viernes, mayo 24, 2024

Encuentro de Empresas forestales, acuícolas e hidroeléctricas: ¿Coalición para saquear aún más la Araucanía?

La Corporación Chilena de la Madera, CORMA sede Araucanía, y la Universidad Autónoma de Chile,  organizaron  el martes 10 de agosto en Temuco un foro panel denominado “Empresa y Comunidad: ¿Alineadas o Enfrentadas en La Araucanía?,  incluyendo a  distintos actores públicos y privados invitados, exponiendo  las experiencias y acciones que desarrollan estos sectores privados y su visión para interactuar con las comunidades vecinas donde se desempeñan sus actividades.

El foco del panel estuvo puesto en las prácticas que realizan los sectores eléctricos, acuícola y forestal, y cómo estas empresas  se relacionan con las comunidades de los territorios, en los que ejecutan sus operaciones de negocio.  Asimismo, la actividad colocó en la mesa “los nuevos desafíos que las empresas del Chile de hoy deben confrontar, para mantener una relación armónica con los distintos tipos de públicos”, indicaban sus organizadores.

Uno de los organizadores de esta actividad fue Miguel Mellado, ex gobernador de Cautín en el gobierno de Piñera, actual CORE y director de Extensión y Comunicaciones de dicha Universidad, quien durante sus funciones públicas ha sido un abierto  promotor de este tipo de actividades, quien señaló que la actividad buscaba acercar puntos de vista entre estos sectores.

En la Araucanía, las zonas con mayores niveles de pobreza, indigencia, emigración y crisis hídrica, son las que coinciden con las que tienen mayor concentración de monocultivos de especies exóticas de pino y eucaliptus, cuyo negocio es encabezado por empresas Mininco (CMPC), Arauco, Terranova y Bosques Cautín, empresas que buscan expandir aún más las plantaciones a costa del suelo de comunidades Mapuche y sectores campesinos.

Por otro lado, en la última administración, a través de un protocolo firmado por el ex intendente Molina y empresas salmoneras, se dio luz verde para la expansión de pisciculturas para la crianza de alevines del salmón principalmente, interviniendo ríos, alterando territorios y cambiando las economías locales, quedando asimismo al vaivén del mercado salmonero, en medio de reiteradas crisis principalmente a causa de situaciones sanitarias por enfermedades de la especie, también exótica. Decenas son los ríos en zonas pre y cordilleranas han sido intervenidos y contaminados en la Araucanía por fecas, antibióticos y alimentos artificiales de esta industria.

Por otro lado, un grave riesgo tiene la  Región, es su conversión a un centro experimental para la implementación de nuevas estrategias invasivas de proyectos de energía. Se trata de minis centrales y centrales de pasada que a diferencia de las megarepresas, evaden el ingreso por estudio de impacto ambiental y se multiplican sigilosamente en los orígenes de diversas fuentes de agua en zonas cordillerana afectando sus cursos, las economías locales y el control de los derechos de agua. Son varios los proyectos en el sistema de evaluación ambiental, incluyendo algunos que involucran lugares sagrados del Pueblo Mapuche, como Karilafken (Pitrufquen Freire), Añihuarraqui (Curarrehue); Truful Truful (Melipeuco) y Río Cautín en Curacautín.

Estos proyectos se vienen haciendo a espaldas de las comunidades y ciudadanía y se han emplazado mayoritariamente en sectores vulnerables socialmente, imponiéndose formas industriales que causan estragos a la vida rural.

Hoy en medio de resistencias de diversos sectores de comunidades y población de la Araucanía, quienes exigen el respeto a sus derechos,  se facilitan espacios de acercamientos de estos sectores privados.

 

 

 

  

Imagen: Universidad autónoma

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente