sábado, mayo 18, 2024

Consejero acusa responsabilidad Director CONADI en conflicto que provocó asesinato de comunero mapuche

 

Presentando antecedentes documentales inéditos, el consejero mapuche ante CONADI, Marcial Colin, denunció la responsabilidad por negligencia del Director Nacional Alberto Pizarro y sus asesores, como causantes del agravamiento del conflicto por reivindicación del Fundo Nilpe en Galvarino, que derivó en el asesinado el comunero José Quintriqueo Huaiquimil. 

El Director de CONADI ha guardado silencio respecto a la tragedia de Galvarino, limitándose a  escribir mensajes festivos en las redes sociales, completamente ajeno e indolente ante la tragedia.

El Alcalde del Municipio de Galvarino ha declarado Duelo Comunal y ordenado izar la bandera mapuche a media asta en memoria del peñi José Quintriqueo.


 

 

La responsabilidad de la administración CONADI en el caso del fundo Nilpe de Galvarino. Más preguntas que respuestas.

Marcial Colín Lincolao

Consejero Nacional CONADI ( 2012-2016)

En el mes de Julio escribí sobre los esfuerzos que desde la Comisión de Tierras del Consejo de Conadi se hicieron para abordar el complejo tema de la compra de tierras. Tales esfuerzos, que demuestran el interés de quienes participamos en ella, nos llevaron a revisar desde los mecanismos institucionales los procedimientos y discutimos algunos criterios, que en la práctica están claramente definidos en el Reglamento 395 de MIDEPLAN.

Estos esfuerzos sin embargo, se diluyen frente a la incapacidad de la actual administración de plantearse desde un enfoque de derechos, tal como lo respalda y lo exige la normativa vigente ( Convenio 169, art. 14. N° 3) “Deberán instituirse procedimientos adecuados en el marco del sistema jurídico nacional para solucionar las reivindicaciones de tierras formuladas por los pueblos interesados.”

En esta línea se hicieron propuestas, pero la línea de trabajo de la dirección nacional de la corporación va en otro sentido, como ha quedado en evidencia a través de la prensa. La carencia y pobreza de ideas resulta en acciones que en apariencia y para los ingenuos resulta novedosa, pero que en la práctica no son más que  desesperados manotazos de ahogado. Una cosa es ser siempre transparente y otra, es no saber qué hacer con la transparencia. Digo esto, dadas las múltiples comisiones investigadoras de CONADI, especialmente en el tema tierras, que se enfocan en perseguir “delitos”, pero que nada hacen para abordar el tema de fondo al que hago referencia recurriendo al C 169.

Todo lo anterior como preámbulo a lo que quiero informar y comentar en esta columna.

Una vez más, una muerte de un hermano mapuche en su lucha por recuperar tierras.

Lo que escribo, lo hago desde un punto de vista de los pasos que la institucionalidad ha dado y que resultan en acciones en donde se mezcla el derecho y la ilusión por un pedazo de tierra y lo que yo defino como maquiavelismo institucional,  tal vez alejado del término, pero que refleja el doble discurso y las artimañas que se usan para mantenerse en el cargo y responder con datos estadísticos solamente, que además son manipulables.

Pongo a disposición de la opinión pública los siguientes antecedentes.

En fundo Nilpe fue presentado por la comunidad José Jineo Ñanco, en el año 2009. Comunidad a la fecha sin compra. Se realizaron una serie de estudios, entre ellos el de colindancia; el que concluye que: “si bien el predio no es parte de la pérdida territorial (según los TM del sector); colinda con cinco comunidades de Galvarino; que de cierta forma lo estarían demandando por ocupación ancestral. En la carpeta rola informe de colindancia y acta de apertura de negociación, en donde propietario solicita 6 millones por ha; finalmente, no se continuó con el proceso, se desconoce el motivo.”[1]

Esta negociación no avanzó y debido a una denuncia interpuesta en fiscalía por el Jefe de Tierras y Aguas de la Dirección nacional de CONADI, conocemos de este caso, ya que dos personas a nombre del propietario le ofrecen “a libre disposición recursos para proceder con la compra del predio fundo nilpe, en beneficio de la comunidad José Jineo Ñanco”. Esta intención de sobornar al JTA para apurar o comprar el fundo, estancó el proceso, con fundadas razones.

