domingo, julio 21, 2024

Se confirman y continúan las irregularidades en torno al “Memorandum Diaguita”

 

El 7 y 9 de octubre fue subido a la página Web de Barrick Gold y de un grupo de comunidades diaguitas del Valle del Huasco respectivamente, una versión parcial y modificada del «memorándum de entendimiento«, que por 7 meses ha sido exigido por comunidades y autoridades, siendo sistemáticamente ocultado incluso a las bases de las comunidades firmantes

Ver: Página de Barrick: http://barricklatam.com/barrick/presencia/pascua-lama/comunidad/memorandum-de-entendimiento/2014-10-10/092526.html 

Pagina del Grupo de Diaguitas que trabajan con Barrick: http://www.diaguitasdelhuasco.org/?p=205 

Frente a esto, nos vemos en la obligación de señalar lo siguiente: 

1.   Su publicación es una estrategia silenciosa y coordinada entre la empresa y un grupo de Diaguitas que responde a la fuerte presión social y comunitaria que hemos emprendido desde hace meses tras conocerlo, a nuestras múltiples denuncias, y la mirada crítica con que respondieron a esta situación autoridades nacionales y locales. Viéndose obligados a faltar a los propios principios en que surge dicho acuerdo, como queda de manifiesto en su punto número 4 de «confidencialidad«. 

2.   En este Memorándum de Entendimiento, surgido como la nueva estrategia de intervención comunitaria de la empresa tras la paralización del proyecto, se aprecia, entre otras cosas, lo que siempre hemos señalado: Barrick es una Empresa Irresponsable que Miente permanentemente. El acuerdo no fue suscrito por 15 comunidades como Lorenzo Soto, Barrick y los mismos Diaguitas quisieron posicionar en todos los medios masivos de comunicación, sembrando confusión y desconfianza en nuestro territorio. El texto lo suscriben 10 organizaciones y muchas de ellas sin la autorización de los comuneros como por ejemplo la Comunidad de Los Perales.

3.  Hace 15 años conocemos las prácticas de esta empresa en nuestro territorio, sistemáticamente ha mentido, ocultó los muertos en faenas, suscribió a espalda de los regantes un protocolo con 8 dirigentes de la Junta de Vigilancia… sabemos cómo opera, por eso no podemos dejar de insistir que nos asisten fundadas dudas de que el documento publicado sea el original, de hecho Patricia Alvarez, asegura que en reunión con la empresa pudo tener el documento en sus manos y en un rápida ojeada vio la firma de 15 organizaciones y ahora aparecen solo 10, además el numero de hojas también era distinto. En el documento publicado, justamente una de las comunidades que hoy no aparece es Sierra de Huachacan del Corral, comunidad envuelta en un escándalo ya que firmó su dirigente sin consulta a las bases e intermedió dinero a algunos comuneros para su suscripción, lo mismo sucede con otras que tienen situaciones irregulares. Es necesario agregar que en este documento no están las firmas manuscritas de quienes representan a las comunidades.

4. Esto nos hace pensar que luego de denunciar las irregularidades que contiene este memorándum, la transgreción a la normativa nacional e internacional, y ser evidentemente una maniobra desesperada por salvar un proyecto agónico, Barrick está intentando, torpemente, blanquear el acuerdo, y aparentar que esta transparentando un procedimiento a todas luces vulnera los derechos de los pueblos indígenas y del conjunto de los habitantes de nuestro valle. De hecho, los anexos en donde aparecen los honorarios pagados por la empresa tanto a los dirigentes que lo impulsaron (Solange Bordones, Bélgica Campillay, Ernesto Alcayaga, Antonio Quinzacara e Iván Torres), así como el de los abogados que los asesoran  (Lorenzo Soto y Alex Quevedo) y del “amigable componedor” (Alonso Barros) no están incluidos en la publicación.

5. La forma en que este documento fue suscrito y el contenido del mismo, al menos en lo que se ha hecho público, no hace más que corroborar que es un Acuerdo para presionar y fracturar nuevamente nuestro frágil tejido social, nos invitan a ponerle precio a nuestra vida y a los ecosistemas que nos vieron nacer, pretendiendo burlar la voluntad colectiva de defender el territorio y los múltiples procesos de sanción administrativos y judiciales (algunos aún por resolverse) que dan cuenta de la inviabilidad de este proyecto minero: “Conforme a lo ordenado por las autoridades judiciales y administrativas, CMN suspendió sus operaciones y ha decidido buscar la forma de iniciar un diálogo de buena fe con las comunidades y personas que forman parte del pueblo Diaguita en el área de influencia del Proyecto Pascua Lama y construir una buena relación en beneficio mutuo”. (…) explorar un posible entendimiento que permita, por una parte, desarrollar de manera sustentable su Proyecto y, por otra, dar satisfacción a los intereses y derechos de las CID Y AID” (comunidades y asociaciones) (Memorándum. p. 2).

6. Por todo esto, reiteramos que rechazamos cualquier forma de negociación, nuestra vida no se negocia. No creemos en la buena fe de la empresa. Sabemos que los abogados que están detrás de esta maniobra comunicacional son actores interesados que solo buscan dinero como lo han hecho en múltiples casos como Bocamina, Termoeléctrica Los Robles, Central Farellones, pretendieron hacerlo en Castilla, en fin un triste y largo etcétera. No nos dejaremos pisotear, ni engañar, sea o no este el texto que suscribieron 6 dirigentes pagados por la empresa y que llegaron a nuestro Valle, rechazamos cualquier tipo de acuerdo que pretenda viabilizar la megaminería contaminante en la naciente de nuestras cuencas y sobre nuestros ecosistemas glaciares. 

7. Exigimos que el gobierno no siga dándonos como respuesta para no intervenir que es este un “asunto entre privados”, y que no siga faltando al mandato que le entrega la ley indígena que es resguardar los derechos de los pueblos originarios de nuestro país y que cumpla los compromisos consagrados en el Convenio 169 de la OIT. Le solicitamos hacerse cargo de sus obligaciones colectivas, que resguarden el bien común y los derechos de nuestros hermanos indígenas silenciosos y de los ciudadanos que vivimos en el Valle del Huasco.

Asamblea por el Agua de Guasco Alto

Unidos por el Agua

Comité Ecológico y Cultural Esperanza de Vida

Pastoral del Cuidado de la Creación, Iglesia Evangélica y Presbiteriana

Comunidad Diaguita Los Tambos

Comunidad Diaguita Patay Co

Asociación de Pequeños Agricultores de San Félix, AGA

Pastoral de la Salvaguarda de la Creación

Consejo de Defensa del Valle del Huasco

Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, OLCA

Junta de Vecinos Piedras Juntas

Asociación de Pajareteros de Alto del Carmen

Contacto: Rubén Cruz. – Teléfono: +569 64894000

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente