Emplazan al Gobierno a responder por situación de mapuches en huelga

Familiares de los comuneros mapuche  en huelga de hambre en la cárcel de Temuco, presentaron una carta al ministro del Interior, Mario Fernández, para darle a conocer el grave estado de salud que enfrentan.

Por Natalia Figueroa

Radio Universidad de Chile

Parlamentarios por la Araucanía enfatizaron en la urgencia de que el Gobierno aborde el tema y otorgue los resguardos necesarios para no comprometer la vida de alguno de ellos.

Este jueves, los familiares de los comuneros mapuche que cumplieron cien días en huelga de hambre en la cárcel de Temuco, presentaron una carta al ministro del Interior, Mario Fernández, para darle a conocer el grave estado de salud que enfrentan.

Conocido el diagnóstico realizado por el Colegio Médico, donde se detalló que los comuneros muestran un cuadro que podría tener secuelas neurológicas irreversibles, los familiares junto a organizaciones sociales interpelaron al Gobierno para que tome medidas urgentes.

La posición de los comuneros mapuche imputados por la supuesta quema de una iglesia evangélica ubicada en la comuna de Padre Las Casas, en la Araucanía, es que el Gobierno retire la querella invocando Ley Antiterrorista por la que están siendo procesados.

De esta manera, señaló su vocero Cristián Tralcal, se cumpliría el debido proceso dado que hasta ahora se han tomado declaraciones en calidad de testigos protegidos, lo que no permite conocer la identidad de los expositores. Una situación que abre dudas para los familiares de quienes estarían interviniendo en el proceso judicial y, en ese entendido, acusaron falta de transparencia de la justicia.

Además, explicaron que desde la Intendencia de la Araucanía se desentendieron de entregar alguna respuesta al requerimiento de los comuneros y, por ahora, sólo Gendarmería habría prestado atención médica a Benito Trangol, quien por la huelga seca fue internado de urgencia.

El hijo de uno de los imputados, Cristián Tralcal, emplazó a las autoridades otorgar las garantías procesales para que los comuneros depongan la huelga. “Según dijo la Fiscalía ellos fueron detenidos en el lugar y eso no es así porque fueron detenidos casi a seis kilómetros. Aparte los testigos que son vecinos del lugar dicen que no son mapuche y lo recalcan”, indicó.

“La política de Estado ha fracasado”

 Los parlamentarios de la zona también reaccionaron ante el diagnóstico entregado por el Colegio Médico.

El diputado del PPD, Joaquín Tuma, lamentó que los comuneros llegaran a esta instancia para plantear sus demandas y que todavía desde el Ejecutivo no se refiera al caso.

Señaló que el resolver esta medida de presión es de exclusiva responsabilidad del Ejecutivo y, en términos más amplios, apuntar a cambios estructurales.

En esa línea, dijo que los parlamentarios han estado trabajando apegados al Plan Araucanía y que el próximo miércoles 20 de septiembre tendría que votarse en la sala de la Cámara de Diputados lo relativo a la creación del Ministerio de Asuntos Indígenas. “A pesar de que se ha demorado, son instrumentos que están ayudando a lograr un acuerdo entre el Estado y el pueblo mapuche”, enfatizó el parlamentario.

Mientras, el diputado independiente René Safirio señaló el Gobierno no puede poner en riesgo la vida de personas que están en prisión preventiva. Dijo que se debe iniciar diálogo y asumir en profundidad un conflicto que erradamente se ha tratado de resolver desde una lógica judicial y policial.

El parlamentario sostuvo que “no se están dando respuestas coherentes y si se quiere resolver por la vía judicial. Así no se va a lograr”.

 En tanto, el diputado de la Democracia Cristiana, Fuad Chain, aseguró que la política de Estado que se ha aplicado a resolver el conflicto mapuche ha sido un fracaso. Si bien dijo que es necesario que la Fiscalía siga con la investigación de presuntos delitos, a su juicio, “la eficacia de la indagación penal derechamente ha fallado”.

 Recordemos que el Colegio Médico sostuvo que de mantener el ayuno, los comuneros podrían tener secuelas irreversibles, incluso llegar a la muerte. Su informe indicó que durante estos cien días registraron pérdida de peso de hasta 20 kilos y los hallazgos clínicos eran suficientes para considerar el cuadro de riesgo vital.