martes, febrero 20, 2024

Comunidad Mapuche enfrenta a paramilitares fuertemente armados

La denuncia es de la Comunidad Autónoma Rosa Huenchuman (Angol) sostiene que en el marco de una alerta por foco de incendio, carabineros evitaron fiscalizar a camionetas blindadas pertenecer de empresa de privada seguridad, quienes portarían armas de fuego. Debido a estos hechos sostienen, que guardias privados con características paramilitares y armados se encuentran operando en la zona… Nota y vídeo de Radio Kurruf.

Reproducimos Comunicado Público de la Comunidad Autónoma Rosa Huenchuman.

FUENTE: Radio Kurruf

Hasta los predios Totora I y Totora II del sector Santa Elena en la ruta que une Collipulli con Angol, llegaron el pasado miércoles 15 de febrero a las 10:30 AM un grupo de brigadistas, carabineros COP de la base policial Pailahueque, un contingente militar, más cuatro camionetas con 16 sujetos en total, todos alertados por un foco de incendio. Fueron recibidos por tres personas de la Comunidad Autónoma Rosa Huenchuman, quienes están en un proceso de recuperación territorial.

Desde la comunidad recalcan que se encontraban absolutamente desarmados y que en ningún momento impidieron el ingreso y trabajo de los brigadistas para aplacar el incendio.

Es así como en instantes que el werken Cirilo Millanao coordinaba el ingreso para que el siniestro fuera combatido, descubren que quienes escoltaban a los brigadistas, en una de las camionetas en específico se encontraban fuertemente armados, con chalecos antibala, ropa de camuflaje, fusiles y pistolas automáticas; logrando el werken que el encargado del contingente de guardias, con claras características paramilitares (1), reconociera frente al Sargento Ríos, a cargo del procedimiento, que efectivamente ingresaron a los predios con armas, sin embargo denuncian desde de la comunidad, que Ríos se acercó a la camioneta donde se encontraban los sujetos armados indicándoles entredientes que escondieran las armas, para que luego este vehículo se escabullera y retirase del lugar.

En el lugar se pudo obtener patentes vehiculares de dos de las camionetas en las cuales se movilizaban civiles armados, estas pertenecen a las empresas Belator LTDA. (https://www.belator.cl/ )y CKM VIÑA SPA ( https://www.ckmvinadelmar.cl/ ).

El werken Millanao denuncia junto a su comunidad que carabineros no cumplió la solicitud de fiscalizar quienes eran, porqué portaban armas y cuál era el objetivo de la masiva presencia de esta milicia irregular armada. Tal como se indica en el mandato de la ley 18961 artículo 3 «…la Institución tendrá a su cargo, en la forma que determine la ley, la fiscalización y el control de las personas que desarrollen actividades de vigilancia privada.»

Si bien enfrentaron la situación, en la comunidad hay preocupación y una profunda sensación de vulnerabilidad, ya que están en un territorio militarizado bajo Estado de excepción, con una base policial especial como la de Pailahueque que les monitorea todo el año y no para protegerles, como se ha visualizado en este caso.

Están en un proceso de recuperación de tierras sabiendo los peligros que para sus familias significa esto debido a los altos niveles de represión que se viven en la zona hacia los Lof que deciden saltarse la burocracia y entrar a los predios para ejercer de hecho la reivindicación territorial. Ante lo cual deben sumar ahora la presencia de paramilitares armados contratados por la forestal, aparentemente, bajo la figura legal de empresas privadas de seguridad.

Existen incógnitas como ¿Quienes fiscalizan este negocio? ¿Cuáles son las facultades que tienen estos cuerpos armados privados? ¿Qué tipo de armamento pueden usar? y si no lo hace carabineros ¿Quienes pueden fiscalizarlos en ejercicio?

Reuniendo información constatamos que la legislación que regula a las empresas de seguridad privada está dispersa resultando poco claros los alcances, y que la normativa es descontextualizada con origen en el período de dictadura militar. Hablamos del DL 3607 de 1981 que vino a derogar el DL 194 de 1973, estableciendo nuevas formas sobre funcionamiento de vigilantes privados.

A su vez se deben regir por la ley 17.798 sobre control de armas, también elaborada en dictadura, modificada por última vez en enero de 2022. En ningún caso estas normativas responden al contexto social, político y económico actual, donde comunidades Mapuche con demandas claras hacia el Estado ingresan a tierras que históricamente les han sido arrebatadas y que hoy se encuentran ya sea en manos de empresas forestales o fundos particulares.

Lo cierto es que en estos momentos y debido a estos hechos que denuncia la comunidad Rosa Huenchuman, sabemos concretamente que estos guardias privados con características paramilitares y fuertemente armados ya se encuentran operando en la zona.

VÍDEO: Comunidad Mapuche enfrenta a paramilitares fuertemente armados

Comunicado Público… A partir de los hechos mencionados

Carabineros y militares se niegan a realizar fiscalización a un grupo de sicarios paramilitares armados en la comuna de Angol

La comunidad Mapuche Autónoma Rosa Huenchuman del sector de santa Elena de la comuna de Angol, mediante la presente declaramos lo siguiente;

 1.- Denunciamos un hecho de la mayor gravedad ocurrido el día de hoy miércoles 15 de feb. de 2023, a eso de las 10:30 AM, en los ingresos a predios totora I y II que se encuentran siendo recuperado por nuestra comunidad Autónoma Rosa Huenchuman del sector santa Elena comuna de Angol, momento en que llegan camiones y tanquetas con un gran número de Militares, Carabineros de fuerzas especiales y guardias privados fuertemente armados acompañando a una brigada forestal que se dirigían a combatir un incendio al interior del fundo.

2- En este contexto miembros de la comunidad ante la presencia de personas vestidas con ropa militar, armados y en varias camionetas se denuncia el hecho ante Carabineros y el Ejército que se encontraban en el lugar, los que concurren y constatan que hay personas con chalecos antibalas dirigidos por una persona de nacionalidad colombiana.

Carabineros en una actitud ilegal no fiscaliza los vehículos ni las personas que están en su interior, solo el sargento carabinero Rivas Balboa les pregunta a los ocupantes de los vehículos si portaban armas, estos respondieron que sí, carabinero le sugieres que las escondan, por otra parte, personal del Ejército tampoco realiza ninguna acción, incluso esta persona colombiana reconoce que estaban armados.

3.- Estos hechos confirman la violencia y el racismo estructural del estado ya que, si fueran mapuche vestidos con ropa militar y oponiendo resistencia al control, estaría la prensa oficial catalogando de guerrilla y los lacayos parlamentarios de la zona exigiendo la aplicación de la ley Antiterrorista.

4.- Exigimos que el gobierno y carabineros expliqué está situación que resulta grave y que requiere de un pronunciamiento oficial.

5.- Esperamos igual trato frente a esta situación, ya que la fiscalía siempre ha investigado al movimiento mapuche con figuras penales de excepción. Lo mínimo es que el ministerio público investigue este grupo como milicia paramilitar e identifiqué a sus líderes y la forma de financiamiento.

La misma derecha que tanto realizó declaraciones sobre una supuesta relación entre el movimiento mapuche y la FARC, ahora está mostrando su actitud y sus prácticas con personas de nacionalidad colombiana a cargo de una supuesta protección.

Esto debe quedar claro las empresas forestales y la derecha de la zona están fomentando y albergando paramilitares lo que constituye un delito grave y por el cual el movimiento mapuche deberá también tomar decisiones.

Comunidad autónoma Rosa Huenchuman

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente