domingo, julio 21, 2024

Desmilitarización del territorio mapuche, una demanda en medio de la crisis social

Entre las otras demandas se encuentran: Recuperación territorial; autodeterminación política de los pueblos; derechos de la Madre Tierra; derechos lingüísticos, educativos, de salud y culturales; desmilitarización inmediata del territorio mapuche y libertad a los presos políticos mapuche; juicio y castigo a los violadores de derechos humanos en Chile y Wallmapu.

FUENTE: El Mostrador

La Coordinación de Naciones Originarias de la Región Metropolitana (Conorm), formada por organizaciones de distintos pueblos como aymaras, quechuas y mapuche, emitieron un comunicado con una serie de exigencias a raíz de las movilizaciones que se han tomado las calles del país durante los últimos días.

Entre las demandas se encuentran: Recuperación territorial; autodeterminación política de los pueblos; derechos de la Madre Tierra; derechos lingüísticos, educativos, de salud y culturales; desmilitarización inmediata del territorio mapuche y libertad a los presos políticos mapuche; juicio y castigo a los violadores de derechos humanos en Chile y Wallmapu.

«Cada uno de nosotros y nosotras se reconoce como parte de una historia de movilización de larga data, somos miembros de diferentes organizaciones y colectivos que trabajamos a diario por los derechos colectivos de nuestros pueblos. Como miembros de Naciones Originarias hemos estado en múltiples luchas y organizaciones, desde donde hemos gestado críticas y prefiguraciones políticas contra el neoliberalismo y la democracia autoritaria presente en Chile que nos excluye a los pueblos. Desde allí hablamos y hablaremos, con la intención de profundizar nuestros derechos colectivos, recuperar nuestros territorios, y avanzar en la autodeterminación de los pueblos», dice la declaración.

«Partimos de la noción de que el neoliberalismo es una reformulación del colonialismo histórico, donde actualmente se combinan el extractivismo de nuestros territorios, la opresión a nuestros pueblos, a la naturaleza, a la mujer y la folclorización multicultural. Ello implica un modelo de gobernanza que saquea la naturaleza y bloquea la capacidad política de los pueblos. Contra este modelo nos rebelamos, hacia la construcción de una vida digna y de un buen vivir», agregan.

Conorm señala además que «en este momento histórico que vive Chile y sus pueblos es que hemos iniciado de facto un proceso constituyente. Hemos logrado con movilización y lucha gestar un proceso destituyente en ciernes del
neoliberalismo y de la democracia pactada. Lo destituyente y lo constituyente hoy se encuentran en tensión, no termina de morir lo viejo antes que nazca lo nuevo, esa conflictividad estamos habitando hoy, y como pueblos debemos empujar este proceso histórico en aras de una refundación de Chile, desatar la constitución de un país plurinacional y que reconozca la autodeterminación de los pueblos».

También exigen una Asamblea Constituyente Plurinacional, pues consideran que «es el mejor camino para todos los pueblos. Comenzaremos a trabajar en ello con distintos movimientos sociales, feministas, medioambientales, sindicales y populares. Hay que desatar el proceso constituyente de los pueblos, utilizando las formas de organización ya existentes, con miras a fortalecer por abajo el poder y la creatividad de los pueblos».

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente