domingo, abril 14, 2024

Paisajes Culturales de Wallmapu

Paisajes culturales es el proyecto de imagen del fotógrafo Mapuche Gastón A. Calliñir Sch. Quien con más de 20 años de experiencia ha registrado y transmitido en imágenes las bellezas y virtudes del pueblo Mapuche en sus espacios de vida cotidiana, con una perspectiva “inmersiva”, que produce la experiencia del “como estar ahí”.

El proyecto también tiene como gestor al psicólogo social Francisco Ceballos quienes buscan establecer una panorámica del territorio ancestral como una propuesta fotográfica de rescate, preservación y puesta en valor de las distintas formas de expresión e influencia de las actividades humanas cotidianas del pueblo Mapuche en la formación y modelamiento de los territorios que habitan a través de una Investigación/Catastro en cuatro territorios: Pehuenche (comuna de Lonquimay),Wenteche (comunas de Temuco y Padre Las Casas), Nagche (comuna de Chol Chol), Lafkenche (comunas de Pto. Saavedra y  Carahue).

El proyecto que contó con el apoyo del Consejo de la Cultura, destaca que todas las actividades de investigación/catastro en terreno fueron  realizadas en forma participativa con actores relevantes de cada territorio; de igual forma se procederá en la actividades de montaje del relato visual y selección de imágenes.

La muestra de estos trabajos se está presentado en diversas localidades, recientemente se realizó el lanzamiento en la Ciudad de Temuco y actualmente en el Parque Conguillio comuna de Melipeuco para luego trasladarse al Centro Cultural de Padre Las Casas y así sucesivamente.

La distribución de imágenes es la siguiente:

Territorio del Nagmapu: Renicura

Lugar ubicado a los pies orientales de la Cordillera de Nahuelbuta, en territorio Mapuche “Nagche”, utilizado en el pasado como refugio para resistir las distintas oleadas ofensivas de la corona española primero, y del estado chileno después. En él las familias Melín, Caniumil, Ñancucheo, Pichún, Antipi, y otras pocas, se instalan desplazadas desde Lumaco y más al norte, formando ahí sus “Lof” o comunidades, iniciando una nueva vida en la exuberante naturaleza existente en esos lugares durante el siglo XIX: árboles nativos diversos, frutos silvestres variados, plantas medicinales, ríos, peces, animales del bosque y domésticos proponen una rutina que, siendo sacrificada, provee lo necesario para la vida familiar y comunitaria. En estos parajes sus creencias religiosas ubicarán las fuerzas espirituales – “Newen” – que regularán la vida de las personas y las protegerán de amenazas, persistiendo en la memoria la existencia de los “Reni”, cavernas secretas en la que sólo los más sabios podían ingresar para obtener conocimientos, tomar decisiones o solicitar protección de fuerzas y dueños espirituales – “Ñen” – que ahí habitan. En la actualidad, tras la depredación ecológica impuesta por la industria forestal, esta ancestral relación con el subsuelo ha propiciado la adaptación de las familias que en estos “Lof” habitan, las que se han especializado en la producción de carbón de madera en cuevas bajo tierra, práctica exclusiva de esta zona. Ver colección fotográfica – Hacer Click Aquí

Territorio Wente Mapu: WIXUNCO RAYEN MAPU

Una comunidad Mapuche con su sustentabilidad puesta en riesgo por la reducción territorial producida la política indígena chilena, inicia un proceso de recuperación de tierras. Después que las familias, muchas de ellas numerosas, vivían en predios de no más de 2 hectáreas, superficie que imposibilitaba la subsistencia y obligaba la migración de sus miembros a la ciudad, disgregando el núcleo familiar, logran recuperar en la comuna de Vilcún, después de diez años de lucha, un predio en que disponen de la cantidad de tierra suficiente para asegurar una digna subsistencia y reproducción familiar. En él la comunidad ha iniciado su nuevo proyecto territorial en torno a la valorización de un ecosistema de bosque, Mawizantu, en el que se conserva exuberante biodiversidad, destacando especies arbóreas nativas de gran longevidad como Hualle, Coigüe, Roble, Ulmo, Lingue, los que se acompañan de Canelos, Arrayanes, Avellanos y otras especies que como el Maqui proveen de frutos del bosque, a los que puede agregarse hongos de suelo y de árboles, como Changle o Digüeñe; también, por la abundante humedad, puede encontrarse numerosas especies de plantas medicinales. En torno de la conservación y conocimiento de este ecosistema la comunidad ha levantado iniciativas asociadas a la gastronomía, la artesanía y el turismo cultural, disponiendo para ello de toda la tradición cultural del pueblo Mapuche. Ver colección fotográfica – Hacer Click Aquí

Territorio Lafken Mapu: LILECURA

Los ancestros de las comunidades Mapuche asentadas en una parte de la costa de Carahue han llegado desde la zona de Arauco tras los perjuicios de la Guerra colonial, permaneciendo en la memoria genealógica la figura de Pedro Huenchuñir, quien junto a su familia se instala en un sector dominado por requeríos hogar de abundantes patos Lile, razón por la que denominan a este lugar Lilecura. Desde su llegada sus descendientes se han dedicado a la recolección de algas, al marisqueo y la pesca de orilla, persistiendo como hazañas de los antepasados el recorrido de 400 mts. que en una severa pendiente debían hacer con más de 50 kls. de productos marinos al hombro: en esta práctica se reconocía a las personas con mayor fuerza física y mental. En la actualidad, tras la depredación industrial, muchos de los recursos de los que dependía la vida de las comunidades han disminuido hasta el riesgo de extinción, habiendo iniciado las familias del territorio un paulatino proceso de recuperación que ha empezado con el repoblamiento de especies como Luga, Cochayuyo, Ulte, Luche, aprovechando el conocimiento ancestral obtenido de sus padre y abuelos desde la infancia. En este proceso se han coordinado con comunidades de los territorios de Arrayan, Yupehue, Weñaliwen, Coi Coi y Lobería para recuperar los ecosistemas de orilla e innovar en el cultivo de ellos, asumiendo como principio rector considerar al Lafken, al Mar, como el “Patrón”, quien determina las posibilidades y formas de utilizar sus frutos. Ver colección fotográfica – Hacer Click Aquí

Territorio Pewen Mapu: ARPEWENCO

A los pies de vastos bosques de Araucarias que coronan el Vocán Sollipulli, residencia de un “Pillan”, fuerza espiritual que rige telúricos fenómenos que modelan la geografía circundante, se instalan desde fines del siglo XIX familias Mapuche allegadas desde la zona de Newken, Argentina. Huenchullan es el apellido de una de las familias pioneras, las que habiendo encontrado un lugar para poder desarrollarse con libertad – fuera de las condiciones de pobreza y reducción territorial sufrida tras la Pacificación de La Araucanía, en Chile, y la Campaña del Desierto, en Argentina – avisa a sus familiares, quienes comienzan a llegar a estas tierras en la comuna de Melipeuco. El viaje, caracterizado por fuertes penurias, culminó en un cañón cordillerano, esculpido por la fuerte corriente de un río que baja con aguas de deshielos de milenarios glaciares producto de la actividad volcánica basal en las cumbres del lugar. El rio se erige entonces como el tutor del lugar, de él depende la vida de las personas y de los nobles bosques nativos ahí existentes, los que sostuvieron una pujante actividad maderera que también se sirvió del rio para poder llevar el producto del trabajo hasta zonas donde este se comercializaba. En esta situación, la función del río viene a reforzar los ancestrales conceptos religiosos asociados a él por el pueblo Mapuche, su valor como entidad espiritual que ordena y cuida la vida en sus alrededores, lugar con fuerte presencia espiritual.

Ver colección fotográfica – Hacer Click Aquí

VER MÁS INFORMACIÓN DE ESTE PROYECTO INGRESAR AL SIGUIENTE ENLACE PAISAJESCULTURALESWALLMAPU – HACER CLIK AQUÍ

PAISAJES CULTURALES

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente