Wallmapu sin TPP y Anamuri ante la Comisión de Relaciones exteriores.

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
  Integrantes de diversas organizaciones de Wallmapu sin TPP presentaron sus argumentos para el rechazo de este tratado ante la Comisión de RREE


Ximena Cuadra
04 junio 2019

En la sesión de hoy del 4 de junio, en la Comisión de Relaciones Exteriores del la Cámara del Senado presentaron la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, ANAMURI y la Plataforma Wallmapu sin TPP entregando argumentos económicos, sociales y políticos para rechazar el TPP11. De parte de ANAMURI, Camila Montecinos presento una síntesis de los argumentos claves levantados por varios estudios que dan cuenta de los riesgos de la aprobación de este tratado comercial para la soberanía nacional, para el derecho laboral, para la economía y para el resguardo de las semillas como patrimonio de los pueblos. Uno de los mitos que derriba la presentación de esta organización es que la economía de la agro-exportación, que fomenta el TPP11 no ha aumentado el empleo después de décadas en que se ha instalado en el país. También deja ver la imbricada relación que existe entre el TPP, que obliga a la ratificación del Convenio UPOV91, con la privatización de las semillas, recordando que su protección es parte de las obligaciones del estado de Chile al haber ratificado la Declaración de Naciones Unidas sobre derechos de los Campesinos y de Otras Personas que Trabajen en Zonas Rurales. Con esta exposición quedó abierta la pregunta respecto a los impactos económicos a escala local y desagregada por regiones y comunas, tipos de trabajadores. En efecto, la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, DIRECON, entidad gubernamental a cargo del TPP11 no dispone hasta ahora de ningún estudio que haya podido ser debatido en el parlamento a este respecto. Los datos hasta ahora discutidos se refieren a los impactos en la macro-economía de la agro-exportación, sin referirse a los sectores y territorios que serán impactados, ni los derechos humanos vulnerados.

  Por parte de las organizaciones de Wallmapu sin TPP, presentaron su posición las lamgen de Kurarrewe, De Az Mapu y de la Red de Acción por los Derechos Ambientales, RADA. De la comuna de Kurarewe, Anita Epulef, en representación de la Feria Walung y de las mujeres cocineras de su territorio, se refirió a los impactos de este tratado para el quehacer alimentario y para el resguardo de las semillas, subrayando que, debido a los altos impactos en territorios indígenas, este tratado se debió haber consultado y conocido a escala local. Ely López, Werken del Consejo Medioambiental y Cultural Lof Trankura, se refirió a los impactos de las transnacionales en los territorios que impactan el acceso a las aguas y advierte a los parlamentarios que observando la realidad local de este tipo de industrias extractivas, que han empobrecido a la región, este tratado debe rechazarse. La lamgen Ana Llao de la organización Az Mapu subraya los principios de la filosofía mapuche que defiende el Itxofil Mongen, que es un elemento fundamental para comprender por qué los mapuches se oponen a la economía que fomenta el TPP11. Destacó la capacidad de diálogo que tienen las organizaciones mapuche que vinieron al parlamento a exponer sus puntos de vista, cuando este documentos debió haber sido antes deliberado con los pueblos indígenas afectados. Pero además advierte que la reivindicación es por una consulta indígena libre, previa e informada, no como la consulta indígena actual referida a las modificaciones propuestas por el gobierno de Piñera a la Ley Indígena que se está realizando con policía militarizada. Alejandra Parra, de la RADA se refirió a los riesgos para la cohesión social que significa este tratado. Subraya que si éste hubiera sido sometido a un debate democrático, sería rechazado, pues no hay ninguna organización ciudadana ni de pueblos indígenas que apoye su aprobación. Son sólo las grandes corporaciones las que lo defienden, sentenció. Finalmente, Raquel Marillanca Loncopan, entregó la Revista Ají pa’ Tu Caldo, una producción que presenta a las mujeres de Kurarewe y su patrimonio alimentario y que da cuenta de la diversidad agroecológica y cultural que existe en el territorio del cual ellas provienen.

  Ante el cuestionamiento a por qué no se había hecho una consulta indígena, los parlamentarios no tuvieron respuesta inmediata. Se identificó un documento de la Subsecretaria de Desarrollo Social del Gobierno de Michel Bachelet que indicó que la Consulta Indígena no era necesaria y señalaron que esto debía ser discutido, afirmó Alejandro Guillier. Las asistentes enfatizaron en que un tratado comercial que tenía este nivel de impactos sobre los derechos humanos de campesinos y de pueblos indígenas no podía ser llevado adelante sin una amplia discusión que analizara sus efectos.

  El video de la Sesión se encuentra disponible en: http://tv.senado.cl/tvsenado/comisiones/permanentes/relaciones-exteriores/comision-de-relaciones-exteriores/2019-06-04/122449.html