martes, mayo 28, 2024

Fotra ñi llellipun/Apología del barro

19 de febrero 2018, Por Ange Cayuman

  “Al llegar a la casa

                                                                                                             que se caía a pedazos,

la anciana,

que tenía todas las edades de sus ancestros,

removió algo entre las brasas como escribiendo su nombre

y el de sus antepasados en el suelo.

Era algo más que el fuego lo que atizonó con su bastón.”

“La Mujer y su alimento sagrado”. A Rosa Coella Ñancucheo. Tañi kuku em.

Cristian Cayupán

Me decía la poeta Maribel Mora Curriao que le sorprendía siempre cómo la poesía ha sido tomada por el pueblo mapuche y cada día es una posibilidad cierta de encontrarse con un nuevo escrito, con un nuevo dungun. Recordé estas palabras hace unos días cuando se presentó en la librería “Qué Leo” de Temuco el libro Fotra ñi llellipun/Apología del barro, del poeta Cristian Cayupán. Este texto poético de la editorial “Del aire editores” es parte de la colección de poesía mapuche contemporánea Kütral, que ya tiene varios títulos en su haber como “El mapa roto” de Wenuan Escalona, “Trewa ko” de Roxana Miranda Rupailaf,  “Kogen” de Leonel Lienlaf, entre otros; y que prontamente publicará el libro “La guerra Florida” de la joven poeta Daniela Catrileo.

Les dejo una presentación del libro en tres breves momentos.

“Necesito barro para limpiarme”

Cristian Cayupán Mora nació en Puerto Saavedra, la costa del viento frío, donde aprendió la lengua materna, el mapudungun, y el castellano; con ambas escribe Fotra ñi llellipun/Apología del barro, su octava creación literaria compuesta por dos series: Primer amanecer y Monumentos de barro.  En castellano el título del libro contiene la palabra apología, pero en mapudungun la palabra escogida es llellipun, que significa la súplica y el ruego; una acción que requiere una actitud de humildad, de relación frente la espiritualidad de manera colectiva, que en mi lectura, nos conecta con lo que nos hace che/gente. El poeta presenta en su escritura un llellipun al barro. En su presentación nos señaló:

Necesito barro para limpiarme. Sí, muchas personas dirán ¡chuta, con el barro me voy a ensuciar!… pero en el libro emerge una figura que busca barro no solamente desde el punto de vista occidentalizado, sino que obedece a que para muchas culturas la tierra y el barro son esenciales para sostener todo lo que emerge del suelo hasta llegar a las estrellas… Extraigo el concepto en su totalidad, incluso el concepto mapuche tiene que ver con mapu/tierra y no solamente tierra material sino también simbólica, con una visión ontológica vinculada con el ser mapuche.”.

“No existe palabra que no signifique pasado”

Cuando el imaginario del desarrollo nos permea hace rato, haciéndonos creer que avanzamos hacia un futuro mejor sin mirar atrás, aparecen las hablas de los pueblos en resistencia que matizan los imperativos futuristas y nos señalan que seguimos existiendo porque un pasado nos sostiene. La voz de quienes han sido llamados a la escritura nos dice que ese pasado puede ser un punto de conexión con lo sagrado, al respecto Cristian Cayupán, en su presentación, también nos dice:

“Toda concepción discursiva, lingüística obedece a aquel concepto de origen que no solamente está vinculado con el ser humano, sino con las deidades que existen y perviven, con la  tierra como imagen de pasado con la que yo me voy a conectar y así extraer su nombre en una dinámica sagrada. Toda palabra nos lleva al origen de lo que es la concepción de mundo, no existe palabra que no signifique pasado.”  

 

Llampüzkeñ

Un cuento se cuela entre los versos del libro, se llama Llampüzkem y comienza así: “Kiñe lof mew alükamapulelu, rume utregekufuy pukem mew, mülekefuy kiñe llampüzkeñ…/ En una aldea lejana y fría, donde el invierno arreciaba con fuerza, vivía una mariposa llamada llampüzkeñ…

El cuento  es un texto que Cristian Cayupán y su compañera Ana Ñanculef escribieron en el contexto del aniversario del Jardín Infantil donde asistía su hija el año 2013. El poeta explica la incorporación del cuento en su poemario y señala, además, que la lectura está dedicada a su pequeña hija Alen Kiyen, que en castellano quiere decir: el resplandor de la luna. Nos cuenta que no la llevó a la lectura porque andaría corriendo para todos lados y quitándole el micrófono para hablar ella y experimentar con el sonido de los parlantes. Así, el poeta nos transmite de modo cercano sus lugares íntimos, la profundidad de sus lazos y la cotidianeidad sagrada de la vida de un pueblo que se recrea día a día, entre otras cosas, con la poesía.

Para conseguir Fotra ñi llellipun/Apología del barro, del poeta Cristian Cayupán diríjase a la Cooperativa Mapuche Küme Mogen, en Aldunate 35 o a la librería Qué leo de Temuco, Vicuña Mackenna 595.

 “Se me hincha el pecho

 me palpita la vida

me crecen las manos

 de mecerte, hija.”

Alen kiyen, Cristian Cayupán

Datos del autor

 

 

Cristian Cayupán Mora. Escritor, editor y director de la revista literaria Comarca; fue miembro del Círculo de Escritores Juvencio Valle de Nueva Imperial donde dirigió la revista Letras del sur; asistió a los talleres de la Fundación Neruda en Temuco. Fue miembro de la mesa regional de Escritores “Juan Pablo Ampuero”. Colabora con la revista cultural Mapu Ñuke. Ha participado en diversos encuentros, foros y congresos de literatura en universidades, y en otras instituciones culturales.

Ha publicado los siguientes libros: Poemas Prohibidos (2007) Editorial Rodarte; Katrü Rüpü, Romancero Mapuche, poesía (2008); Reprimida Ausencia (2009) Comarca Ediciones;Usuarios del silencio (2012) Comarca Ediciones; Tratado de piedra (2014) Editorial Conunhueno; Terruño (2015) Ediciones Mapu Ñuke; El hombre y su piedra (2016) Ediciones Inubicalistas; Apología del barro (2017) Del Aire editores.

Obtiene Mención Especial en el premio internacional de poesía Nosside, Italia en 2010 y 2° Lugar concurso de Poesía Juvencio Valle. Nueva Imperial en 2017.

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente