sábado, julio 13, 2024

Sobre Alex Lemún, Extracto de libro «Malon: La rebelión del movimiento mapuche»

El 12 de noviembre de 2002, a las 6:14 am, luego de agonizar cinco días, murió Alex Lemun, el ‘primer mártir de este conflicto’, como diría en su eluwün el werken (vocero) de la CAM de aquellos años José Llanquileo.

«Lejos de frenar o silenciar nuestro proceso, comenzamos a enfrentar la guerra de exterminio que nos declaró el Estado chileno», daban a conocer los miembros de la CAM (Coordinadora Arauko Malleko) quince minutos después de la muerte del weichafe.

La madre de Lemun no dejaba de llorar en las afueras del SMLT. Sólo pedía trasparencia en la investigación. «Quiero que se haga justicia. Tengo mucha rabia por lo que le hicieron a mi hijo, no es justo que muera de esa forma. Él era un muchacho tranquilo, estaban comenzando a vivir», sollozaba la señora Sonia Saavedra.

Las manifestaciones no se hicieron esperar.

En Temuco, las principales calles en dirección a la Intendencia estaban copadas con mapuche de comunidades y de las mapurbes que llegaron a manifestarse. Carteles y pancartas decían «Peñi hermano Lemun, el pueblo mapuche cobrará tu venganza».

Otros señalaban: «Ni la cárcel ni la muerte detendrán el camino hacia la liberación nacional».

Fue en ese momento que don Edmundo Lemun se paró frente al féretro que contenía el cuerpo de su hijo y gritó en dirección a la Intendencia: «¡Asesinos!, ¡Asesinos!…¡Son unos asesinos! El gobierno es el responsable de la muerte de mi muchacho y deberá responder ante la justicia por este crimen».

Luego de ello, la comitiva se dirigió a la salida norte para dirigirse hacia la comunidad Requem Pillan. Lugar donde se realizó su Eluwün (funeral).

En la comunidad, José Llanquileo, diría: «El hermano Lemun es nuestro mártir y siempre estará presente en el sentimiento de todos los mapuche. De ahora en adelante su muerte marcará nuestra lucha y nos dará más fuerza para adoptar un compromiso en el proceso de Liberación nacional (…) Lemun murió en la lucha por reivindicar las tierras y al pueblo mapuche, llamando a los jóvenes a no abandonar la lucha y seguir hasta lograr el objetivo. ¡Marrichiweu!».

Extracto de libro » Malon: La rebelión del movimiento mapuche 1990-2013″ de Fernando Pairicán  (pp. 294)

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente