A propósito del proyecto puente Chacao: Sebastián Piñera, el terrateniente de la Isla Grande de Chiloé

El Movimiento Defendamos Chiloé recordó a través de las redes sociales, que el empresario y ex presidente de Chile, Sebastián Piñera, compró en el año 2005,  118.000 hectáreas en el sur de la isla grande Chiloé, lo que equivale al 15% aproximado de la isla, a un valor de 6 millones de dólares, es decir: aproximadamente 30.000 pesos de la época por hectáreas,  “por lo que es el mayor dueño de tierras en Chiloé”, señalaba.

“Siendo presidente de Chile Piñera impulsó el puente sobre el canal de Chacao, que en palabras del MIDESO (año 2012) uno de los beneficios del proyecto sería “aumentar la plusvalías de terreno en Chiloé””, indicó el Movimiento.

Agrega en otro punto: “Estas tierras han sido reivindicadas durante siglos por el pueblo Mapuche- Huilliche de Chiloé y así se lo hizo saber a Sebastián piñera, el Obispo de la época Juan Luis Ysern”.

Cabe consignar que, Piñera, adquirió al magnate estadounidense Jeremiah Henderson los terrenos, especialmente en el sector Sur de la Isla. Las estimaciones sobre la superficie según Wikipedia son 115.000 hectáreas estimándola en un 15 % de superficie de la Isla, sin embargo, la posesión de propiedad del ex presidente en Chiloé, sería mayor.

Su compra desató ásperas polémicas, ya que en gran parte de estos terrenos comunidades Williche establecidas principalmente cerca de Quellón, se han visto en peligro de ser expulsadas, las mismas que reclaman derechos sobre estos terrenos.

La posición de reclamo de las comunidades williche en Chiloé se basan en títulos originales de dominio en el valor de los Títulos Realengos otorgados entre 1823 y 1826, por orden del Decreto Real de Hacienda Nacional de la corona española, pero además ante la promesa del propio estado de Chile de respetar la propiedad indígena, promesa que fue hecha en el año 1826 cuando Chiloé se incorporó al estado chileno mediante la firma del Tratado de Tantauco. Gran parte de estos terrenos reconocidos fueron usurpados y se encuentran hoy en “posesión” del empresario Piñera con títulos superpuestos.

En el presente, un grave conflicto público se enfrenta a causa del proyecto Puente Canal de Chacao, siendo justamente, Sebastián Piñera, mientras era presidente, quien anunció en mayo de 2012,  la reactivación definitiva del proyecto, demostrando acuerdos transversales del duopolio político en ese sentido, sosteniendo que se haría un llamado para “una licitación internacional que presente tres o cuatro vías para conectar el continente con Chiloé.”. Luego de esta última licitación,  el proyecto viene enfrentando serios cuestionamientos por despilfarro de recursos, inviabilidad del proyecto, incumplimiento de normas sobre derechos indígenas, y por ser un proyecto que busca favorecer la conectividad de la industria extractivista, el saqueo territorial y no el bienestar de la población local, aún así, en el actual gobierno de Bachelet, se persiste en esta imposición. Al respecto, desde las organizaciones chilotas parte importante de los emplazamientos al sector público por este proyecto, es para que se prioricen recursos a mejorar las condiciones de los habitantes de Chiloé, a modo de ejemplo, en salud pública, educación, economías locales y conectividad interna.

Durante varios meses del 2015 se realizó una encuesta organizada por el CESH (Centro de estudios sociales de Chiloé) a la población chilota sobre diversas temáticas relacionadas a los quehaceres de vida en el archipiélago, la que arrojó importantes muestreos sobre las verdaderas necesidades y prioridades, entre ellas, que más del 85 % de la población señaló como NO prioritario el proyecto Puente Canal de Chacao.

El universo de la encuesta  fue la población de 15 años y más, urbana y rural, residentes en las 10 comunas del archipiélago de Chiloé, incluyendo sus islas interiores. La muestra fue probabilística, por estratos de edad, con un nivel de confianza del 95% y un error muestral de +/- 4.0 que configuró un total de 425 personas encuestadas.

Las tres prioridades más importantes a cubrir en Chiloé son: (1) un hospital de alta complejidad con especialistas, (2) la construcción de un campus universitario estatal y (3) solucionar el problema de la sequía y pérdida de bosque nativo; y en más de 85% no reconocen como prioritaria la construcción del Puente sobre el Canal de Chacao.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

PIÑERA PUENTE