domingo, julio 21, 2024

Amplio y categórico rechazo de territorios en Curarrehue a invasión hidroeléctrica

Foto: L.J Groth

Los proyectos hidroeléctricos Puesco – Momolluco y la de la línea de transmisión de Epril han sido rechazados por la población local y la institucionalidad pública, iniciativas inviables y atentatorios al desarrollo y cultura local, así lo ha manifestado el Consejo Medio Ambiental de Curarrehue.

Parte de esta inviabilidad, queda demostrada porque el proyecto además afectaba al Parque Nacional Villarrica: “Área Protegida, creada a partir del Decreto N°2236 del 28 de noviembre de 1940, que tiene la finalidad de cumplir con los siguientes objetivos: Proteger la flora y fauna que encierra su superficie; Proteger las bellezas escénicas que contiene; Conservar sus rasgos geomorfológicos; Proteger su riqueza hídrica; Contribuir a la conservación del medio”, indicaba Angela Muñoz dirigente del Consejo Ambiental.

La organización ha destacado que existe una férrea oposición en todos los territorios de la  esta comuna  “En reuniones con Comunidades Mapuches y conversaciones con dirigentes y vecinos, manifiestan su negativa rotunda a la instalación de estos proyectos. Los territorios en oposición son Puesco, Caren, Trankura, Rinconada, Puala, Flor del Valle, Maichin, Maite, Curarrehue, Panqui, Catripulli, Loncofilo, Santa Elena y Casa de Lata entre otros de Curarrehue, y varias organizaciones y comunidades de Pucón”.

Asimismo, se señala que son múltiples las amenazas para el territorio y diversas representaciones de las organizaciones locales han hecho llamados a no dejarse engañar por estas empresas invasivas que buscan lucro a costa de la afectación de territorios y en desmedro de los derechos de los habitantes locales.

El Movimiento los Ríos Nos Unen ha manifestado también: “Aún tenemos un desafío enorme respecto a los proyectos hidroeléctricos. Actualmente Hidro Añihuerraqui, Pangui, Llancalil, Remeco y Resfaloso causan un daño enorme a nuestras comunidades vulnerando derechos y faltando a la verdad lo que obliga a nuestros vecinos a enfrentarse diariamente a situaciones violentas contra su voluntad. ¿Tú qué harías si no pudieses vivir tranquilo en tu propia casa?”

Las manifestaciones de rechazo siguen activas y desde ya se ha anunciado que Curarrehue ya tiene definido sus prioridades de desarrollo, que ha sido la expresión de autoridades tradicionales, organizaciones sociales, comunitarias, territoriales e incluso, municipales, quienes sostienen que proyectos hidroeléctricos, geotermia, mineros, pisciculturas salmoneras, forestales, no son de interés ni necesidad.

 

Curarrehue, como han señalado diversas expresiones locales, busca un desarrollo basado en la pertenencia identitaria y cultural, sustentable, con iniciativas que se basen en el respeto entre las personas con el medio o naturaleza, sin alteración, existiendo múltiples iniciativas que se forjan, varias sostenidas bajo principios del rescate de conocimientos ancestrales y proyecciones interculturales.  

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente