miércoles, abril 24, 2024

Resistencia de comunidades a hidroeléctrica “Santa Olga” en Cunco

Las luchas siguen aumentando en la Araucanía: esta vez se trata de un proyecto hidroeléctrico que intervendría la cuenca del Río Allipén en la comuna de Cunco, en la Región de la Araucanía. La obra consiste en una central de pasada que inundaría una superficie superior a las 75 hectáreas, con lo que se pretende generar 17,9 MW de energía.

Escrito por Michael Lieberherr Pacheco

Radio Juan Gómez Milla

Desde la comuna de Cunco se levanta una fuerte resistencia a un proyecto que podría afectar a las cuencas ancestrales y dañaría el ecosistema del lugar. El trámite de este proyecto, en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), hace explícita una de las técnicas más utilizadas para la aprobación de obras que presentan problemas en su admisión: la re presentación de un proyecto cuando es rechazado en primera instancia.

La central MiniHidro Santa Olga fue declarada inadmisible por la Comisión de Evaluación de la Región de Los Ríos en octubre del 2017, por una serie de faltas en su presentación, entre ellas:“4.4.- Impacto O-MH-8 Intervención y uso del agua del río Allipén, con significación espiritual para las comunidades mapuches del entorno.”

Luego de este rechazo, la misma empresa volvió a presentar el proyecto, el que  terminó siendo admitido por el SEA en junio del presente año. Actualmente se encuentra en proceso de calificación ambiental. El presidente de la Agrupación de Defensa Medioambiental de la Comuna de Cunco, Víctor Pincheira, comentó que el proyecto “fue rechazado por falta de antecedentes. Actualmente el proyecto está en proceso de Evaluación Ambiental, lo que incluye la participación ciudadana”.

Se cree que uno de los pocos beneficiados con la construcción de Santa Olga sería el diputado  RN, René Manuel García, quien es dueño de predios cercanos a donde se construiría la hidroeléctrica. Además, el legislador ostenta junto a su familia derechos de agua del río Allipén, los cuales probablemente podrían ser arrendados por la empresa para el funcionamiento de la central, acusan desde la agrupación. El miembro de la organización Cunco por la defensa del río Allipén, señaló que existe preocupación en la comunidad por la participación del diputado y el respaldo que significa para el proyecto.

La intervención del río traería consigo un cambio en la forma que se desarrollan las comunidades del sector, ya que una de sus principales fuentes de trabajo es el turismo. Desde la comunidad proyectan que la construcción de Santa Olga afectaría negativamente al sector turístico. Pincheira explicó que esta situación es compleja y que además, están planificando realizar una manifestación en contra de este proyecto.

La gran cantidad de proyectos hidroeléctricos que se avecinan para Chile, sumados a los ya construidos, levantan ciertas sospechas. Sobre todo porque la capacidad eléctrica instalada en Chile es mucho mayor a la demanda máxima nacional: Hay más de 22.500 MW de capacidad instalada y la demanda máxima no supera los 9.000 MW. La gran diferencia entre estos dos factores es bastante curiosa, expresó el presidente de la ONG Ecosistemas, Juan Pablo Orrego.

La relación que hay entre la cantidad de energía que se genera en Chile y la cantidad de energía que ocupamos nos lleva a preguntarnos si es necesario seguir interviniendo cuencas para generar más y más electricidad. Los cuestionamientos y las relaciones que encontramos al investigar quienes son los dueños de los proyectos hidroeléctricos o para quién son beneficiosos económicamente, nos llevan a reflexionar sobre la falta de fiscalización ambiental. La crisis energética que vociferaban los ejecutivos de HidroAysén nunca llegó pero las hidroeléctricas en Chile siguen mandando.

Radio JGM intentó comunicarse con el diputado acusado, sin embargo no tuvo respuesta.

************************************

INFORMACIÓN RELACIONADA

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente