martes, febrero 27, 2024

Piñera atenta contra la Werkenización de las comunicaciones del Pueblo Mapuche

En Wallmapu y en las ciudades han surgido varias iniciativas comunicacionales que han sido claves para defender los derechos colectivos del Pueblo Mapuche y por tanto las restricciones a comunicar e informar ahora se acrecientan.

15 de junio de 2020

Por Patricio Melillanca 

En momentos de Estado de Excepción Constitucional, en que existen restricciones a la movilidad de las personas como una medida precautoria para detener el contagio del Covid-19, el régimen de Piñera también ha hecho avanzar estas limitaciones hacia el libre ejercicio de la profesión periodística y de comunicadores, especialmente de los medios que no son empresa y por tanto no están registrados en el Servicio de Impuestos Internos.

El permiso que entrega la policía para que trabajadores puedan movilizarse a sus lugares de empleo, y en el caso de la prensa, hacia donde tengan que reportear o realizar su labor comunicacional, ahora solo se entregará a las empresas, las cuales deben estar registradas en el SII. Ya no sirve la credencial periodística.

En el caso del Pueblo Mapuche, esta medida atenta contra la Werkenización de las comunicaciones y el derecho a buscar, investigar y difundir información en estos tiempos de pandemia. En Wallmapu y en las ciudades han surgido varias iniciativas comunicacionales que han sido claves para defender los derechos colectivos del Pueblo Mapuche y por tanto las restricciones a comunicar e informar ahora se acrecientan.

En las comunidades, sobre todo donde se han producido hechos de violencia y asesinatos, allanamientos de viviendas y escuelas, los werkenes han sido claves para denunciar estos atropellos. Los werkenes, comunicadores mapuche, con todas las medidas de seguridad sanitaria en estos tiempos de pandemia, han estado realizando su trabajo de intercambiar los mensajes entre las comunidades. Todo este sistema de comunicación mapuche ahora se ve amenazado por esta nueva restricción al derecho a la comunicación, información y movilidad de los peñi y lagmienes.

Esto ocurre además en momentos en que, aparte de las empresas periodísticas y de comunicación registradas en el SII, existe un universo paralelo mucho más amplio de soportes, vías de comunicación y personas que mantienen informada a organizaciones, comunidades y familias. Restringir el ejercicio de estos comunicadores, periodistas y werkenes atenta contra los derechos a la comunicación que como pueblo mapuche tenemos.

En mapuexpress apostamos al modelo de werkenizar las comunicaciones y en esta estrategia, los werkenes son centrales, y los medios que cada comunidad u organización mapuche establece también son la base de la defensa de nuestros territorios, de nuestra historia y de nuestro derecho a la autodeterminación.

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente