jueves, junio 24, 2021

El Centro de Estudios Indígenas de la U. Católica y su situación colonial

Me parece inquietante que un centro financiado con recursos públicos, sustentado en la existencia de los Pueblos Indígenas en lo que hoy es Chile, recurra a estas prácticas. ¿Así dialoga un centro que gracias a los “indios” en Chile les permite existir?


Por Pablo Millalen
07 de mayo de 2021


Adjunto algunas imágenes de una interpelación que hice por Twitter al centro indigenista chileno CIIR (Centro de Estudios Interculturales e Indígenas), por su anuncio rimbombante de su nueva página web y donde emití un comentario cuestionando la composición de su consejo académico. En respuesta, fui bloqueado.
Para mí este hecho dice mucho de cómo ciertas instituciones académicas silencian el cuestionamiento de quienes dicen defender.
Como Mapuche que hoy me encuentro estudiando y trabajando en el campo de los estudios indígenas críticos, como espacio político e intelectual, fui a echarle un vistazo a la web, acudí directamente a la pestaña del “Consejo Académico” porque entiendo que es el órgano de las decisiones y deliberaciones… y sorpresa!!!, no había ningún(x) “INDÍGENA”, ni siquiera una diferencia reconocible (compruébelo usted mismo).
Me parece inquietante que un centro financiado con recursos públicos, sustentado en la existencia de los Pueblos Indígenas en lo que hoy es chile, recurra a estas prácticas. ¿Así dialoga un centro que gracias a los “indios” en Chile les permite existir?
¿Qué tan honesta y sincera es la “relación intercultural” que promueve este centro? ¿Cómo se desenvuelven las jerarquías socio-raciales, de clase, de privilegios, es decir, el colonialismo, bajo un velo de interculturalidad? ¿Este centro apuesta a transformar algunas estructuras coloniales o las adapta sustentándose en una narrativa de reconocimiento e interculturalidad? ¿Quién y cómo los Pueblos Indígenas fiscalizan este tipo de centros liderados por no Indígenas? ¿Cuál es la narrativa que proyecta este centro hacia el extranjero para con sus colegas? ¿Por qué este centro con sus investigaciones no toca el poder económico, político y a los colonos asentado en comunidades y territorios indígenas? ¿Para quiénes trabaja el CIIR?
La invitación es a observar, analizar y reflexionar sobre las estructuras que mediante lógicas de reconocimientos (limitadas) perpetuán el colonialismo en base a buenas intenciones. Y sobre buenas intenciones, en Wallmapu sabemos demasiado.
Como decía el peñi de la Nación Sioux, Vine Deloria (1969), el colonialismo y sus agentes (incluidos los académicos) siempre esperan que los indios estén agradecidos y tengan un comportamiento institucionalizado como se les ha enseñado a otros miembros de la sociedad. De lo contrario, la reacción india es atribuida al innato salvajismo del indio. Felepe may!!
Pd: Una cosa es ser aliadxs (bienvenidos sean) y otra es tutelar y suplantar amparados en estructuras y narrativas de “reconocimiento” e “interculturalidad”.
- Advertisment -

Lo Más Reciente

¿Qué es WTE Araucanía? El criticado y peligroso proyecto incinerador que pretende instalarse en Lautaro

Tras el cierre del cuestionado vertedero municipal de Boyeco en 2016, aparecieron nuevas propuestas para tratar la basura en La Araucanía. Durante ese mismo...

La participación de las naciones originarias y la Convención Constitucional. Escribe Elisa Loncon

Los procesos políticos a nivel internacional, y los nuevos estándares de derechos colectivos que establece la Declaración de ONU sobre los derechos de los...

Familia Hernández Huentecol denunció ataque armado en contra de uno de sus hijos

Desconocidos dispararon hacia vivienda en múltiples ocasiones. Lof Dawüllko Karülen denunció hostigamientos e intento de homicidio contra integrante de familia Hernández Huentecol. Por Juan Carlos...

Corte Suprema ordena Superintendencia del Medioambiente investigar eventual afectación a comunidad indígena por extracción de áridos en río Cautín

En la sentencia (causa rol 104.505-2020), la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, Ángela Vivanco, Adelita Ravanales y los...