viernes, julio 19, 2024

¿Hasta cuándo el estado va a seguir subsidiando y protegiendo los intereses de las devastadoras empresas forestales?

Incendios, crisis hídrica, plagas, empobrecimiento territorios y clientelismo político es lo que resume la actividad de la industria forestal y sus consecuencias a causa de las plantaciones de monocultivos de pinos y eucaliptus que se extienden por más de tres millones de hectáreas en el centro sur de Chile

Descontrolados incendios en el centro sur de Chile con directa responsabilidad de las empresas a causa de los monocultivos de especies de pinos y eucaliptus con componentes inflamables. Sequía en diversas zonas rurales afectando a miles de personas mayoritariamente de regiones como el Maule, Bio Bio, la Araucanía y parte de las décimas, haciendo inviable sostener este modelo de abuso y violaciones, donde se levantan múltiples voces exigiendo un límite a esta expansión. Intervencionismo y redes clientelistas  de sectores empresariales con partidos políticos y gubernamental-legislativo que involucran a amplios sectores del binominal en  campañas electorales y a su vez, votaciones a favor de los intereses forestales. Plantaciones de pinos, es el descontrol que por años viene produciéndose por  la denominada “avispa taladradora”, en medio de zonas donde se ha agudizado el empobrecimiento a causa de las plantaciones forestales de monocultivos de pinos y eucaliptus, donde se viene reemplazando tierras agrícolas, de pequeña ganadería, de bosque nativo y frutícola, con severas emigraciones.

Danko Mariman de Wallmapuwen, señala desde Temuco: “La sequía en el Wallmapu es producida por las decisiones que se toman en Santiago de Chile, más razones para pensar en un estatuto de autonomía, más razones para descentralizar y trabajar en conjunto para ganar espacios de poder. No más forestales en el Wallmapu, no más sequía, no más migración forzada producto de la falta de agua”.

El estado chileno gasta miles de millones a favor de las empresas: Resguardo policial a los predios forestales en medio de conflictos por tenencia de tierras y protestas al modelo; investigación científica de universidades y organismos públicos para mejoramiento genético de especies para una mayor producción; subsidios estatales para la masificación de pinos y eucaliptus en sectores campesinos y comunidades Mapuche; brigadas forestales del estado para el control de incendios de las plantaciones, son algunos de los subsidios y proteccionismos desde el fisco.

A continuación, comentarios de Tomás Mosciatti – Radio Bio bio al respecto, emitidas en diciembre 2013 “somos tontos”

 

VER VIDEO

 

 

https://www.youthttps://www.youtube.com/watch?v=yw4WoCEPEmk&feature=youtu.beube.com/watch?v=yw4WoCEPEmk&feature=youtu.be

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente