Asociación Mapuche de Quepe apoya demandas y denuncias de comunidades en resistencia de Malleco

«La situación de violencia policial, política y racial que viven las comunidades reclamantes es inaceptable. Se despliega desde un estado abundante en recursos materiales, humanos y financieros sobre comunidades y familias de escasos recursos, sin el amparo de ninguna institucionalidad salvo la que ellas mismas se dan».

A LA OPINION PÚBLICA

La organización territorial  Ayunmapu de Quepe, declara:

Con fecha martes 18 día de agosto del 2015, los dirigentes de nuestra organización Ayun Mapu de Quepe concurrimos a las oficinas de Conadi Dirección Nacional, con el objeto de informarnos de la situación que se desarrolla en dependencias de esta institución del estado.

Fuimos recibidos por los dirigentes de las comunidades y territorios correspondientes a:  Lof Rankilko, Coñomil Epuleo, Comunidad Autónoma de Temucuicui, Comunidad Huañaco Millao Autónoma, Trangol 2 Boyen Mapu, de Victoria, Pullil Mapu, Comunidad Wente Winkull Mapu, Lof Mallecoche, Ercilla y Comunidad Huañaco Millao Autónoma. Ellos están haciendo ocupación de las oficinas de CONADI desde hace 2 días a la fecha.

 

Tras una larga y grata conversación pudimos concluir lo siguiente:

La situación de violencia policial, política y racial que viven las comunidades reclamantes es inaceptable.

Se despliega desde un estado abundante en recursos materiales, humanos y financieros sobre comunidades y familias de escasos recursos, sin el amparo de ninguna institucionalidad salvo la que ellas mismas se dan.

Las leyes aplicadas en contra de las comunidades mapuche dictadas por el Parlamento son ilegítimas e inmorales

Esta acción abusiva, desproporcionada e injustificada, se ejecuta bajo la protección y amparo de leyes que emergen desde un parlamento cuestionado  en diversos ámbitos, en el de su legitimidad, su representatividad y de su financiamiento, entre otros.

Las acciones políticas represivas favorecen exclusivamente el negocio de armas y no a la paz social.

Quienes ejecutan estos abusos, cuentan con abundantes recursos, que son suministrados por proveedores  que recaudan importantes ganancias en sus emprendimiento, municiones de guerra, equipos de protección, helicópteros, sistemas de espionaje, etc.

La acción de Estado debe considerar la unidad Territorial ancestral, y no los retazos que quedan de la Radicación.

La reclamación que el Territorio sea considerado como una unidad vinculada a las comunidades, es legítima y justa, la que debe ser parte principal  de las conversaciones con el estado de Chile, debiendo entonces quedar atrás las tibias e insuficientes medidas de mitigación como lo son el programa de compra de tierras, según sea el articulo 20 letra a) o b), el que mediante consideraciones  técnicas al estilo reforma agraria, logra que las demandas de restitución  de tierras sean reducidas a una unidad no sustentable económicamente, 10-12 hectáreas físicas por familia.

Por todo lo anterior, nuestra organización Ayun Mapu, asumirá la discusión interna de estas demandas, las que consideramos desde ya justas, históricas y claras. Esperamos que el director de conadi, el intendente, el ministro, asignen la debida importancia a esta ocupación, mediante la puesta en marcha de un proceso político y participativo -que incluya los territorios  y sus reales representantes– que se haga cargo de los principios fundantes de estas reclamaciones. Es el único camino que vemos como posible a estas alturas del desarrollo de la reivindicación del mundo mapuche.

Recordemos que nuestra organización Ayunmapu ha sido testigo contemporáneo de la intervención inmoral de la institucionalidad del estado en la instalación del nuevo aeropuerto sobre nuestros territorio, de cómo invierte en favor de los privados, en favor de los grandes propietarios, pasando por alto sus propias leyes y reglamentos, tanto de protección ambiental como social,  solo con el fin de favorecer una ideología  instalada con engaños y atropellos por un gobierno dictatorial.

Por esta razón, y muchas otras, es  que estaremos atentos al curso de los acontecimientos en este conflicto que no solo es de los hermanos de Ercilla, si no es de todos los mapuches.

AYUNMAPU.