El año 2013, el fundo Nilpe, una vez más fue presentado a CONADI para solicitar la compra. Esta vez fue la comunidad “Antonio Rapiman”, de la comuna de Padre las Casas.

Tanto en Comisión de tierras como en el consejo de Conadi, al requerir información sobre este predio el JTA manifiesta que se ha inhabilitado de todo proceso relacionado con este fundo, por los antecedentes relacionados con un intento de soborno, pero la razón más importante es por la identificación de comunidades mapuche colindantes que reclaman derechos sobre las mismas. En este sentido se le ha planteado al director nacional que no se puede comprar tierras en comunas o territorios en donde no se ha dado respuesta a la demanda local. Eso, es absolutamente razonable tanto desde el punto de vista cultural como político y cualquier administrador del gobierno debería entender lo que significa el territorio para las comunidades.

Otros antecedentes que se manejan al interior de la Comisión Tierras, son aquellos relacionados con los apoyos políticos que tienen algunas comunidades y que escapan al actual mecanismo de compra de tierras que establece la Ley 19.253. En el mes de junio un grupo de comunidades de Galvarino, que según la prensa reclaman el fundo Nilpe, se toma las dependencias de CONADI la cual fue depuesta una vez que logran la presencia del Intendente de la IX Región, el Sr. Francisco Huenchumilla. En la oportunidad un dirigente  señaló “hemos llegado a un acuerdo con el intendente de La Araucanía para deponer la toma. Ahora tendremos una mesa de trabajo donde está él incluido como garante para llevar a cabo las negociaciones con la Conadi”.[2]

De lo anterior se desprenden algunas interpretaciones como por ejemplo, la nula confianza de las comunidades en la administración de CONADI y por otro lado, la instalación de espacios en que se superponen funciones y responsabilidades administrativas y políticas. Todos sabemos que en la actualidad la única institución que está facultada por ley para comprar tierras a comunidades indígenas es la CONADI, a partir de criterios establecidos en la ley 19.253, específicamente en los artículos 20 a y b.[3] Razón por la cual, si no se tienen los recursos o no se trabaja de manera seria la modificación de los mecanismos de compra, estas acciones sólo generan expectativas que ningún gobierno está en condiciones de cumplir, objetivamente.

Por otro lado, si las comunidades reclamantes con justo derecho, no dan los pasos que los procedimientos exigen, se genera un nudo que es imposible desatar. Uno se pregunta ¿qué respuesta se les da a comunidades que teniendo el derecho y los requisitos establecidos por la ley, aún esperan, desde el año 1997, por ejemplo? ¿No avanzarán porque no hay un Intendente garante? ¿No avanzarán porque no tienen el privilegio de contar con el apoyo de algún parlamentario? ¿Por ser menos impulsivas, aún concientes de su derecho y de sus necesidades, tendrán que esperar eternamente?

¿Por qué comunidades de una comuna, pretenden que se les compre tierras en otros territorios sabiendo que existe reclamación y derechos de comunidades colindantes? ¿No están concientes de los conflictos internos que esto puede acarrear?, ¿la cosmovisión y las normativas internas como cultura y como pueblo, a la que tanto se recurre en la retórica, son sólo una forma de evadir el debate con la otredad, pero que no se aplican en la mismidad? ¿ no hay principios como pueblo?, ¿ los que hablan de nación, conocen lo que internamente está pasando en las comunidades, o es sólo una reflexión intelectual para un “paper” o un foro – panel o un seminario?

