martes, febrero 20, 2024

Cantautora Moyenei Valdés envía carta a Michelle Bachelet ante el Caso de la Machi Francisca Linconao

La cantante y compositora Moyenei Valdés, fundadora de la banda Mamma Soul  y ganadora de disco de oro,  nominada en 4 ocasiones al Grammy Latino,  escribe en una carta enviada a La Presidenta Michelle Bachelet ante en Caso de la Machi Francisca Linconao, que a continuación, compartimos.
mo
Ciudad de México, 19 de octubre de 2016
Sra. Javiera Blanco Ministra de Justicia Presente Sra. Lorena Fries Ministra de la Subsecretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia Presente Sra. Claudia Pascual Grau Ministra Directora del Sernam Presente
Mi nombre es Moyenei Valdés , soy chilena residente en México, de profesión compositor y músico.
Me he desempeñado como activista por 20 años y en estos momentos participo de campañas y movimientos internacionales por la defensa de la Madre Tierra y los derechos de los pueblos originarios.
En mi última visita a Chile en octubre de 2016, tuve la oportunidad de realizar una visita a la Machi Francisca Linconao Huircapan, encarcelada desde marzo de este año en la cárcel de Temuco y hoy en día hospitalizada en el hospital Intercultural de Imperial.
Su caso ha generado distintas repercusiones y llamadas de atención de cómo se ha manejado la situación y el conflicto permanente en todos los temas jurídicos relacionados con ciudadanos de etnia Mapuche en Chile.
Al entrevistar, estudiar el caso y ver personalmente a la señora Francisca Linconao, Machi, autoridad espiritual y miembro fundamental de su comunidad , hemos podido atestiguar los mas impresionantes atropellos y vulneraciones a los derechos fundamentales de cualquier ser humano.
La situación de la machi Francisca constituye una violación concreta a sus derechos como ciudadana ,tomando en cuenta que no se han presentado pruebas en su contra ni hay acusación alguna, sino que se la priva de libertad “mientras se investiga una causa” en donde se ha aplicado de forma arbitraria la Ley Antiterrorista del Estado, una ley que pone entre paréntesis los derechos de las personas, heredada de la dictadura de Pinochet, cuestionada por organismos internacionales reiteradamente y que hoy se aplica en el caso de la Machi Francisca Linconao de forma totalmente arbitraria, considerando que el caso Luchsinger-Mackay, en juicios anteriores, no fue catalogado como acto de terrorismo.
¿Cómo funciona entonces la Justicia en este país? ¿A qué intereses responde? Bajo cualquier punto de vista y según los acuerdos internacionales firmados por Chile, esta es una vulneración innegable a los derechos fundamentales de cualquier ser humano, que muestra además un trato vejatorio, racista, clasista y de tintes xenófobos por parte de las autoridades que administran la justicia y el orden en la zona.
Tampoco se ha respetado ni tomado en cuenta su jerarquía eclesiástica ni la importancia de su rol dentro de su comunidad y de su familia, por ser la sostenedora económica de su hogar. Se evidencian graves casos de violencia policial, que no solo están presentes en la detención de la Machi Francisca, una mujer de la tercera edad, si no también hay decenas de testimonios de una violencia brutal ejercida sistemáticamente durante años en la más profunda impunidad y secreto mediático, casos de tortura, asesinatos, secuestros, montajes y militarización.
Se acusa al Estado chileno de estar protegiendo y salvaguardando intereses privados de empresas en la región que al imponerse por la fuerza generan un clima de alta tención y violencia en toda la zona de la Araucanía.
Hace unos días sale a la luz pública el caso de la comunera mapuche, Lorenza Cayuan, que tuvo que dar a luz esposada y bajo la vigilancia de 3 gendarmes hombres, vulnerando todos sus derechos legítimos y además siendo sometida a la mas brutal violencia obstétrica que se tenga memoria en los últimos tiempos.
Esta noticia ha conmovido a la opinión pública y sin duda sigue evidenciando la miopía institucional que raya en la discriminación de todo un sector de habitantes de Chile que componen la etnia originaria de esos territorios y que han tenido que defender la Tierra como fuente de alimentación y sustentabilidad durante mas de 500 años.
Yo y quizás muchos chilenos nos estamos preguntando: ¿Cómo es que un país tan rico y estable, no puede ser capaz de otorgar un reconocimiento legítimo a quienes han habitado estas tierras por miles de años?
¿Cómo un gabinete integrado por mujeres, algo históricamente nuevo y loable, no ha sido capaz de generar políticas de pacificación y cuidado que impliquen que estas situaciones brutales de violencia no se ejerzan desde el Estado?
¿Cómo es posible que ninguna autoridad, ni siquiera el Servicio Nacional de la Mujer, haya visitado y escuchado estos casos de abuso para formarse una opinión o se haya manifestado de alguna manera?
Este abandono institucional no hace otra cosa que demostrar cierta complicidad entre los intereses de las empresas y los poderes del Estado, o al menos cierto clasismo y racismo hacia los más vulnerados y desprotegidos.
Me impacta que las autoridades de mi país, siendo incluso mujeres, hagan vista gorda de estos atropellos.
Me impacta y me duele, porque el sueño de la equidad de género se hace añicos, si no se aplica a TODAS las mujeres de Chile, sin importar su raza ni condición social.
¿Cómo es posible que ningunos de los acuerdos realizados con la nación mapuche tengan validez frente al poder que ejercen las empresas privadas y sus mega-proyectos , en la legislación y los procesos jurídicos en Chile?
La Presidenta me ha contestado una carta que le envié. Me dice que ella no puede meterse en temas que le pertenecen al poder Judicial…
También me pregunto, ¿Por qué las empresas y los poderes económicos tienen más poder que la misma Presidenta de Chile y pueden interferir en los procesos Jurídicos? Además cuentan con toda la protección policial y todo un equipo logístico de servidores públicos que presta servicios a privados, generando episodios de desigualdad ante la Ley que manifiestan una clara preferencia racial y todas luces perpetúan una forma de abordar todo tema relacionado con pueblos originarios a una constante de conflicto desconformidad, discriminación racial, violencia y violaciones a los derechos Humanos.
El país de Chile, que alcanzó la democracia luego de 17 años de oscuros momentos , hoy en día esta siendo testigo de la invisibilidad y la impunidad de la violencia ejercida desde el Estado a un grupo étnico en particular.
El país de Chile que ha vociferado sostener un estado democrático, hoy es testigo de las más horribles prácticas discriminatorias que demuestran la enorme falta de acceso al derecho a la justicia y la estigmatización de toda una cultura ancestral que compone la identidad de nuestro país…
Ese país que todos deseamos ver mejor, ese país llamado Chile, ese país que un día creyó en la alegría de la democracia que prometía derechos fundamentales para todas y todos, una democracia que prometía y que nunca más en Chile sucederían estas atrocidades…
Tomamos conciencia de esto y hacemos llegar a ustedes las autoridades, esta carta que pretende llamar la atención y generar una transformación positiva y definitiva de estos sucesos que ensombrecen la esperanza de todo un país que soñó y trabajó duramente por construir una nación respetuosa y soberana… Un país llamado Chile.
La medida cautelar de la machi Francisca Linconao será revisada mañana 20 de octubre. Espero y ruego que su martirio finalice y que pueda volver a su casa a reencontrarse con sus seres queridos y con su tierra, que es donde debe estar.
Y espero también que ustedes estén ahora atentas y puedan observar los resultados de este juicio y emitir su opinión al respecto.
Esperando Respuestas…..Atenta y respetuosamente Moyenei Valdés
Video relacionado:
- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente