¡Berta Cáceres Vive! Manifestación internacional que exige justicia

Comparte este artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Se cumple un año del asesinato de  Berta Cáceres. Desde Honduras su organización de base señala lo siguiente: “Creían de esta forma acabar no solo con la lideresa reconocida en todo el continente latinoamericano y el mundo, sino acabar con una idea, con una lucha, con un proyecto político; acabar con una organización de la que fue fundadora e hija a la vez, el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras)”.

Hace ya un año se cometió el crimen que acabó con la existencia física de Berta, temibles intereses se confabularon para diseñar y ejecutar la acción con la que se quiso acallar la voz de la lideresa y fiel exponente de la resistencia ancestral indígena y hondureña.

Por su parte, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras hizo un llamado global para que este 2 de marzo, al cumplirse un año del asesinato de Berta Cáceres, se lleven a cabo plantones (manifestaciones) ante las embajadas de Honduras en los diferentes países con el objetivo de seguir exigiendo justicia.

La Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres se suma a la campaña #JusticiaParaBerta y convoca a manifestarse el jueves 2 de marzo frente a la Embajada de Honduras, a las 13:30 horas, en calle Zurich 255, comuna de Las Condes en Santiago.

Cabe señalar que recientemente se ha revelado que los asesinos de Berta Cáceres fueron entrenados en EEUU. La información se basa en registros de las fuerzas armadas hondureñas y en documentos judiciales a los que accedió la periodista Nina Lakhani, quien publicó un artículo en el diario inglés The Guardian el martes 28 de febrero.

Según estas fuentes, el mayor Mariano Díaz Chávez y el teniente retirado Douglas Giovanny Bustillo recibieron en 1997 entrenamiento en la tristemente célebre Escuela de las Américas, que formó durante décadas a las fuerzas militares latinoamericanas en la Zona del Canal de Panamá y desde 1984 fue localizada en Fort Benning, Georgia, bajo el nombre de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad.

Berta Cáceres llevaba años recibiendo graves amenazas de muerte, llegando incluso a ser encarcelada por su labor en la defensa de los derechos indígenas, y por lo mismo contaba con medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Berta Cáceres y el COPINH, habían venido siendo víctimas de hostigamientos por parte del Estado hondureño a través de la Policía Nacional, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) e incluso la jerarquía de la iglesia Católica, dado que el cardenal Óscar Andrés Rodríguez prohibió a los feligreses organizarse en COPINH y escuchar sus medios de comunicación comunitarios.

Berta Cáceres y el Copinh apoyaron a el caserío (poblado) Güise en Intibucá, sin embargo este fue desalojado violentamente y el caserío destruido el 25 de febrero de 2016. Berta había ofrecido una rueda de prensa en la que denunció que cuatro dirigentes de su comunidad habían sido asesinados y otros tantos habían recibido amenazas. Una semana después sería asesinada en su hogar por sicarios.

La mañana del 3 de marzo de 2016 Berta Cáceres se encontraba en su vivienda, preparándose para presentar alternativas al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en la misma vivienda se encontraba el ambientalista mexicano Gustavo Castro. Los asesinos forzaron las puertas de su vivienda en La Esperanza para cometer el crimen,  posteriormente Castro escuchó cuando Berta preguntó: «¿Quién está ahí?», y un sicario le disparó y la mató e hirió a Gustavo Castro.

El 1 de octubre de 2016, María Luisa Ramos, magistrada de la Corte Suprema de Apelaciones Penal, quien tenía en su poder los expedientes del asesinato de Berta Cáceres, fue asaltada, y los expedientes fueron robados.

Hasta ahora van ocho personas capturadas y señaladas como responsables del asesinato. Tres de ellos son militares hondureños, quienes habrían actuado de sicarios a favor de los intereses empresariales hidroeléctricos que involucra una alianza comercial para construir cuatro represas hidroeléctricas. Los actores son:  La compañía china Sinohydro (la mayor compañía constructora de presas del mundo), la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial y la compañía hondureña Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) (ver también Empresa Nacional de Energía Eléctrica).

VER VIDEOS

Intervención de Berta Cáceres  Premio Goldman 2015

https://youtu.be/AR1kwx8b0ms

Ver Video a 1 años de su siembra

https://youtu.be/Mw2Kh96n09g

Documental: Berta no murió, se multiplicó / Realizadoras-es: Los Tejemedios

https://youtu.be/mlNrqoklC_s

Documental: Berta Vive / Realizadora: Katia Lara y Terco Producciones

https://youtu.be/p5IPQpjA1ic

Fotografía portada: Red Tz’ikin