¿Por qué el director nacional y el subdirector sur de CONADI insisten en avanzar en negociaciones sabiendo de los conflictos graves que su accionar provocará entre mapuches? ¿por qué ilusionan a las comunidades con la compra de predios sabiendo de los oscuros procedimientos que existen entre medio? Si en su momento los representantes del Fundo Nilpe intentaron sobornar al jefe de tierras, ¿quién nos dice que no sobornan u ofrecen grandes sumas de dinero a las comunidades y/o sus dirigentes?

Los actuales directivos de CONADI ¿no conocen de los graves conflictos internos que en años anteriores se han provocado desde la institucionalidad en situaciones similares? ¿Por qué no consideraron la minuta entregada por el jefe nacional de tierras en la que plantea “En conclusión y a sugerencia de esta jefatura, solicito no avanzar con la compra de los predios presentados por la comunidad, en virtud de los hechos descritos; propongo que la comunidad supere primero sus graves diferencias internas y luego proseguir con el proceso de compra con predio presentado por acta de comunidad con el Quorum respectivo; normalizando su directiva, timbre y libro de actas”?[4] La mención al acta y al quórum solicitado es porque no es toda la comunidad “Antonio Rapiman” de Padre las Casas,  quien solicita la compra del fundo Nilpe.

Continuando con preguntas al director nacional y a todos que llegaron con él, en todas las unidades operativas. ¿Qué pasa con los subsidios de compra de tierras?, ¿se ha avanzado?

Por último, con respecto a la pérdida de vidas mapuche, estas no son nuevas, se arrastran desde hace bastantes años. La gente olvida pero no los dolientes ni los registros, que quedan ahí como una huella, como un sello de sangre desde la cual se tasan y valoran distintas transacciones. Tenemos los muertos del Alto Bío Bío, por ejemplo, de los años 2001-2002, como olvidar Requén Pillan y ahora Nilpe.

En estas circunstancias será difícil avanzar en soluciones.

En definitiva, el derecho y la ilusión por la tierra v/s el maquiavelismo institucional.

 


[1] Documento interno de conadi.

[2] http://www.soychile.cl/Temuco/Sociedad/2014/06/04/253656/Comunidades-mapuche-llegaron-a-un-acuerdo-con-Huenchumilla-y-depusieron-toma-de-la-Conadi-en-Temuco.aspx

[3] a) Otorgar subsidios para la adquisición de tierras por personas, Comunidades Indígenas o una parte de éstas cuando la superficie de las tierras de la respectiva comunidad sea insuficiente, con aprobación de la Corporación.    Para obtener este subsidio se distinguirá entre postulaciones individuales y de comunidades.     Para las postulaciones individuales el puntaje estará dado por el ahorro previo, situación socio-económica y grupo familiar.    Para las postulaciones de comunidades el puntaje estará determinado, además de los requisitos de la postulación individual, por su antigüedad y número de asociados.    Un Reglamento establecerá la forma, condiciones y  requisitos de su operatoria;

b) Financiar mecanismos que permitan solucionar los problemas de tierras, en especial, con motivo del cumplimiento de resoluciones o transacciones, judiciales o extrajudiciales, relativas a tierras indígenas en que existan soluciones sobre tierras indígenas o transferidas a los indígenas, provenientes de los títulos de merced o reconocidos por títulos de comisario u otras cesiones o asignaciones hechas por el Estado en favor de los indígenas.
[4] Estas conclusiones fueron enviadas por el Jefe de tierras, el día 17 de julio del presente año,  a los sres. Alberto Pizarro, director nacional; Rodrigo Bustos, Fiscal de CONADI; Ernesto Paillan, Subdirector Nacional Sur de CONADI; René Epulef, en esa fecha Jefe de Gabinete dirección nacional; Marta Nuyado, abogada CONADI; Jorge Fuentes, Jefe de Gabinete subdirección nacional CONADI, Manuel Vial, jefe tierras subdirección nacional sur CONADI.

 

Publicado en blog de Marcial Colin 

https://putralkan.wordpress.com

 

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente