sábado, julio 13, 2024

Mira lo que pasó en el Encuentro de Invierno de Semillas Libres

 

Hace unos pocos días, precisamante el domingo 10 de agosto la Red de Semillas Libres levantó bandera en el parque Quinta Normal. Desde el Huerto Yungay se hizo una invitación abierta y cariñosa a tod@s los amig@s de las semillas libres y la cultura libre. ¡Por lo que obvio que estuvimos ahí!

 

 

 

Nuestra querida amiga Luzmila, guardiana de semillas, nos invió además a participar de un conversatorio sobre semillas, patentes y cultura libre. Así dijimos que sí y fuimos. Entre los asistentes amig@s estuvimos Monin, Stgo. Arcos, Berni, Pamela, Luzmila, Pineda, Lucía Sepúlveda, Mariana, Marcela y Desisla 🙂 y como 100 personas más.

 

 

 

Como es natural, comenzó algo más tarde de lo fijado, la vocera de la Red de Semillas Libres, Valentina, habló en la apertura de la actividad mostrándose muy contenta con la asistencia y concedió la palabra a los asistentes para presentarse.

 

 

 

Habían quienes viven en el barrio, pero también quienes viajamos desde otros lugares de la ciudad, de Valparaíso también, desde Pirque, San Jose de Maipo, La Pintana, Peñalolen; acudimos a la actividad con el fin de compartir e intercambiar las semillas que defiende, hace circular y cultiva esta red.

 

 

 

Entonces pasamos al tiempo de intercambio: había quienes tenías acelgas, porotos de diversas variedades, maíz resistente al climas extremos, papas, tabacos, etc. Había también una mesa en que se dispuso de diversa bibliografía sobre semillas, huertos y cultivos.

 

 

 

Luego de almorzar, algunos fuimos por unas papas fritas y algo de fruta (que encontramos cruzando el santuario que da a la salida norte del parque), otros se avisparon y almorzaron comida rica que cocinaban en el huerto. Conversamos con algunos chicos que se interesaron en conocer más del trabajo de Cultura Libre, así que hablamos un poquito de fortalecer el tejido social y hacer redes, además del conocimiento libre y bienes comunes.

 

 

 

Pasamos al conversatorio; que pasó a ser un ‘Conversatorio de Paz’, una dinámica shuper hippie que no tenía mucho que ver con con conversatorio en que todos podamos hablar y opinar. Creo que el chico con barba que dirigió la dinámica no cacha de que se trata un conversatorio, de todas maneras se pudo hablar de proteger las semillas como algo de todos, de lucha contra el proceso de apropiación y capitalización que sufren por parte de las empresas, etc.. Igual, más allá de eso, fue simpático.

 

 

 

Por último, pasamos a la música, en que la banda invitada era Hoppo. La desconocía del todo pero ahí me enteré que la mitad de la banda es de la buenísima y conocida Café Tacuba, así que ¡de lujo! Una música luminosa, acorde al ambiente grato y amoroso que se formó durante el día. EL vocalista, Rubén, un tipo muy expresivo y carismático logró capturar a la audicencia y hacerla participar con los sonidos exquisitos desconectados de los instrumentos que tocaban los hermanos músicos.

 

 

 

Y así, hasta tardecita, en que cerramos la jornada tomando un vasito de vino con sopaipillas y comentando nuestras futuras actividades y haceres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- Advertisment -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo Más Reciente