Red por la Defensa de la Infancia se refiere a protestas en Conadi Cañete por violencia y torturas a niños/as mapuche

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Reiteramos nuestro apoyo como Red de Defensa a la Infancia a todos/as las valientes personas que fueron detenidas en la toma a CONADI de Cañete, a los Presos Políticos Mapuche en huelga de hambre, nuestros weichafes y todos/as los dirigentes y comunidades en resistencia alrededor de Wall Mapu, tanto por lo que es Chile y Argentina”

    Comunicado Público

     Frente a la toma de dependencias de CONADI de la comuna de Cañete, ocurrida el día  martes 6 de junio del presente año, en denuncia por las constantes torturas y violencia focalizada en nuestros niños y niñas Mapuche, y la detención de más de 20 lamñenes, la Red por la Defensa de la Infancia declara lo siguiente:

1.- El estado de Chile, frente a la situación mapuche, desconoce una serie de convenios y tratados internacionales, referente a la protección del niño y niña. Sin ir más lejos, el día 14 de agosto de 1990 Chile ratifica la Convención sobre los Derechos del Niño/a,  que en su carácter vinculante ha sido incorporada como ley de la república, la cual se rige por cuatro principios fundamentales: la no discriminamación, el interés superior del niño, su supervivencia, desarrollo y protección, así como su participación en decisiones que les afecten[1]. Tristemente, cuando se trata de niños/as mapuche o perteneciente a los estratos pobres de nuestra sociedad, los tratados internacionales y leyes internas de protección a la infancia no son operacionalizadas. Siendo la respuesta del estado, el aumento del contingente policial, que sin un debido control y abusando de su poder ejercen la violencia excesiva, no solo a los adultos, hombres y mujeres mapuche, si no que arremeten violentamente contra nuestros niñis/as.

Lo segundo a mencionar es que Chile establece la ley 19.324 de Protección a la Infancia y Maltrato Infantil[2], la que lo define como cualquier acción u omisión no accidental que provoque daño físico o psicológico a un niño por parte de padres, cuidadores o cualquier adulto en posición jerárquica superior, buscando otorgar protección a niños y niñas, pero que claramente no opera cuando la violencia, tortura y hostigamiento es ejercido por las fuerzas policiales de carabineros de Chile hacia la infancia mapuche, o la invisibilización de estos hechos por parte de fiscales y otras instituciones del estado.

2.- Además, es sabido que desde la ocupación violenta del territorio Mapuche anexado a Chile hacia 1880, el pueblo nación-mapuche ha vivido una asimilación forzada, a sangre y a tortura. En conjunto a una constante eliminación de sus prácticas culturales tradicionales, omisión impulsada por las instituciones como la iglesia, las escuelas y los gobiernos locales, en complicidad con los medios de comunicación. Y que desde hace más de 130 años han existido diversas organizaciones mapuche que han reivindicado justamente sus derechos. Es por lo anterior, que la toma de CONADI realizada el día martes 6 de junio responde a esas justas demandas y a la denuncia de la excesiva violencia hacia los niños y adolescentes de las comunidades y sectores que hasta el día de hoy se encuentran en recuperación y resistencia frente a la usurpación y sobrexplotación del territorio, esto último abalada por los gobiernos de turno, desde la mal llamada pacificación de la Araucania, la cual fue una guerra a muerte que el pueblo mapuche perdió, viéndose obligado a ser parte de un estado y lógica occidental que no les pertenece.

3.- A pesar de la serie de convenios o leyes que Chile ha ratificado en los últimos años, estas no se condicen con los hechos de violencia focalizados en territorio mapuche, es más, de esos mismos hechos de violencia y despliegues de carabineros en las comunidades han existido asesinatos, torturas y desapariciones durante los gobiernos democráticos, que se hace llamar socialistas. Nombremos a Alex Lemún, adolescente de 17 años asesinado de un disparo en la cabeza por parte de carabineros, muerto en una manifestación en contra de la sobreexplotación y usurpación de las forestales en su comunidad o José Huenante joven de 16 años desaparecido en Puerto Montt después de un control de identidad por parte de la misma institución de carabineros, o la tortura de los hijos de 2 y 3 años de la familia Lepicheo Llanquileo, o la tortura a la que fue sometida Lorenza Cayuhan, al parir engrillada a su hija Sayen, las cuales siguen detenidas en la cárcel del Arauco, el asesinato de Macarena Valdés dejando a sus hijos sin madre, violentados desde la infancia, al igual que Silvestre Torres Toro de 14 años baleado cruelmente con perdigones, al cual se le negó la atención de salud pública y se le acusa de una serie de delitos que son grotescos para cualquier niño o niña mapuche de comunidad.

4.- Además, cada niño/a y adolescente violentado y asesinado en la Araucanía responde a una política del estado chileno basada en el no reconocimiento de un conflicto político-territorial desde años inmemoriales. Las soluciones superficiales y carentes de sustento, se enmarcan en la inyección de un alto contingente policial, una militarización de las escuelas y comunidades, además de la aplicación de la ley antiterrorista a las justas demandas sociales, que un tiempo atrás solo encarcelaba a dirigentes, pero en la actualidad se aplicada hacia nuestros niños y niñas, por parte de carabineros de chile.

5.- El estado de Chile gasta inmensas sumas de dinero en la protección del latifundio, las empresas, carabineros y fiscales, y lapida con su actuar la serie de leyes y convenios de protección a la infancia, ratificados en años anteriores.

6.- Finalmente, frente a todo lo descrito ¿cuánta violencia, tortura y asesinato debemos soportar como pueblo nación mapuche? ¿Cuándo los medios de comunicación chilenos develaran lo que realmente sucede en las comunidades respecto a la violencia hacia la infancia? ¿Cuándo serán reconocidos los derechos, territorio y autonomía de las comunidades mapuche? ¿Cuándo el estado chileno reconocerá el error constante que comete al invisibilizar un conflicto en el cual están siendo perjudicados cientos de niños y adolescentes Mapuche?

Mientras esto no suceda, las organizaciones Mapuche, simpatizantes y personas individualizadas seguirán denunciando y repudiando el terrorismo de estado que es ejercido en Wall mapu, por lo cual reiteramos nuestro apoyo como Red de Defensa a la Infancia a todos/as las valientes personas que fueron detenidas en la toma a CONADI de Cañete, a los Presos Políticos Mapuche en huelga de hambre, nuestros weichafes y todos/as los dirigentes y comunidades en resistencia alrededor de Wall Mapu, tanto por lo que es Chile y Argentina.

Notas

[1] Véase  http://unicef.cl/web/convencion-sobre-los-derechos-del-nino/

[2] Véase http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=30691

INFORMACIÓN RELACIONADA