sábado, mayo 25, 2024

La brutal represión del Estado español no pudo con la voluntad popular en el referéndum del Pueblo Catalán

Por Stefani Pacheco 

El día de las elecciones se registraron alrededor de 1000 ciudadanos heridos, una cifra que no se veía en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. A pesar de eso el pueblo catalán se manifestó asistiendo al referéndum que tuvo como resultado el triunfo del “Si” con un rotundo 90,09%.

BARCELONA-CATALUÑA. La jornada del referéndum este domingo 1 de octubre en Cataluña, donde los catalanes decidirían en las urnas si querían independizarse de España, estuvo llena de contrastes ya que por un lado impactó al mundo la violencia de la Policía Nacional contra los ciudadanos y por otra parte los votantes catalanes con su expresión de convicción, creatividad y entusiasmo dieron cátedra de civismo en un escenario desfavorable para la democracia en Europa gracias a la represión del Presidente Español, Mariano Rajoy.

El pueblo catalán se volcó al referéndum desde muchos días antes de la votación implicándose en asambleas, jornadas de reflexión, concentraciones públicas, entre otras actividades que mostraban el profundo compromiso de un pueblo que se involucró más allá de una simple elección, los catalanes se  involucraron profunda y cívicamente en el “Procès”. En una vuelta por los barrios de Barcelona y por los pueblos de Cataluña se podía observar masivamente, en los balcones y ventanas de las casas de la gente, los emblemas como la bandera independentista y los carteles del “Si”.

La manifestación gráfica en las calles.

Las semanas previas al referéndum el gobierno, al optar por judicializar este proceso democrático, provocó que la policía requisara las papeletas de la votación, se registraran imprentas y se exigieran a los medios de comunicación que no difundieran propaganda informativa, entre otras medidas que recordaron los peores días de la dictadura de Franco en España. Rajoy prefirió optar por la vía del ejercicio de la fuerza antes que dialogar y resolver políticamente las demandas del movimiento social independentista.

El día anterior al referéndum los ciudadanos se quedaron a pernoctar en los centros de votación para que estos espacios no fueran tomados por la policía que buscaba impedir que se realizara la votación. Los catalanes acudieron muy temprano a las urnas, en familia y con una concurrencia generacional trasversal, cuando desde las primeras horas de la mañana los helicópteros de la policía ya monitoreaban el “Procès”.

Vigilancia policial

Ya al mediodía comenzaban a aparecer las primeras noticias de la intervención de las policías, sobre todo de las brutales agresiones de la Policía Nacional contra los votantes entre ellos a personas mayores y niños; además en los sitios de votación se llevaron urnas con votos, llegando a cerrar violentamente otros. Los Mossos de Escuadra, la policía local, tuvieron un rol mucho más pacífico llegando incluso a frenar ciertas cargas policiales. Hoy sus colegas de la Policía española los acusan de traidores por no actuar a la par con ellos, hablando incluso de boicot. La sensación es que de los Mossos no quisieron violentar a su gente, actuaron en conciencia por lo cual ayer la gente les aplaudió en Plaza Cataluña. Asimismo destacan los cuerpos de bomberos catalanes que buscaron mantener la paz y defender a los votantes.

Los Mossos d’Esquadra​, policía de la comunidad Catalana que tuvo una actitud menos violenta que el resto de los cuerpos de seguridad que intervinieron.

Los “Ultra”

Un capítulo aparte son los nacionalistas españoles, que tanto el día anterior cuando la gente ondeaba banderas españolas y se acercaba a saludar y alentar a la policía Nacional en un gesto de aprobación a la línea de acción de fuerza. El 1-O un pequeño grupo de ellos se manifestó ayer en plaza Cataluña defendiendo la unidad de España y sus valores tradicionales de corte conservador. Su convocatoria era variada, aunque sorprende ver entre sus filas a militantes de grupos fascistas que portaban emblemas como esvásticas.

Cierre del referéndum

El pueblo catalán se reunió a esperar los resultados de manera masiva en la Plaza Cataluña. Todo en un ambiente de alegría, tranquilidad y paz. Los líderes de la “Assemblea” por la independencia se dirigieron a la multitud celebrando la valentía y la actitud cívica de los votantes, para que luego Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat condenara los abusos policiales y anunciara que en los próximos días se realizará la Declaración de Independencia Catalana. En diversos puntos de España se realizaron masivas manifestaciones en solidaridad con los catalanes, en Puerta del Sol en Madrid se rechazó además la brutalidad policial de la jornada y se defendió el derecho de los pueblos a decidir.

 

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente