jueves, junio 24, 2021

Exigen a Ongs transnacionales terminar con certificaciones ambientales a depredadoras industrias

Amplios cuestionamientos y emplazamientos a Ongs transnacionales con respecto a contradicciones en sus prácticas al asumir campañas de ciertas políticas a favor del medio ambiente; y por otra, certificar ambientalmente a dañinas industrias depredadoras, como las salmoneras y las forestales.

Un nuevo y reciente cuestionamiento ha recaído en WWF por certificaciones a la industria salmonera. La misma Ong internacional, junto a GreenPeace, Rainforest Alliance, National Aboriginal Forestry Association, entre otras, han sido pate del otorgamiento de certificaciones ambientales FCS a empresas forestales en Chile severamente cuestionadas en materia de derechos humanos y medio ambiente.

Este miércoles 25 de mayo, el Partido Ecologista de la Décima Región criticó  el accionar de la ONG internacional WWF y “sus políticas que le han llevado certificar a la industria salmoneras a pesar de sus enormes externalidades sociales y ambientales que han provocado en la Región”, publicaba así Radio del Mar.

La manifestación se llevó a cabo en las afueras del Hotel Pacifico donde se realizó el Taller “Técnicas de monitoreo ambiental y social para una acuicultura sustentable en el sur de Chile”, publicaba el medio.

Luis Ruiz dirigente de la colectividad señaló: “lamentamos la certificación de la WWF a empresas que han demostrado ser incapaces de una actividad sustentable, generando más que riqueza, un empobrecimiento ecológico, social y cultural en el territorio. Por mucho esfuerzo que coloquen en blanquear la imagen internacional de la salmonicultura chilena, las escenas de las movilizaciones recientes, las ollas comunes de los cesantes,  y el colapso de los ecosistemas donde se han instalado, no resisten campañas mediáticas. Como ecologistas continuaremos denunciando estos hechos; con la WWF o con quien pretenda justificar el impacto generado por la mala actividad acuícola.”

También en el área forestal

El área de comunicaciones de la Red por la Defensa de los Territorios en la Araucanía, señaló que WWF junto a otras Ongs internacionales (Por ejemplo: GreenPeace, Aboriginal Forestry Association), son parte del Sello Internacional FSC (Forest Stewardship Council), la que se ha otorgado en Chile a través de otras Ongs “ecologistas” internacionales como Rainforest Alliance a la empresa Forestal Mininco; y Woodmark a la empresa Forestal Arauco, respectivamente, que en suma son cerca de dos millones de hectáreas de plantaciones de pinos y eucaliptus certificadas, a pesar de serios cuestionamientos en materia ambiental y en derechos humanos a las empresas.

Se señala: “Forestal Mininco tiene varios casos de conflictos históricos por acaparamiento y tenencia de tierras ancestrales que son reclamadas por comunidades, incluyendo sitios de significación de tipo religioso y espiritual que están al interior de sus predios y que fueron registradas por la misma instancia examinadora, como también, responsabilidades en materia de represión a comunidades Mapuche en el centro sur de Chile, sin embargo, Rainforest Alliance a nombre de FSC, de todas formas le otorgó la certificación ambiental, contrariando los principios de FSC sobre la buena relación con los Pueblos Indígenas. A esto se suma que la empresa, como parte del holding CMPC se ha visto envuelta en la denominada “colusión del papel”, controlando los precios en el mercado y afectando a los consumidores en el País.

Asimismo, se indicó que la empresa Forestal Arauco, además de los conflictos por tierras con diversas comunidades y que plantas de celulosas, así como las de CMPC, han causado grave contaminación en lugares de enorme importancia para fuentes productivas campesinas, turísticas y de conservación, sumándose que la empresa Arauco es parte del Holding COPEC-CELCO-CORPESCA, la que se ha visto envuelta en pagos ilícitos a grupos de parlamentarios y del poder político, haría insostenible que tenga una certificación FSC como la otorgada por Woodmark.

“Es inconcebible que directa o indirectamente esté presente la responsabilidad de Ongs internacionales ambientales en otorgar certificaciones a empresas y sus actividades que han causado un enorme daño social, ambiental, cultural y económico. La industria forestal mantiene a vastas zonas empobrecidas y sin agua y omitir sus malas prácticas en ello, es mirar hacia el lado y hacerse cómplices de los daños ambientales y violaciones a los derechos humanos. Es contradictorio con otras acciones que tienen a favor del medio ambiente”, señalaron desde el área de comunicaciones de la Red por la Defensa de los Territorios.

Imagen adjunta: funa a WWF en Puerto Montt / Fotografía: Emmanuel V. Hernández A.

funa a wwf

 

- Advertisment -

Lo Más Reciente

¿Qué es WTE Araucanía? El criticado y peligroso proyecto incinerador que pretende instalarse en Lautaro

Tras el cierre del cuestionado vertedero municipal de Boyeco en 2016, aparecieron nuevas propuestas para tratar la basura en La Araucanía. Durante ese mismo...

La participación de las naciones originarias y la Convención Constitucional. Escribe Elisa Loncon

Los procesos políticos a nivel internacional, y los nuevos estándares de derechos colectivos que establece la Declaración de ONU sobre los derechos de los...

Familia Hernández Huentecol denunció ataque armado en contra de uno de sus hijos

Desconocidos dispararon hacia vivienda en múltiples ocasiones. Lof Dawüllko Karülen denunció hostigamientos e intento de homicidio contra integrante de familia Hernández Huentecol. Por Juan Carlos...

Corte Suprema ordena Superintendencia del Medioambiente investigar eventual afectación a comunidad indígena por extracción de áridos en río Cautín

En la sentencia (causa rol 104.505-2020), la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, Ángela Vivanco, Adelita Ravanales y los...