Declaración Consejo de Comunidades Williche de Chiloé Büta Wapi Chilwe

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

“Decir al pueblo de Chiloé que El puente sobre el canal de Chacao, es el camino que se construye para el auge de las economías del Estado de Chile y las inversiones del capital, no es para el desarrollo de nuestra sociedad sino más bien para las utilidades que se concentrarán en las arcas  del Estado y en las manos de los capitalistas”

Discurso del 12 de octubre 2015 plaza de Ancud.

Este es un día de remembranzas, memorias y conmemoraciones, un día en que los pueblos originarios de toda esta gran América nos aferramos a recordar y educar sobre el verdadero significado del 12 de Octubre 1492, la llegada de Colon este día, traza el camino con la que los pueblos veremos hasta los días de hoy diezmados nuestros derechos como gente de esta tierra. La conquista de las tierras americanas por el imperio Español trajo consigo las paciones más bajas de  estos Seres humanos, a la imposición, a la avaricia, la esclavitud y los saqueos de los bienes materiales,  patrimonios de la identidad y la cultura de pueblos enteros, se unió también la imposición de las ideas y la religión, ideología que pretendió   por siglos y aún sigue intentado someter  a nuestra gente a principios que ayer y hoy las culturas más ricas  de toda esta América hermana no logramos comprender.

 La corona española en busca de las rutas que puedan abrir las posibilidades de generar  una economía  que pueda  aumentar  las arcas de imperio llega a América , y es ahí que bajo los conceptos de civilización y la conversión al cristianismo son 56 millones de hermanos los asesinados  quienes  desde esa  oscura verdad, y la imposición de la historia  seguimos  reclamando justicia. Y cada año que pasa desde los distintos lugares de este basto e inmenso territorio un día como hoy volvemos desde nuestro pasado  y presente a reclamar por nuestra libertad, por la justicia y la dignidad de los pueblos.

 La codicia y la homogeneidad para con la conquista y el Cristianismo no hacen otra cosa, que seguir avanzando en la suplantación ideológica, la expropiación, el  robo, la usura, la esclavitud esas son las idea  que el Español ha usado y seguirá utilizando desde lo remoto hasta los días de hoy, porque la conquista para nosotros es un día triste, es un periodo de retrasos en lo que pudiésemos haber sido sin la intervención del mundo Europeo. Nosotros, los pueblos originarios del Sur  de América Mapuche  Williche  sufrimos sin excepción situaciones similares a las que vivió la  gente de centro américa  y los pueblos centro sur.  la conquista en sus inicios obligó  a nuestros pueblos a la esclavitud para satisfacer la avaricia y sus demandas,  la obligatoriedad  para nuestros pueblos de trabajar en los lavaderos de oro y la imposición de sus ideas religiosas exigió a las comunidades crear la unidad para la defensa de los territorios, nuestra espiritualidad y la libertad, nace la meli fvtal Mapu, con estos  cuatro grandes territorios  el pueblo Mapuche dio la lucha y posteriormente recibió el reconocimiento  del Imperio español como territorio mapuche libre estableciéndose fronteras desde el Bio-Bio hacia el sur, EL 6 de enero 1604.

La conquista  en los pueblos más al sur, estuvo llena  conflictos atropellos, e injusticias, la encomienda fue otra de las formas que utilizó el español para ocupar grandes extensiones de tierras y usufructuar de pueblos enteros esclavizados nuevamente para satisfacer el  hambre de  los españoles en  bienes minerales, ganadero, pesqueros y forestal  bienes que viajaban al Perú y España,  para lograr tales requerimientos el encomendero sometió a grandes jornadas de trabajo, hambruna, tortura y crímenes  a nuestro pueblo hecho que ocasiona el levantamiento del 10 de febrero de 1712,  levantamiento que se hace general en todo el territorio mapuche, juntos, la protesta, los levantamientos   del pueblo Williche de Chiloé , fueron elementos que usaron nuestros antiguos contra la injusticia  y la esclavitud.

La búsqueda y la constancia de la justicia, han hecho posible que nuestro pueblo Williche de Chiloé y los longkos hayan logrado generar  grandes acuerdos  con el Imperio español en la devolución de tierras  que se tradujeron en los “títulos realengos y el Tratado de Tantauko” reglamentos que el Estado de Chile  nunca ha querido reconocer, quizás porque como lo dijera  Bernardo O’Higgins somos todos chilenos.

