Caso Pisu Pisué: Lo único demostrado es que son mapuche y contrarios a la instalación de hidroeléctricas en el Pilmaiken

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Fuente: elciudadano.cl

Hoy comienza la tercera semana de audiencias por el Caso Pisu Pisué, cuyo juicio se inició el pasado 27 de octubre, contra 4 de los 6 imputados por presunta autoría y encubrimiento en el incendio de la casa de los cuidadores del fundo Pisu Pisué el pasado 9 de Enero de 2013, en Río Bueno.

Todos los imputados (dos de ellos machi), son integrantes de las comunidades mapuche williche de la zona y están involucrados en la Defensa del Río Pilmaikén, en cuyas aguas está proyectada una hidroeléctrica (aprobada sin consulta previa) que integra una represa que inundaría el espacio sagrado Ngen Kintuante, aledaño al cementerio Maihue, donde están enterrados los ancestros de las comunidades;“Defender el Kintuante es defender un espacio a nivel de nación”, señala la machi Millaray Huichalaf, una de las imputadas.

Desde el inicio de las investigaciones no han sido pocas las voces que han apuntado a una persecución política, dada la inconsistencia de las pruebas y las irregularidades acometidas  en el proceso (vea link).

Así, el defensor público Luis Soto, cuestionó este fin de semana, en declaraciones que recoge un medio mercurial, la consistencia de las pruebas presentadas y señaló, en base a ello, que los imputados deberían ser absueltos.

Soto sostuvo que “a pesar de que fueron objeto de seguimientos, intervenciones telefónicas durante al menos seis meses previo al hecho por parte de agentes de la Agencia Nacional de Inteligencia ANI, no hay nada que establezca su participación en este delito y en ningún otro hecho ilícito.”
A pocos días de concluirse el juicio ( se estimó una duración aproximada de tres semanas) “ni los testigos ni peritos han sido capaces de vincular a las personas con los hechos y la prueba ha sido muy general”, añadió el abogado defensor.

Además, Soto aseveró que lo único demostrable en base a las pericias es que los imputados son mapuche y que, acorde a su postura contraria a las hidroeléctricas en el Pilmaikén, han participado en actividades relacionadas con la causa;

“Un ejemplo es que en las intervenciones telefónicas a la machi Millaray Huichalaf y a Francisco Jonas Huala no hay ninguna conversación que indique una mínima sospecha de que estaban confabulándose para cometer algún delito”.

Cabe recordar que de los 6 imputados (Fenix Delgado: 12 años de cárcel como autor del delito de incendio, Cristian García Quintul: 10 años de cárcel como autor del delito de incendio, Facundo Francisco Jones Huala: 12 años de cárcel como autor de incendio + 5 años por dos infracciones a la ley de Armas + 541 días por el ingreso clandestino a Chile,Alex Bahamondes: 5 años de cárcel como encubridor, Machi Millaray Huichalaf: 4 años de cárcel como encubridora, Machi Tito Cañulef Neipán: 4 años de cárcel como encubridor), en esta ocasión solo se juzgará a 4 de ellos, ya que Francisco Jones Huala permanece en paradero desconocida y Cristian Quintul no fue notificado por la fiscalía, habiéndose programado su juicio para el 9 de marzo del próximo año.