viernes, abril 19, 2024

Comunidad Colla señala que Consejo de Pueblos es un instrumento colonial

“Nos preguntamos: ¿por qué el Estado quiere «crear» representación indígena?, ¿acaso, pueblos como el colla, que existen por cientos y acaso miles de años, requieren de una ley de esta naturaleza? Somos «pueblos» de acuerdo al Convenio 169 de la OIT. Somos «naciones» de acuerdo a la Declaración de Naciones Unidas de 2007, suscrita por la Presidenta Bachelet en nombre de Chile. Tenemos nuestras orgánicas originarias, que el Estado no respeta. Y ahora buscan imponernos formas extrañas a nuestra cultura, como es este Consejo ceado para y por el gobierno, para sus intereses y no para los nuestros”.

A continuación, artículo completo de Ercilia Araya Altamirano, Presidenta de la Comunidad Indígena Paiote de Atacama

Consejo de Pueblos Indígenas: un voto bien fundado

Se ha criticado al diputado Lautaro Carmona por votar contra las facultades vinculantes del Consejo de Pueblos, órgano que busca representar a los pueblos originarios en su relación con el Estado.

Nos preguntamos: ¿por qué el Estado quiere «crear» representación indígena?, ¿acaso, pueblos como el colla, que existen por cientos y acaso miles de años, requieren de una ley de esta naturaleza? Somos «pueblos» de acuerdo al Convenio 169 de la OIT. Somos «naciones» de acuerdo a la Declaración de Naciones Unidas de 2007, suscrita por la Presidenta Bachelet en nombre de Chile. Tenemos nuestras orgánicas originarias, que el Estado no respeta. Y ahora buscan imponernos formas extrañas a nuestra cultura, como es este Consejo ceado para y por el gobierno, para sus intereses y no para los nuestros.

Por cierto, el Estado buscó «indígenas buenos», como en la Colonia. Compró pasajes, hoteles, y entregó privilegios a los «negociadores», hermanos nuestros que hoy hinchan el pecho soñándose como futuros consejeros, con el millón 200 que acordaron como sueldo. Evitaron que cualquier otro dirigente molesto para sus intereses, entrara en las comisiones de seguimiento. Eso le pasó a quien suscribe, después de la primera reunión.

Como Presidenta de una comunidad indígena debo velar por todos los miembros de ella, rurales o urbanos. No puedo avalar la creación de mafias urbanas contra los territorios rurales que tanto sufren por los megaproyectos mineros, geotérmicos o que depredan el agua y otros recursos. Estos territorios deben decidir por sí mismos. Ningún intermediario ha sido legitimado, y por tanto, los consejos de pueblos serán usurpadores de los legítimos representantes de los territorios, que son sus habitantes y respectivos dirigentes territoriales.

El Consejo de Pueblos es un instrumento colonial, que busca quitar poder a los territorios que nos quedan. Ya no se harán consultas indígenas a los dirigentes en Alto del Carmen, por ejemplo. En consecuencia, se dará información, asesores y se dialogará sólo con el Consejo de Pueblos. Sólo una elite de indígenas de Copiapó y de Santiago (Consejo Nacional), dialogarán directamente con el Estado, y los territorios indígenas rurales mirarán por la ventana, una vez más.

¿Esto es lo que ofrece el Estado, nuevas leyes indígenas para suplantar a los pueblos?
En este contexto, felicito al Diputado Carmona por votar contra los «poderes de decisión vinculante» que el gobierno quiere entregar a los Consejos, pues resultará de ello que un grupo de indígenas que reciben órdenes de partido decidirían por todos nosotros.

Los mencionados poderes vinculantes son el tiro de gracia a la autodeterminación y plurinacionalidad que busca la candidatura de Guillier, pues la encapsula en una mafia artificial, creada por ley, que será facilmente financiada por la minería y las transnacionales.

Felicito al Diputado Carmona por su voto consecuente, y pedimos al gobierno: no siga destruyendo lo que queda de nosotros.

Ercilia Araya Altamirano
Presidenta de la Comunidad Indígena Paiote
Atacama

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente