viernes, mayo 24, 2024

Comunidad Pewenche movilizada insiste en control y administración de la Escuela Malal Mahuida de Lonquimay

La comunidad se ve obligada a mantener esta medida de presión  para asegurarse de que sus niños reciban una educación digna y que los funcionarios de la escuela no se vean perjudicados por represalias políticas.

Por Mapuexpress – Foto: Gabriela Piña

Ver más imágenes – Hacer click aquí

El sector de Pedregoso se encuentra a 25 km de Lonquimay y es habitado exclusivamente por población pehuenche. Es la misma comunidad que acudió el mes pasado voluntariamente a colaborar con el control de fuego en Quinquén.

Al acercarse el proceso de búsqueda de un nuevo director para su Escuela (Malal Mahuida), la comunidad solicitó participar de tal proceso amparada en el artículo 7 del convenio 169 de la OIT que señala que: “Los pueblos interesados deberán tener el derecho de decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural».

Además, dichos pueblos deberán participar en la formulación, aplicación y evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente. El mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo y del nivel de salud y educación de los pueblos interesados, con su participación y cooperación, deberá ser prioritario en los planes de desarrollo económico global de las regiones donde habitan.

Al respecto, desde la comunidad se ha señalado que el municipio hizo oídos sordos de la petición e instaló a un director que fue irrespetuoso con la comunidad, “fue contrario a la inclusión de elementos de la cultura mapuche en la escuela y restringió arbitrariamente el acceso a la radio, que es el único medio de comunicación de la comunidad”, indicaron.

Como reacción a esto, los apoderados decidieron tomar el control de la escuela el día jueves 9 de Abril, demandado la restitución del director anterior, don José Carrillo. La escuela se encuentra funcionando para no perjudicar a los niños, pero no se permite la entrada del nuevo director hasta que las demandas de los apoderados sean escuchadas.

Señalan: “Desde entonces el municipio ha demostrado nula disposición a dialogar. El director de educación se ha presentado en el establecimiento para amedrentar a los profesores que continúan haciendo clases y no ha hecho las gestiones para conseguir reemplazos para cinco funcionarios que se encuentran ausentes con licencia médica”.

Agregan que la comunidad se ve obligada a mantener esta medida de presión para asegurarse de que sus niños reciban una educación digna y que los funcionarios de la escuela no se vean perjudicados por represalias políticas.

Recientemente, representaciones de la comunidad se reunieron el viernes 17 de abril con el Presidente del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, Sr. Francisco Cali, de visita en Chile, a quienes le entregaron una serie de antecedentes, solicitando las diligencias de esta instancia internacional de Derechos Humanos.  

INFORMACIÓN RELACIONADA

 

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente