¿Es necesario el mega puente canal Chacao Chiloé? Preguntas ante al despilfarro de fondos públicos en tiempos de catástrofes

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

¿Acaso con el mega puente habitantes de la Isla van a vivir mejor? ¿Vale invertir 700 millones de dólares en un elefante blanco cuando la mitad del País se inundó y la otra se quema y se dimensionan seguidillas de catástrofes? ¿Este proyecto es de necesidad de los habitantes de Chile o bien es de los amarres político empresarial entre representaciones del gobierno de Piñera y de Bachelet? ¿Es necesario realmente este mega puente? ¿Por qué mejor no invertir en mejorar condiciones de salud, educación, conectividad, conservación, economías locales en la Isla y otros territorios y asumir urgencias con esa enorme cantidad de recursos?

Diversos congresos, trawun y asambleas de diversas representatividades Huilliche de Chiloé manifestaron su oposición. El consejo de comunidades huilliche emitió su declaración  de rechazo a este proyecto durante 2014, argumentando que se había transgredido el convenio 169 de la OIT, incluso puso antecedentes en tribunales.

De la misma forma, el congreso de pueblos originarios de Chiloé, año tras año viene reafirmando su oposición, considerando la invasión industrial que se está haciendo en la Isla y la progresiva depredación.

Varias voces han señalado que a la Isla literalmente  la están saqueando y que este mega puente favorece principalmente los intereses industriales para una salida más rápida de los productos explotados en la naturaleza de Chiloé, cuya base  de su ecosistema son los humedales, pantanos o Menoko, como se le quiera llamar, los que progresivamente están desapareciendo a causa de actividades forestales, salmoneras y mineras.

El tema puente canal Chacao no debe ser un tema entre  gobierno y empresas y debe ir más allá incluso, de los propios habitantes de Chiloé, porque son recursos públicos de todos y todas las habitantes de Chile y es evidente, que este despilfarro de recursos no está acorde a las urgencias y emergencias que enfrenta el País. En Chiloé, ni siquiera se han dado el tiempo de señalar primero cómo se mejorará la salud, educación, las economías locales y la conectividad y de ahí, que se evalúe la necesidad de un puente. Por el contrario, se parte con una imposición bajo amarres del empresario y ex presidente Sebastián Piñera y la actual mandataria, Michelle Bachelet.

Chile necesita urgentes recursos para asumir dignamente derechos básicos como salud, educación y medio ambiente, en especial, para atender las catástrofes con visión a largo plazo  en el norte de Chile, donde la minería viene generando graves estragos, la misma que amenaza las zonas cordilleranas de bosques nativos en el Pewen Mapu en medio de mega incendios que destruyen ecosistemas y fuentes de agua, bajo el asedio explotador maderero que actúan con impunidad.

 

#noalpuentechacao