El 12 de octubre, la imposición ideología, políticas de Estado, asimilación cultural, y el acostumbramiento a las políticas de desarrollo impulsados desde el Estado, nos ponen a todos los pueblos Americanos nuevamente en alerta. Para los pueblos nativos nuevamente vuelve a relucir la espada de los  nuevos dioses, dioses-hombres que practican la prédica del individualismo, el poder, la avaricia, la banalidad y el dinero,  es el capitalismo este nuevo conquistador,  el neoliberalismo su cultura, y son las leyes las que aportan y contribuyen al despojo y la perdida de los territorios donde aún vivimos y estamos presentes, las ideas de desarrollo que impulsa el Estado de Chile no es otra cosa que el intermediario de la privatización de grandes extensiones de territorios que por siempre hemos ocupado desde que el mundo es mundo, pero que  al igual que ayer  no se han conformado con el control  y el poder de los negocios,  si no que hoy dirigen y gobiernas a los Estados  con regímenes capitalistas. Los pueblos originarios somos gente, somos pueblo, son identidad y cultura, somos tierra  y somos vida, somos seres-humanos que al igual que otras seres-humanos que habitamos Chile carecemos de derechos de justicia democracia y participación en las grandes decisiones, es por eso que obligatoriamente necesitamos cambiar la constitución política heredada del Dictador Augusto Pinochet  una constitución hecha a la medida del 1% de los más acomodados del país, quienes solicitan territorios y usufructúan de los beneficios   que tal  explotación genera, inevitable  e ineludible,  es la devolución de territorios de pueblos originarios,  la vida de los pueblos pasa  fundamentalmente por la tierra,  una tierra que debe  conducir  los designios  de la gente,  que esté  escrita  en una nueva constitución política integracionista y protectoras de la tierra y los derechos de los pueblos,  que nos de la facultad de la administración social, económica y política de los territorios que por siempre consuetudinariamente han sido nuestras.  Las condiciones del pasado y las condiciones del presente que hemos vivido los pueblos originarios deben ser las motivaciones que nos impulse a la creación y fundamentación de un carta magna donde los pueblos originarios estemos presentes junto a nuestros territorios.

El año 1993 después de arduas lucha de los pueblos originarios juntos a las fuerzas de la democracia  contra el Dictador,  nace un marco regulatorio de los derechos Indígena,  la ley Indígena, y posteriormente el 2007, la ley Lafkenche ese mismo año, Chile  firma el convenio 169 de la OIT, todas leyes limitadas a la interpretación de los gobiernos de turno, que  paralelamente crean   decretos de ley que divide e interrumpe  y limita los derechos a la participación en las decisiones relevantes para la vida de los pueblos.

Al  pueblo todo de Chiloé queremos decir que las amenazas de explotación de los territorios no es nuevo, antes  lo hizo España, y en los años 80 fue la explotación forestal por la industria maderera  Golden espring  y posteriormente la contaminación del mar por la industria de la salmonicultura,  donde nuevamente aparece el discurso del desarrollo, un desarrollo impuesto, las que trajo consigo la pérdida de gran cantidad de bancos naturales de especies marisqueras, y la baja excepcional de especies nativas marinas, el envenenamiento de lobos marinos y la contaminación de los bordes costeros con  desechos de la industria de la salmonicultura y la mitilicultura,   la privatización de los bordes costeros para la producción de choritos, las áreas de manejos y la venta de tierras con borde costero a empresarios del turismo son también un problema, hecho que paulatinamente produce cambios en los derechos sobre el uso que la sociedad isleña ha mantenido en las riberas del borde Costero, la privatización de estos espacios en las actuales etapas del sistema capitalista priva de distintos  usos que los isleños han practicado siempre, los usos recreativos, la recolección de mariscos, algas y pesquería cada día se va perdiendo para dar paso a la  individualización por sobre los interese colectivos o comunitarios.

Decir al pueblo de Chiloé que El puente sobre el canal de Chacao, es el camino que se construye para el auge de las economías del Estado de Chile y las inversiones del capital, no es para el desarrollo de nuestra sociedad sino más bien para las utilidades que se concentrarán en las arcas  del Estado y en las manos de los capitalistas,  las experiencias y la historia sobre este tipo de desarrollo habla por sí solo-  en el año 1790 ya el intendente y gobernador de Chiloé Hurtado lo definió al finalizar la obra de construcción del camino que unió Ancud con la ciudad de Castro llamado Caicumeo  “en la provincia de Chiloé se esperan muchos progresos sobre todo en el tráfico comercial” esta frase consagra fidedignamente el verdadero significado de los caminos y por qué se hacen, nosotros decimos al igual que con el camino de Caicumeo  que un puente sobre el canal de Chacao son las vías que traerán consigo   la explotación y exportación de los bienes marinos, forestales, energéticos y mineros de nuestro Archipiélago de Chilwe-   este tipo de explotación y extractivismo poco a poco determinara el destino de la cultura e identidad,  las tierras y el hombre insular. Por otro lado son los hombres,  las mujeres, los jóvenes y los niños los llamados a la conciencia para la defensa de Chiloé, el resguardo  de nuestros bienes y nuestra identidad como seres-humanos nacidos y criados en estas tierras.

Por último el Consejo de Comunidades Williche de Chiloé Büta Wapi Chilwe   reafirma los compromisos adquiridos en los últimos congresos  de Quellon Ancud y Pargua y hacemos un llamado enérgico a todos los longkos ka pu peñi ka pu Lamuen a las comunidades Williche y a las organizaciones sociales de Chiloé a  buscar los caminos de la unidad, el entendimiento,  la fortaleza, la sabiduría y el conocimiento para defender a la ñuke twe o nuestra particularidad insular de los atropellos que se hacen en nombre del progreso y el desarrollo.

Sin otro particular

                           Consejo de Comunidades Williche de Chiloé Büta Wapi Chilwe.

                                                   Ancud 12 de Octubre de 2015

ancud3

INFORMACIÓN RELACIONADA 

En Ancud, la resistencia Williche está más activa que nunca