Organizaciones de diversos territorios del Wallmapu se manifiestan ante crítica situación de Machi Celestino Córdova

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

En el marco del Foro encuentro denominado “Por la defensa de las aguas y los territorios en Wallmapu y propuestas por el buen vivir”,  realizado este miércoles 18 de abril en Temuco, diversas representaciones organizacionales territoriales manifestaron su apoyo a las demandas del Machi y una delegación acudió a reunirse con familiares y red de apoyo.

Cabe destacar que el Foro, con la presencia de más de 60 personas,  tuvo las intervenciones principales de Adolfo Millabur, alcalde de la comuna de Tirúa e integrante del Movimiento Identidad Lafkenche; Beatriz Chocori, coordinadora del Espacio Trafkintuwe de Panguipulli e integrante del Parlamento Mapuche de Koz Koz; Gilberto Huilipan, werken de la Confederación Mapuche de Neuquén; y, Lautaro Pilquil, de la organización Xokin Mapu vinculada a comunidades Mapuche de Nueva Imperial. La Mesa fue moderada por la abogada defensora de derechos humanos mapuche, Natividad llanquileo y el dirigente social integrante de Urracas, Emilio Painemal.

Desde allí se acordó una manifestación explícita frente a la crítica situación que atraviesa el Machi, acudiendo una amplia delegación a solidarizar directamente con Celestino Córdova, quien fue internado en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial en el día de ayer, teniendo una caída con pérdida de conciencia.

Asimismo, diversos actos de protesta se realizaron en diferentes puntos de la Región, como actos de protesta ante la indolencia del gobierno al no permitir que el Machi pueda cumplir su rol de autoridad religiosa mapuche, acudiendo por 48 horas al rewe (espacio ceremonial) y poder hacer el renuevo de él.

Parte importante de las organizaciones participantes, entre ellas: Coordinadora Mapuche Melipulli (Puerto Montt), Identidad Lafkenche, Cooperativa Mapuche Küme Mongen, Colectivo Informativo Mapuche Mapuexpress, Asociación Nacional de Mujeres Indígenas y Rurales (Anamuri), Asociación de Investigación y Desarrollo Mapuche (AIDMapuche), Confederación de comunidades Mapuche de Neuquén, Xokin Mapu, Urracas, Parlamento Mapuche de Koz Koz, Lof Trankura de Curarrehue,  Academia de la lengua Mapuche, Asociación de comunidades Mapuche Rukamanke, Asociación de Salud Mapuche, definieron a su vez emitir conjuntamente una declaración pública:

Al respecto, se comparte la siguiente declaración pública:

1.- Repudiamos la posición indolente del gobierno frente a una legítima y legal petición por parte del Machi Celestino Córdova, quien,  como  autoridad tradicional  Mapuche, debe cumplir con su rol religioso espiritual, cuyo mandato  es el de renovar las fuerzas del rewe en el territorio, espacio ceremonial que debe ser atendido cada cierto ciclo como parte de la relación inalienable de su ser con las fuerzas naturales y cósmicas.

2.- Si bien puede ser hasta “entendible”  que autoridades estatales y funcionarios públicos, por diversas limitaciones, como sesgos, prejuicios e incluso por razones ideológicas racistas,  no se logre comprender ni se intente dimensionar estos aspectos de la cosmovisión y espiritualidad mapuche, pero, en virtud de su potestad, deben cumplir con los mandatos normativos y en particular con los estándares internacionales de derechos, sin embargo, hasta la fecha, en medio de la situación crítica del Machi Córdova que está llegando a casi 90 días en huelga de hambre, el Gobierno de Sebastián Piñera está demostrando abiertamente el desprecio por los derechos humanos y por la vida de una persona, profesando un acto antojadizo, arbitrario y abusivo, al no permitir que una autoridad religiosa pueda acudir con urgencia a su espacio ceremonial, develando su doble moral, degradación y relativismo en asuntos humanitarios.

3.- Tal como lo han señalado organismos locales e internacionales de derechos humanos, la condena judicial que pesa sobre el Machi Celestino Córdova, que lo mantiene privado de libertad en la cárcel de Temuco,  no deja sin efecto sus demás derechos, incluyendo el de libertad de culto y creencia.

4.- Frente a esto, resulta fundamental que, dentro de los protocolos de gendarmería, se  den las facilidades para que el Machi Celestino Córdova así como toda persona mapuche al interior de un centro penitenciario,  pueda vivir de acuerdo a sus creencias, costumbres y cultura, tal cual sucede con las diversas religiones que por ley reconoce el estado chileno y que en este caso, además de ser un carácter supraconstitucional, debe hacerse atendiendo el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. No hacerlo, es ponerse al margen del derecho y debe poner en alerta inmediata a todos los sectores internacionales de derechos humanos y de vida democrática, por cuanto estamos  en presencia de una abierta transgresión, condición que no solo se limita a este contexto penitenciario sino además para diversos otros latentes conflictos que vinculan la integridad cultural de la vida mapuche en el territorio ancestral, la protección de lugares de significación cultural y espiritual,  y el respeto  y ejercicio de los derechos colectivos del Pueblo Mapuche.