jueves, abril 18, 2024

Reportaje Internacional: Categórica oposición Mapuche a proyecto termoeléctrico en comuna de Freire

(Nota y Video) La Comunidad Mapuche Antonio Epuñam, en la Comuna de Freire, Región de la Araucanía, salió al paso frente al proyecto termoeléctrico de la empresa “Rakun S.A” que tiene capitales canadienses y que pretende emplazarse territorio Mapuche y a menos de 500 metros de la comunidad.

La empresa, al ingresar su proyecto al sistema de evaluación ambiental, omitió información determinante con relación a la existencia de comunidades en el sector y a las prácticas culturales y tradicionales.

Diversas familias, encabezada por mujeres defensoras de sus espacios de vida, salieron a manifestarse con un categórico rechazo a este proyecto, exigiendo la retirada del mismo.

A continuación se extiende reportaje del canal internacional HispanTV.

VER VIDEO Y NOTA

 https://www.youtube.com/watch?v=_ZuXmB1Sfk4&feature=youtu.be

 

Comunidad mapuche en Chile se opone a proyecto energético

Por Manuel Arismendi

HispanTV /

La comuna chilena de Freire, con 20 mil habitantes, distante a más de 650 kilómetros al sur de Santiago (capital chilena), es testigo de la oposición de comunidades mapuches a la construcción de una planta de energía, cuyo consumo de biomasa perjudicaría la calidad de vida en las inmediaciones y del río Toltén.

 

La instalación de una central termoeléctrica, a menos de 500 metros de la comunidad mapuche, Antonio Epuñán, en la sureña ciudad de Freire, es motivo de alerta entre sus integrantes por su negativo impacto ambiental.

 

La empresa, Rakún SPA, de capitales canadienses, pretende invertir 85 millones de dólares para generar 30 megawatts, por medio de la extracción de 30 litros por segundo, desde un pozo profundo, sumado a ello la quema de desechos.

 

El perjuicio a la calidad de vida de los habitantes de Lautaro, es una advertencia para el sur de Freire. Los habitantes de esta comunidad, temen que su calidad de vida se vea afectada.

 

 

Cerca del 60 % de la energía que consume el país, proviene de 100 centrales termoeléctricas. Tras éstas pesan cuestionamientos como los de la comunidad Antonio Epuñan, quienes señalan que no existió consulta previa para su eventual construcción, tal como lo establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), suscrito por Chile.

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente