jueves, abril 18, 2024

Ingeniero que profanó cementerio ancestral dice que cultura Mapuche es adoradora de seres “demoníacos”

Nota y Video / Se trata de Héctor Moraga Palma, Ingeniero Supervisor de la empresa TECNASIC, que se dedica al rubro de la construcción  e ingeniería para industrias, quien fue denunciado el año 2014 por comunidades Mapuche de Nueva Imperial al ver la profanación de su cementerio ancestral por parte de este privado.

Hoy, nuevamente sale a la palestra con la distribución de un supuesto informe que fue comentado en las redes sociales por “Noticias Nueva Imperial”, quien señala  “Polémico informe indica que la cultura mapuche es Satánica”, cuyo antecedente se basa en el escrito del sujeto denominado: “La Verdad y el argumento terminante y definitivo: hay que obedecer a Dios ante que a los hombres”, señalándose allí avalado en acontecimientos paranormales observados por su persona y por acontecimientos comparados con la biblia, declara a la cultura mapuche como un pueblo adorador de seres demoniacos (Tren tren y kai kai).

El individuo ha negado la condición de territorio ancestral, motivo suficiente según su criterio para haber profanado el cementerio. Sin embargo, desde el Lof tradicional Trihueche, se ha señalado que Moraga Palma instaló en el lugar un acopio industrial, realizando quemas de químicos ilegales, tala y quema de árboles, y lo peor de todo, señalan:  “La profanación de las tumbas”, indicando incluso que se habrían sacado cosas en sacos, según testigos. En el espacio, se encontraron restos de cantaros como se muestra en el video que se comparte más adelante y que ha sido difundido por la comunidad, señalándose incluso, la existencia de un óseo humano que estaría en manos de la PDI. También se señala que en terreno colindante del hermano, se habría asfaltado lo que fue la cancha de Nguillatun (centro ceremonial) del Lof Mapu. En la ocasión señalaban: “Pero si alguna autoridad se da el tiempo de ver este vídeo, les decimos que esta comunidad mapuche es pacífica, actuamos por la razón, pero todo tiene un límite y nos cansamos. No permitiremos que pisoteen nuestro Lof trihueche y menos a nuestros antepasados y tampoco permitiremos que el Huinca haga lo que quiera con nosotros (…) Ahora nosotros por mucho tiempo hemos actuado por la razón y le pedimos a las autoridades que nos escuchen y nos ayuden por que la fuerza trae la violencia Y nosotros no queremos más violencia en la Araucanía, pues si defendemos nuestros derechos somos declarados terroristas Y nos pueden hacer un montaje….Pero Nosotros defenderemos a nuestra familia cueste lo que cueste”.

Lo que pareciera como un hecho aislado sobre ciertos actos bajo la idiosincrasia colonialista y racista enfermiza, es más recurrente de lo que se piensa. A modo de ejemplo, en la Región de la Araucanía hay varios proyectos hidroeléctricos que se pretenden emplazar en lugares sagrados de enorme significación cultural, espiritual y religioso para el Pueblo Mapuche, como es el caso del río y trayenko, Truful Truful, en la comuna de Melipeuco, bajo amenaza por el proyecto “El Rincón” del empresario Manuel Madrid. Asimismo, en Curarrehue, se aprobó un proyecto de central hidroeléctrica de la empresa GTD Negocios (socia de la transnacional española Enhol), que quiere imponerse en el Pichi Trakura (Añihuerraqui) que es parte integral de un complejo ceremonial. A su vez, en Pitrufquen, la empresa chilena-española, Salto de Los Andes, y su proyecto Los Aromos, pretende instalar una represa en el corazón de Karilafken, también un espacio de enorme significación espiritual.

Los hechos descritos no son nuevos. La transnacional Endesa dejó a 60 metros de profundidad el cementerio de Queupuca,  a causa de la construcción de la represa RALCO, donde habrían unos 700 cuerpos. Luego de 10 años, recién la empresa pidió disculpas públicas.  Asimismo, la empresa Forestal Mininco – CMPC, que tiene 750 mil hectáreas de plantaciones forestales en el centro sur de Chile, y que ocupa una considerable superficie de tierras ancestrales reclamadas por comunidades, mantiene en su propiedad, numerosos e importantes espacios sagrados milenarios y ceremoniales Mapuche.  En esa misma línea, la empresa Forestal Arauco, con más de un millón doscientas mil hectáreas, fue denunciada por destruir lugares sagrados, particularmente el de Chilkoko y LLALLINKURA.

La empresa Bosques Cautín a inicios del 2015, tuvo que desdecir a su gerente Pedro Jaramillo por diversos dichos racistas durante varios meses del 2014 contra el Pueblo Mapuche e incluso, contra infancia y adolescencia Mapuche, razón por la cual, la entidad pidió disculpas públicas en medio de una fuerte crítica por la certificación ambiental FSC que ostenta.

Ver a continuación, video de abril del 2014 sobre profanación cementerio del Lof Trihueche por parte de Héctor Moraga Palma

https://www.youtube.com/watch?v=sc9L_nhR5l0&spfreload=5

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente