GOPE y la cobarde costumbre de disparar por la espalda

Nuevamente sale una información de que miembros del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE), sector comando de alta especialización militarizada de Carabineros, dispara por la espalda a un comunero Mapuche, como ocurrió recientemente con Hernán Paredes Puan de la Comunidad María Colipi de Tirúa.

En estos días han circulado por las redes sociales las fotos de este comunero que da cuenta de haber sido baleado por la espalda el jueves pasado en un ataque del GOPE a sede comunitaria de la comunidad, quien denunció: “El 3 de Marzo de 2016, aproximadamente entre las 16:30 y las 17:00 horas, dos vehículos blindados de Carabineros hicieron ingreso a nuestra comunidad y llegaron a nuestra sede comunitaria, donde había algunos miembros de la comunidad reunidos”, agrega: “Sin mediar provocación alguna de parte de la comunidad, los carabineros se bajaron de los vehículos blindados y se pusieron a disparar a las personas, habiendo mujeres y niños en el lugar, pues el furgón escolar estaba ahí mismo con niños a bordo. A continuación llevaron detenidos a dos miembros de la comunidad: Jocelyn Fernanda Yevilao Maril, de 24 años, madre de dos niñas de 9 y 3 años; y Hernán Paredes Puen, de 38 años, padre de dos niños de 11 y 8 años, quien además fue baleado por carabineros con perdigones”

Los funcionarios de Carabineros que relata la Comunidad en un comunicado son miembros del GOPE. Estos hechos no son nuevos, cabe recordar que Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collio fueron asesinados cobardemente por la espalda por dos GOPE, Patricio Jara y Walter Ramírez respectivamente, ambos casos en el marco de movilizaciones por reivindicaciones de tierras.

En cada uno de estos hechos, incluyendo el asesinato de Alex Lemún por un oficial de Carabineros (Marco Treurer) en noviembre del 2002 y ahora, con el baleo del comunero Paredes Puan quien quedó con herida graves, los mandos de esta institución y ciertos medios informativos hiperideologizado vinculados a los intereses empresariales y del latifundio colonial, han levantado de que dichas acciones se enmarcaron en un enfrentamiento armado, comprobándose luego en cada uno ellos su falsedad.

¿Cómo se le dice a alguien que dispara y mata por la espalda?

Cabe recordar como ejemplo, que, Jaime Facundo Mendoza Collio (1985 – 2009), fue asesinado el 12 de agosto del 2009  a manos del miembro del Grupo de Operaciones Policiales Especiales, GOPE, de Carabineros, Patricio Jara Muñoz,  durante un legítimo proceso de recuperación de tierras en la zona de Ercilla.

En un principio, se levantó comunicacionalmente desde sectores de la institucionalidad policial, que Jara Muñoz habría actuado en legítima defensa; sin embargo, el examen forense a los restos del comunero mapuche evidenció que no había ocupado  arma alguna de fuego y que recibió una disparo por la espalda, bajo una cobarde persecución y sin que ningún uniformado preste atención humanitaria.

Así mismo, trascendió vía peritajes que el casco policial que mostraba perdigones incrustados y que probaba la tesis de la legítima defensa habría estado vacío cuando fue impactado, lo confirmó la idea de un montaje para proteger a los implicados en la muerte del comunero. Durante el 2010 la justicia militar confirmó la tesis del montaje a través del peritaje correspondiente. El cabo tuvo una pena de tres años remitidos.

En agosto del 2013 se publicaba lo siguiente: “La Corte Suprema anuló la sentencia de la Corte Marcial que absolvió al cabo Miguel Patricio Jara Muñoz por el asesinato del weichafe Jaime Mendoza Collío y lo condenó a 3 años de presidio menor en su grado medio, con la remisión condicional de la pena, lo que en la práctica significa el cumplimiento de esta pena en plena y total libertad. Además se le aplicarán las penas accesorias de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena y pérdida del estado militar”, quedando así en libertad, bajo firmas mensuales.

