sábado, febrero 24, 2024

La destrucción del medio ambiente y las mega estafas son la causa de los mayores problemas del país

El único camino para resolver muchos conflictos de derechos humanos y de protección del medio ambiente y de recursos para que todos los chilenos y pueblos del país sean usado para todos y no para los pirañas y grandes tiburones que controlan el país y los tres poderes del Estado es denunciar, protestar y exigir una verdadera democratización: ASAMBLEA CONSTITUYENTE… La que el gobierno no quiere hacer ni permitir.
 
Las estafas que se hacen en Chile se esconden en silencio y por tener un sistema legal ilegítimo. Los bosques y tierras de la Araucanía, La región de Quintero, Puchuncavi, Patagonia Rebelde, Caimanes, las zonas Mineras, Alto Maipo, El océano y los ríos de todo Chile, lagunas y regiones turísticas… todo Chile está en peligro de la destrucción por el lucro de unos pocos y de los poderes del Estado que lo permiten. 

 

Por José Venturelli

Derechos Humanos y justicia para todos

 

Los silencios culpables y los fraudes de gobernantes y magnates son la base de la ausencia de democracia en Chile.

 

La gente normal, también piensa y los silencios culpables avergüenzan a todos y cada uno

 
Hay silencios que lo dicen todo. La presidenta y su ministro del interior, en ese sentido, lo hacen muy bien. Y permiten que se reprima a los afectados. Los grandes afortunados del país lo saben. Y lo utilizan.
 
Sus silencios en los veredictos de la Corte InterAmericana de Derechos Humanos sobre los juicios-linchamientos que se les impone al pueblo Mapuche son seguidos por una represión inmoral, al servicio de las forestales que no cede. Y esos juicios siguen impasibles: la Fiscalía Nacional actúa de acuerdo con eso…
 
Este silencio del señor Dávalos Bachelet que, sin mediar ninguna inteligencia ni trabajo, con un capital de 6 millones de pesos, y otro bastante más grueso que es el de ser él hijo de la Presidenta y de que su esposa sea nuera de la misma, consigue un crédito de nada menos que 6.500 millones de pesos… Y, sin querer queriendo, compra tierras a punto de ser re-designadas comercialmente y, luego, de un «chiripazo» bien medido y bien especulado, por venderlas en forma muy simple (como justamente se le atribuye por todos lados al ex-presidente multimillonario) se gana esta despierta nuera y el no tan pasivo hijo, nada menos que 2.500 millones de pesos. Así, sin siquiera respirar dos veces. ya pudieron estos jóvenes recuperar su arduo esfuerzo. Notable.
 
Menos mal que la parejita decidió, luego de mucha cara dura, «renunciar al cargo en Palacio» aunque no a los beneficios conseguidos en forma muy poco meritoria… o, mejor dicho por deferencia del super millonario Luksic. Porque si se hubiese tratado de esperar una reacción de la Presidenta, todavía estaríamos aplaudiendo lo «diablos» que son algunos «inversionistas». De este, nuestro paisito.
 
Leí en un blog del Profesor Haroldo Quinteros (llamado «Longino», del Norte Grande, que era el nombre de un tren que existió y ya no más, gracias a otros silencios) una nota: La sospecha de información privilegiada, el delito de enriquecimiento ilícito, y el crédito otorgado por Luksic por sólo ser la mujer del hijo de la Presidenta, caen de Perogrullo.  Michelle Bachelet no debió esperar su renuncia, sino despedirlo, ella misma e ipso facto, de su cargo de gobierno. Mas aun, debió exigirle la inmediata anulación de esa sucia transacción. En fin, mientras el país no tenga un rearme moral político pronto, “¿a quién creerle?”
 
Lo que cualquier persona normal ha pensado al respecto: la Presidenta no debería haberse quedado silenciosa (como lo hace con tantas otras irregularidades y/o abusos) sino que debería haber impuesto la  salida del cargo de confianza presidencia, que ella le impuso al país, y el término de los créditos sabrosos que la diabla pareja consiguió…
 
Cuando algo huele mal es porque hay algo podrido. No se trata de diabluras sino de que al país se le trata de acostumbrar a respirar la polución y la destrucción social y del tipo que envenena el medio ambiente. Esos silencios son culpables y culposos.
 
Huele podrido como sucede con el caso PENTA, con las ganancias gigantescas de las forestales, empresas mineras, bancos y de los magnates. Y también con la pobreza impuesta al Mapuche y un 70% de la población a las que se les humilla con salarios mínimos avergonzantes y con las violaciones de los derechos humanos de las comunidades de Caimanes por parte de la Minera los Pelambres (cuyos dueños son los mismos del Banco Chile) donde se niegan a cumplir el veredicto de la Corte Suprema.(Es curioso que el generoso banquero que prestara ese dinero a la parejita, no sea molestado por no cumplir con el veredicto que debe hacerlo reparar el sistema del agua de la zona de la mina Los Pelambres, reparar el valle de Camaines y terminar con el Dique del Mauro donde se acumula peligrosamente el relave minero que sí envenena el valle entero. Muy poco posible que sea una coincidencia de una lotería en la que no estarían relacionados hasta el cuello!)
 
 
Foto del autor en esas tierras altas que se destruyen y ni siquiera darán el agua para beber, como derecho de todos los habitantes.
Y hay otros casos como, por ejemplo, la Forestal Arauco o de aquellos que desde edificios del tipo Costanera Center hacen subir al cielo sus fortunas, mediante, claro está, empleados serviles y culpables como ese ex-ministro y candidato a Presidente y a Senador que colocaba sus ganancias en Bancos Tropicales para que «maduraran» rápido y, pidiendo al mismo tiempo, préstamos para viviendas a su modesta familia. ¿Qué puede explicar el que siete familias se hayan apoderado de toas las fuentes de pesca del país?  
 
Todo podrido, demasiado podrido. Poquísimos magnates que controlan al país, al gobierno y a la «suerte justificatoria». Tanto, que justifica la abstención electoral y que lleva a que cada vez más se apoyen las luchas fundamentales.
 

Estuve en Alto Maipo, un lugar grandioso pero, al mismo tiempo, una nueva fuente de lucro inmoral en el que se quiere sacar agua por millones de litro para compañías mineras y de venta de agua que humillan y destruyen al país. ¡Alto Maipo y el abuso con el agua!!! Las mineras y las empresas de agua, en las que siguen como «dueños» los mismos que compran a personajes de gobierno y abusan al país están embarcados, allá arriba, de otros negociados para los que el gobierno sólo responde con silencios. Hay muchos ¡Altos! Al fraude y al lucro como único patrón de la vida. que se exigen en Chile y que los magnates no quieren permitirlo.  Tenemos un gobierno que insulta al pueblo y que cree poder reírse eternamente de nuestros pueblos.
- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente