Huelga de hambre Machi Celestino: Desalojan intendencia de la Araucanía y 8 mujeres fueron detenidas

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Este jueves 22 de marzo a eso de las 13 horas, fue desalojado un grupo de personas que hicieron ocupación del Edificio del Gobierno Regional en  la Araucanía, desplegando un lienzo desde la ventana en uno de sus pisos,  en protesta por la nula respuesta del Gobierno con respecto a la demanda principal del Machi Celestino Córdova quien lleva ya 69 días en huelga de hambre, requiriendo como necesidad en su condición de autoridad religiosa tradicional poder acudir a su rewe (espacio ceremonial y espiritual) por 48 horas.

Se ha señalado que fueron 8 las detenidas por Fuerzas Especiales de Carabineros, quienes fueron trasladadas a constatar lesiones al servicio de urgencia del Consultorio Miraflores para luego ser derivadas  a la Comisaría de Carabineros para controles de identidad y a la espera de procedimientos de Fiscalía por eventuales cargos.

El Machi Celestino Córdova fue condenado a 18 años de cárcel en el denominado caso “Luchsinger Mackay” y se encuentra en huelga de hambre desde el 13 de enero del 2018, siendo su petición principal el poder acudir por 48 horas a su rewe en su comunidad por un fin  religioso – espiritual, existiendo una negación a este derecho por parte de funcionarios estatales.

El Rewe es un espacio sagrado y ceremonial que debe ser renovado cada cierto ciclo para el fortalecimiento y conexión espiritual y es parte del mandato que deben cumplir quienes llevan el rol de Machi, lo que no ha podido realizarse desde el momento que fue encarcelado.

El Machi Celestino fue detenido en la madrugada del 4 de enero de 2013 a causa de un incendio intencional con resultado de muerte de la casa patronal  del matrimonio Luchsinger-Mackay en un predio dentro de la comuna de Vilcún, Región de la Araucanía. Córdova fue aprehendido mientras estaba herido a bala distante al lugar de los hechos, no determinándose responsabilidad de la autoría de la bala que lo hirió ni que tampoco se demostrara una participación en el atentado,  a pesar de ello, fue condenado a 18 años de cárcel por “indicios”.

Su abogado particular, Jorge Guzmán, ha señalado que su representado es inocente y que fue objeto de un montaje: “En verdad fue una situación azarosa y desafortunada. Se trata de un hombre inocente que en ese instante se hallaba en el peor lugar posible.”

VER REGISTRO DE IMÁGNES (Noelia Garrido)