miércoles, febrero 21, 2024

Investigador académico de la UChile: «La reforma más que reconstruir la educación termina por liquidarla»

Después de que el domingo la Presidenta Michelle Bachelet anunciara vía cadena nacional la presentación del esperado proyecto de reforma a la educación superior, las críticas no han cesado.

Radio Juan Gómez Milla

Desde diversos sectores políticos y sociales se ha expresado una trasversal desaprobación a la iniciativa del Ejecutivo, tanto por el contenido del proyecto, como por su poco consenso y viabilidad política.

Así, ya conocido y analizado el texto que contiene el proyecto de ley ingresado este lunes a la Cámara de Diputados, los principales ejes de discusión se han centrado en torno al carácter mixto entre educación pública y privada, y la tan cuestionada gratuidad.

Víctor Orellana, académico e investigador del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile (CIAE), realizó un crítico análisis de la reforma presentada por el proyecto, considerando que más que reconstruir la educación éste termina por liquidarla.

Asimismo, Orellana consideró que la gratuidad no sería tal, sino una mera modificación de glosas presupuestarias.

Además, el investigador aseguró que este proyecto no cumple con resolver los problemas de fondo de la educación chilena, siendo incluso peor que antiguos borradores presentados por el Gobierno.

Finalmente, Orellana cree que la presentación de la reforma actual es producto de un fuerte lobby que busca beneficiar intereses particulares.

En tanto, otra arista de la discusión en torno al proyecto de reforma a la educación superior es la de los endeudados del crédito universitario.

A través de redes sociales y algunos medios de comunicación ha circulado una iniciativa que llama a no pagar los créditos educacionales para así hacer responsable al Estado. De la misma manera, otra iniciativa que se dedica a este problema es la organización Deuda Educativa.

Juan Pablo Rojas, coordinador nacional de la agrupación, explicó las exigencias de su entidad, la cual emplaza al Gobierno a hacerse cargo de los endeudados por educación.

Rojas también ilustró la gravedad de la situación con cifras actuales de las personas endeudadas con algún tipo de crédito educacional.

El coordinador nacional de Deuda Educativa mostró su descontento con la reforma a la educación superior, ya que, a su juicio, no consagra la educación como un derecho social.

Así, habrá que esperar cómo se desarrolla el trámite en el Congreso, el que consta de 174 páginas entre las cuales se destaca un cronograma progresivo para alcanzar la gratuidad en 2022.

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente