proyecto ampliación piscicultura Chesque Alto, de la Soc. Comercial Agrícola y Forestal Nalcahue Ltda. Cuyo representante Legal es  GERMAN MALIG LANTZ, miembro del directorio del Centro Cultural Liquén.

Un tema no menor para defensores/as del territorio por las “Aguas Limpias” (indicado así por la organización de Chesque – Hualapulli), es  el de la cuñada de este empresario acuícola directivo de Liquén, María Luisa Velasco,  Directora Ejecutiva del mismo Centro Cultural y quien en esa condición se vinculó a actividades culturales con el auspicio de  Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) como fue la traída del Ballet de Santiago y la presentación de obras como “El Lago de los Cisnes”, “Cascanueces”, “Emociones”, “Coppelius el Mago”, “Joyas de Bella Durmiente”, “Don Quijote” y “Romeo y Julieta”, según destacó el propio Salmón Chile, resaltando: “Luego de la función, María Luisa Velasco, directora ejecutiva de la Corporación Cultural de Villarrica, aseguró que han traído y montado actividades importantes y para esto el trabajo con proveedores, instituciones y empresas socias, como es el caso de SalmonChile, es esencial. “Gracias al aporte de nuestros colaboradores pudimos traer este maravilloso espectáculo y además realizar un ensayo gratuito para niños de colegios municipales y subvencionados y un taller con el coreógrafo del Teatro Municipal de Santiago. Esperamos seguir contando con la Asociación de la Industria del Salmón, quienes han creído en nosotros y nos han apoyado en diversas oportunidades con una gran disposición”, concluyó María Luisa Velasco.

Más plantas de pisciculturas vinculadas

En el marco del proceso de participación ciudadana del proyecto de piscicultura salmonera de Soc. Comercial Agrícola y Forestal Nalcahue Ltda que encabeza Malig Lantz, opositores al proyecto, en adenda que acompañan y que se refiere a la consulta efectuada por otras iniciativas similares que involucre a la empresa, respondiendo la existencia de otras cuatro instalaciones de pisciculturas vinculadas y son:

-Piscicultura Quimeyco: cuenta con calificación ambiental favorable por RCA Nº 77/2011 y RCA Nº 95/2006, ambas de la Comisión de Evaluación Ambiental (ex COREMA) de la Región de la Araucanía;

-Piscicultura  Newenco:  cuenta  con  calificación  ambiental  favorable  por  RCA  Nº  110/2011  de  la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de la Araucanía;

– Piscicultura Chehuilco: cuenta con calificación ambiental favorable por RCA Nº 71/2011 y RCA Nº 52/2009, ambas de la Comisión de Evaluación Ambiental (ex COREMA) de la Región de la Araucanía

– Piscicultura  Pitrifiquen:  cuenta  con  calificación  ambiental  favorable  por  RCA  Nº  188/2012  de  la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de la Araucanía.

Conflicto en Chesque Hualapulli

Cabe consignar que en el territorio de Chesque – Hualapulli, comuna de Villarrica,  mantiene en funcionamiento una planta piscicultura de tipo artesanal en medio de comunidades Mapuche, la que ha sido multada en oportunidades anteriores por producir más de su capacidad permitida. Al respecto, la empresa, desde hace un tiempo viene insistiendo en su ampliación para nutrir a la industria salmonera, denunciándose activamente desde las comunidades sobre impactos en el territorio de tipo cultural, ambiental y de bienestar social.

Como ya se ha señalado públicamente, no es primera vez los intentos de esta empresa por su ampliación.  “El proyecto ingresado ha sido maquillado con el nombre de Mejoramiento Ambiental de Piscicultura Chesque Alto, que técnicamente es una ampliación de producción,  en base a una piscicultura que se encuentra construida y operando en el Sector Nalcahue de la Comuna de Villarrica desde el año 1998 otorgada por Resolución SubPesca N° 730/1998 para una producción  de 42 toneladas anuales de biomasa, la que se ha extralimitado en ocasiones”.

En el año 2013  había sido ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (fecha 28 de noviembre de 2013), contemplando una producción de 300,6 toneladas de biomasa,  no obstante, el proyecto fue desistido (Resolución de Desistimiento Exenta N° 204 de fecha 16 de septiembre de 2013) en medio de la oposición y resistencia de comunidades del territorio.  Hoy, la empresa, cuyo representante es Germán Malig, insiste  en ampliar la producción, lo que generaría diversas intervenciones, como  una bocatoma en el Río Chesque y una obra de aducción de 1,6km de longitud, hecho que es resistido por diversas familias quienes vienen haciendo un llamado al empresario a desistir y restituir el territorio dañado por la piscicultura.

La presencia de la piscicultura Chesque Alto en el sector, se ha señalado como un atentado a la cultura de comunidades Mapuche,  ya que el agua es un vital elemento tanto para sus tradiciones como para su espiritualidad. Asimismo, las comunidades vienen informando que se observa que el rio se corta violentamente en un sector, dejando sin agua una parte y lo que se devuelve cuenta con residuos. “Desde la presencia de la piscicultura en el sector, las plantas medicinales también se ven reducidas, tanto por la contaminación, como por la baja de humedad que precisan para un buen crecimiento”, han señalado vocerías desde el territorio,  quienes han indicado que por medio del río, se realizan diversas prácticas ancestrales que están vigentes por parte de comunidades del sector, desde la perspectiva religiosa y espiritual, existiendo lugares ceremoniales en el territorio amenazado, siendo el río además un importante elemento para prácticas productivas en el territorio y sus economías locales.

 

Pisciculturas salmoneras y contaminación del lago Villarrica

En octubre de 2017 los entonces ministros de Medio Ambiente, Marcelo Mena; Obras Públicas, Alberto Undurraga; y Defensa, José Antonio Gómez, firmaron un decreto que establece como “zona saturada” a la cuenca del lago Villarrica de la Región de La Araucanía. Esto, dado que según estudios de 2016 los niveles máximos permitidos de fósforo, nitrógeno, clorofila y transparencia superan en un 80% los establecidos en la Norma Secundaria de Calidad Ambiental. Uno de los focos de contaminación atribuibles al lago, son a causa de las actividades de pisciculturas de la industria salmonera, denunciaba el propio Movimiento Aguas Libres Lago Villarrica.

En mayo del 2017 se dio a conocer un estudio que alerta sobre las pisciculturas emplazadas junto a ríos de la Araucanía y la región de Los Ríos y que están cambiando la calidad del agua y el sistema de degradación bacteriana de la materia orgánica disuelta en los ríos. Se reportaron alteraciones extensivas y muy específicas causadas por las grandes descargas de nutrientes y compuestos tales como carbohidratos, péptido/proteínas y lípidos. Mientras tanto, vecinos y comunidades cercanas a estas pisciculturas denuncian efectos de esta contaminación en sus actividades productivas y su salud.

Los centros de cultivo analizados en el estudio se encontraban localizados en las cuencas de los ríos: Molco en la comuna de Villarrica, río Peuco en la comuna de Melipeuco, río Huililco en la comuna de Pucón y río Niltre en la comuna de Panguipulli.

Las pisciculturas son generadoras de alimentos artificiales para los peces en desarrollo, en donde los no consumidos o trasladados se expanden por los ríos, sumándose a esto las fecas, la orina y el uso de antibióticos, causando lodos crudos contaminantes para las aguas y los territorios. A esto se suma que la instalación de los proyectos, que continúan expandiéndose en la zona pre y cordillerana principalmente, han venido generando alteraciones de eco sistemas como la tala de bosque nativo, intervención e incluso afectación de cuencas hidrográficas donde hay fuentes nacientes.

**************************

Nota: Por medio de esta extensa nota, Mapuexpress  da cabida al derecho a réplica y al de libertad de expresión a las partes disconformes con la información original quienes extendieron antecedentes  para tal fin.

*************************

INORMACIÓN RELACIONADA