La madre de Matias Catrileo, Mónica Quezada, cuyo hijo también fue asesinado por la espalda por el GOPE Walter Ramírez el 3 de enero del 2008, preguntó una vez conocido los hechos en una entrevista a un medio regional ¿Cómo se le dice a alguien que dispara y mata por la espalda?

Dentro del GOPE se mantiene una herencia institucional fáctica y asesina por gente que estuvo en el alto mando en esta rama de carabineros y que ha sido sindicada como responsables en asesinatos y violaciones a Derechos Humanos durante la dictadura militar. Uno de ellos fue el ex Director del GOPE, el oficial Sergio Gajardo Giadach, quien el 30 de junio y las primeras horas del 1 de julio de 1986, dio muerte junto a otro miembro del GOPE a Margarita Martín Martínez, María Paz Martín Martínez e Isidro Salinas Martín, además de estar involucrado en otros hechos de tortura y muerte, oportunidad donde también se montó el “enfrentamiento armado”.

En teoría, este grupo comando GOPE, es un aparato de alta especialización, cuyos integrantes son formados en diversos planos de riesgo, formación de violencia interna, la que incluso hace algunos años atrás fue denunciada por prácticas de tortura entre sus integrantes.

En estos últimos años diversas denuncias se han señalado por parte de varias comunidades sobre actos de violencia abusivos, arbitrarios y violencia desmedida por parte de miembros del GOPE. A modo de ejemplo, el día viernes 14 de noviembre del 2014, a eso de las 13 hora aproximadamente, la Comunidad Temucuicui autónoma denunciaba a través de un comunicado que Juan Ernesto Queipul Queipul y Alexis Llanca Quidel, fueron golpeado y amenazados por carabineros de la sección del Gope, perteneciente a la subcomisaria con base en la localidad de PIDIMA, comuna de Ercilla. El 2015 la Comunidad de Rankilko de Ercilla también denunció una serie de hechos de violencia por parte de miembros del GOPE como medidas de desalojo a la recuperación de tierras en predios de la empresa forestal Mininco.

En el presente, principalmente con la instalación de Burgos como Ministro del Interior, el estado ha tenido un despilfarro de recursos para fines bélicos en unidades policiales con el fin de controlar los procesos de reivindicaciones de tierras principalmente sobre aquellos que involucran los intereses de empresa forestales. Con respecto a presupuesto incluyendo las provincias de Arauco, Malleco y Cautín son unos 4 mil millones de pesos durante el 2015, más gastos operativos, de inteligencia y reservados que superarían los 5 mil millones de pesos.  Si a esto se suma los 4,5 millones de dólares que Burgos gastó en máquinas y equipos de guerra en noviembre del 2015 con 12 vehículos de guerra, con todas esta cifra perfectamente se podría haber comprado entre 80 mil a 100 mil hectáreas de tierras.

Los servicios que hace el GOPE de custodiar tan vehementemente los intereses de sectores del latifundio colonial y en particular de las forestales, lo hace en medio de miles de hectáreas que son reclamadas por usurpación obtenidas en gran parte por los privilegios y ventajas de la dictadura;  y en medio de miles de personas de sectores rurales que protestan por las prácticas de estas actividades que han dejado sin agua amplias zonas y graves impactos a la vida de numerosas comunidades Mapuche y sectores campesinos.

Las empresas en cuestión son las mismas que se encuentran en Chile en estos momentos en cadena de denuncias por colusión, corrupción y millonarios beneficios estatales. Son las mismas que mantienen enorme acaparamiento de tierras, casi dos millones de hectáreas entre el grupo Matte (750.000 Forestal Mininco CMPC) y Angelini (1.200.000 hectáreas Forestal Arauco), mientras el Pueblo Mapuche, con un millón quinientas mil personas que se autoidentifica, no tiene más de 600.000 hectáreas incluyendo las otorgadas vía subsidio asistencial de Conadi en estos últimos años.

La colusión también está en ciertos sectores de Carabineros,

Por Alfredo Seguel