domingo, mayo 19, 2024

Malestar por excavaciones en cementerio mapuche

Un acuerdo entre la facultad y el intendente de General Viamonte da vía libre a excavaciones «en un lugar sagrado», según la comunidad Epu Lafken en Los Toldos, Puelmapu (Argentina).

El Popular

Una denuncia se hizo pública en las últimas horas cuando representantes de la comunidad mapuche Epu Lafken de la localidad de Los Toldos, partido de General Viamonte, dieron a conocer su descontento por un convenio firmado entre la Facultad de Ciencias Sociales y la intendencia, para excavar e investigar en el lugar sagrado de manera «inconsulta», según refirieron.

En diálogo con el programa radial «Mejor de mañana» que se emite por 98 POP, una representante de la comunidad, Verónica Aspiroz, brindó detalles sobre su reclamo público.

El viernes 8 de septiembre, «se firmó este convenio marco» entre la Facultad de Ciencias Sociales y el intendente de Los Toldos, del Municipio de General Viamonte.

En la oportunidad, «participaron de esa reunión las cinco comunidades que estamos presente en territorio mapuche». Allí, desde Epu Lafken (que significa «dos ojos de agua»), «planteamos nuestra disidencia en cuanto al procedimiento porque no fuimos consultados previamente».

Prosiguió diciendo que «hay una cuestión que el Municipio quiere exponer la remoción de los restos óseos que realizó la retroexcavadora del Municipio adentro del territorio mapuche donde el año pasado» se hallaron restos.

Aspiroz explicó que la comuna «le dio la potestad de administrar (el cementerio) a una Sociedad de Fomento violando el derecho indígena porque los lugares sagrados tienen que estar administrados por comunidades».

Dicha entidad, según la representante, «niega que hay un cementerio mapuche. Las otras comunidades recurrieron al método científico para averiguar que esto fuera así».

La mujer manifestó que «estamos cuestionanado que primero tiene que haber un consentimiento para que esto siga adelante, pero antes que nada que nuestras autoridades espirituales puedan hacer una ceremonia para ratificar» y determinar que en aquel lugar hay un cementerio. El predio está ubicado a unos 8 kilómetros del casco urbano de la ciudad, sobre ruta 65, entre 9 de Julio y Los Toldos.

«Desde hace años estamos pidiendo que se habilite el espacio para enterrar a nuestra gente», que «no se puede hacer hasta tanto se determine» lo sagrado del espacio, planteó.

Tres posturas

De acuerdo a lo expresado por Aspiroz, existen al menos tres formas de conducirse y tres miradas distintas sobre el tema.

La primera es la de las cuatro comunidades restantes que priorizan el conocimiento científico, en este caso, de la Facultad local, para determinar si en aquel lugar hay un cementerio mapuche.

La segunda, la de la comunidad Epu Lafken que considera que se debe respetar la tradición y el protocolo de ratificación del conocimiento ancestral antes que el científico. Esta considera que por «memoria oral» desde hace 300 años esto está confirmado.

Finalmente, está la Sociedad de Fomento, que según Aspiroz, niega que allí haya un lugar sagrado.

Además de la entrevista periodística, un comunicado difundido a través de la red social cerrada WhatsApp titulado «Flojitos de ética y de papeles» asegura que:

«El viernes 8 de septiembre el Intendente Municipal de General Viamonte (Los Toldos), y la representante por la Unicen, Decana de la Facultad de Ciencias Sociales firmaron un Convenio Marco y un Convenio Específico para realizar investigaciones, excavaciones en el Cementerio Mapuche alrededor de la Laguna la Azotea, en lengua mapuche Geh Lafken.

Dicho convenio es Nulo.

La nulidad obedece a que se violó el Derecho a la Consulta, libre, previa e informada garantizada por ley nacional 24.071 que ratifico el Convenio Internacional de la Organización Internacional del Trabajo conocido como Convenio 169 OIT, que tiene rango supranacional.

El proceso de consulta obliga al Estado a consultar sobre las políticas públicas destinadas a pueblos originarios y a sus territorios ancestrales. ¿Qué es lo que se debe consultar? Si la totalidad del pueblo mapuche en Los Toldos y sus instituciones está de acuerdo con realizar excavaciones sobre Cementerio Mapuche. Para lo cual, debe contar con el consenso de la totalidad de las comunidades mapuche, y además firmar el consentimiento libre; previo e informado. el instrumento jurídico de consentimiento no está escrito en ningún documento, ni papel.

Lo que si hay es una operación mediática para ocultar la profanación de tumbas que el mismo Municipio realizó en Diciembre del 2016 en dicho Cementerio. (Causa Penal – Juzgado de Junin Nº 5).

Nuestra comunidad presentó los argumentos por los cuales no está de acuerdo en la intervención de la Unicen en territorio sagrado, dado que nuestro pueblo tiene su propio conocimiento ancestral que ejercen las autoridades espirituales tales como Machi, Logko Gijatufe, Pillan Kushe.

Ellos son quienes deben determinar hasta donde es Cementerio, cuantos de los nuestros están enterrados y cuales son las formas de convivencia entre nuestros muertos y nosotros. Por lo cual, la primera demarcación territorial le corresponde a nuestras machi.

Luego, existen documentos y archivos históricos que han nombrado su existencia. Hemos propuesto que debería construirse un instrumento de dialogo de saberes para que las Machi, los Logko Gijatufe, las Pillan Kushe autoricen si fuera el caso a los «científicos» a ingresar a hacer sus estudios en el Cementerio Mapuche histórico.

Los abuelos y abuelas muertas no son propiedad de ninguna comunidad en particular sino son de la totalidad del pueblo mapuche. Por lo cual si nuestra comunidad no está de acuerdo con la investigación porque sostiene que hay transgresión a nuestros muertos y a todas las placentas de nuestros hij@s entregadas al miñche mapu, en agradecimiento a la madre tierra no se puede realizar.

Esto causaría un daño a la vida de nuestros hijos y de la salud de los mismos. Como así también al proceso que nuestros muertos han realizado en ese espacio volviéndose territorio: mapuluwün.

Falta a la verdad el Sec. Legal y Técnico José Diz cuando afirma que hubo un llamado a una Audiencia Pública para dar a conocer los términos del Convenio el 17 de marzo próximo pasado. No hubo llamado público, no hubo reglamento, no hubo actas, ni documentos que acredite la propuesta de cada comunidad. Confunde el objetivo de una audiencia pública que tiene el fin de informar con un instrumento de consulta que es el de dar el Consentimiento.

¿Qué tipo de ética y práctica profesional tiene la Decana de Ciencias Sociales Gabriela Gamberini? Niega con sus actos aceptar la disidencia dentro del pueblo mapuche de no consentir la intervención de la Casa de Altos Estudios para la cual trabaja. Niega al sujeto de derecho colectivo que somos como pueblo mapuche (el cual aprendió y sabe disentir y respetar la disidencia) cuando no responde la Carta Documento enviada el 21 de abril por nuestra comunidad, ninguneando nuestro pedido de información.

Queremos contarle que la Universidad para la que trabaja es pública. Los y las mapuche, ciudadanos argentinos también, le pagamos su salario aunque pertenezcamos a la nación mapuche. El derecho a la información es un derecho que debe respetar también Ud. Niega Ud. el conflicto existente cuando discursea un consenso que no existió entre las comunidades. Y en la acción de firmar dicho Convenio muestra el oscuro entramado de escribir el texto del Convenio para las «comunidades amigas» con el susurro de la gestión Cambiemos. Prueba de la verdad que declaramos es que en la letra del Convenio Específico no se escribió el nombre de nuestra comunidad Epu Lafken. Quiere decir que ya estaba todo arreglado de antemano sin nuestro consentimiento para la foto del 8 de Septiembre.

Quisiéramos manifestar que muy a pesar de la Decana de Ciencias Sociales de la Unicen, Gabriela Gamberini y del Intendente Municipal de General Viamonte Franco Flexas este país eligió vivir en un Estado de Derecho. Que el autoritarismo académico se le nota mucho a la Decana. Es el mismo Estado Argentino, genocida del pueblo mapuche, el que sostiene un sistema jurídico que garantiza nuestro derecho a dar o no dar consentimiento a cualquier proyecto sobre nuestro territorio mapuche. Cuanto más si en ese territorio honramos a nuestros ancestros.

Con nosotros todo, sin nosotros nada.

Diez veces venceremos! Marichiwew! Comunidad mapuche Epu Lafken. Los Toldos».

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente