sábado, mayo 18, 2024

Emplazan a organismos del estado por invasivo proyecto hidroeléctrico de empresario francés en Curarrehue

Familias y comunidades Mapuche Pewenche de Curarrehue del sector Maite y Rilul, entregaron sus respectivas misivas a diversas autoridades y funcionarios públicos manifestando su rechazo  a la instalación de una central hidroeléctrica en rio Remeco/Rilul, en pleno sector cordillerano y que involucra los intereses de un empresario francés de la empresa PIRANDES.

La carta fue entregada en la intendencia de la Araucanía, dirigida a Francisco  Huenchumilla. Asimismo, se hizo extensiva a:  Vivianne Fernández,  dirección de aguas; Aldo alcayaga,  Seremi de Energía; Marco Pichunman,  Seremi de Medio Ambiente; Abel Painefilo,  Alcalde de Curarrehue; Alberto Pizarro,  director Conadi; Ricardo Moreno,  director del SEA

A continuación parte de los contenidos:

 

Las comunidades indígenas, asociaciones indígenas, lof ancestral mapuche pehuenche, familias, vecinos y particulares mapuche y no mapuche del territorio de Maite, Remeco y Rilul, Comuna de Curarrehue, Región de la Araucanía que suscriben este documento, expresan su total rechazo a la instalación de cualquier tipo de proyecto de inversión de privados que causen impacto ambiental negativo en nuestro territorio, ya sean hidroeléctricas, centrales de paso, mineras, pisciculturas, forestales, vertederos , entre otros.

En este caso particular, nos encontramos con la presencia de la empresa Asesorías e inversiones Pirandes Limitada, la cual a través de su gerente el Sr Martin Adisson pretende levantar una central hidroeléctrica en el rio  Remeco / Rilul de los sectores de Maite y Rilul, comuna de Curarrehue, región de la Araucanía.

Como territorio mapuche pehuenche consideramos que  este proyecto hidroeléctrico nos perjudicará  de la siguiente manera:

Uno, uso inadecuado del agua, puesto que a nosotros ancestralmente nos ha servido para el consumo humano, animal, agrícola y para nuestros bosques y plantas medicinales.

Dos, extinción de peces, los cuales ancestralmente han pertenecido a la dieta y alimentación sana de las familias, principalmente de niños/as y ancianos/as.

Tres, interrupción de nuestra práctica ancestral, la pesca con garrocha.

Cuatro, daño y transgresión a los dueños espirituales del agua, Ngen ko (dueño del agua). Del mismo modo se transgrede nuestra religiosidad vivenciada en el gijatun.

Cinco, usurpación territorial, puesto que se proyecta instalar tuberías y maquinarias en nuestros terrenos ancestrales sin nuestro permiso y consentimiento legal.

Seis, contaminación acústica, puesto que las maquinas generaran bastante ruido día y noche, lo cual interrumpirá nuestra paz.

Siete,  daño a nuestra economía, el turismo rural, ya que la presencia de una hidroeléctrica alejará a nuestros visitantes, por lo tanto disminuirá nuestro ingreso económico. Hay que considerar que tenemos un hermoso lago Hualalafquen anclado en la reserva nacional Villarrica cuyo paisaje se verá contaminado y transgredido. Del mismo modo, tenemos nuestras veranadas ancestrales,  las cuales complementan nuestra economía. Hay que destacar que nuestra economía abarca todas las estaciones del año y es controlada por nosotros mismos.

Ocho, daño recibido a través de cables eléctricos de alta tensión.

Nueve, posible arriendos de terrenos de por vida, por cifras económicas irrisorias.

Y diez, transgresión a nuestra medicina ancestral mapuche, la cual interrumpe la labor de nuestros lawentuche /personas especialistas en la medicina ancestral mapuche, entonces se observa una transgresión en cadena que involucra la buena salud de las personas.

En términos legales nacionales, el derecho nos respalda a través de la Ley Indígena.

La normativa del derecho  internacional ratificada por el Estado de Chile, nos resguarda de la siguiente forma:

Chile se ha comprometido a resguardar los derechos de los pueblos indígenas mediante la ratificación del Convenio 169 de la OIT en Septiembre del año 2009, entonces entendiendo esta realidad, este Convenio resguarda el derecho a la consulta previa.

La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas Aprobada por la Asamblea General el 13 de Septiembre de 2007, también es un respaldo legal internacional que nos protege como Pueblo Mapuche.

Como territorio consideramos que una de nuestras prioridades principales en nuestro desarrollo social y cultural es el agua, la cual la observamos como un derecho humano fundamental y no como un recurso hídrico sujeto al mercado y la especulación, en consecuencia argumentamos que  la sequia presente en nuestro territorio y nuestra preexistencia ancestral sugiere y justifica que los derechos de agua  estén en manos de las comunidades indígenas y no en manos de terceros ajenos a las comunidades, en esta lógica correspondería restituir estos derechos.

 

Esperando que este escrito de rechazo y oposición a este proyecto de hidroeléctrica propenso a causar impacto ambiental negativo en nuestro territorio  tenga una buena recepción, se despide cordialmente las siguientes comunidades indígenas, asociaciones indígenas, lof ancestrales mapuche pehuenche, familias, vecinos y personas naturales mapuche y no mapuche del territorio de Maite, Remeco y Rilul, Comuna de Curarrehue, Región de la Araucanía.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

 

Denuncian a empresario francés por amenaza hidroeléctrica en territorio Mapuche Pewenche de Curarrehue

Desde el territorio de Curarrehue se ha denunciado a un empresario francés (Empresa PIRANDES ltda.) por amenaza con una hidroeléctrica de tipo mini central en pleno corazón del territorio Mapuche…leer más.

 

 

 

 

 

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente